UEL: Sevilla volvió a conquistar Europa

Partidazo con un primer tiempo a pura emoción y resultado conocido para el claro dominador de la competencia. Sexto título en igual cantidad de finales y la mística sigue intacta.

No hay caso, esta copa solamente queda bien en las vitrinas del Pizjuán. El romance está más vivo que nunca, porque Sevilla derrotó 3-2 a Inter y se consagró campeón de la Europa League, por sexta vez en su historia.

El legado que inició Juande Ramos y que recogió Unai Emery ahora tiene su continuidad a salvo de la mano de Julen Lopetegui. No importa si en algún momento se ve al equipo fuera de competencia, superado por su rival o simplemente en un mal día: Sevilla siempre está y saca fuerzas de donde pareciera no tener para revertir cualquier tipo de inconveniente.

A veces con fútbol, otras con garra, muchas con ambas … lo de los andaluces es digno de admirar porque se han ganado un respeto gigante y la definición de mística es la que mejor le cuadra a este grupo de guerreros hambrientos.

Y eso que la contienda sostenida en Köln no empezó nada bien para los españoles. El que cede la pelota y espera a que el adversario tome la iniciativa tuvo una rápida recompensa, cuando recién se acomodaban en el partido.

Es que a los 5´ fue Inter quien agitó el árbol y consiguió que el fruto del gol cayera. Mal retroceso de la defensa andaluza y Romelu Lukaku escapó a su control. Al pisar la tierra prometida, el belga fue derribado por Diego Carlos y el árbitro Makkelie sancionó penal. Temple de acero para Lukaku y tempranea apertura del marcador para los italianos.

Lejos de amedrentarse, los de Lopetegui se ciñeron a su plan y con paciencia encontraron la igualdad 7 minutos más tarde. El balón se movió de un lado a otro y le quedó a Jesús Navas, que estaba estacionado en la derecha. Celestial centro del símbolo sevillano y perfecta palomita de Luuk De Jong para vencer a Samir Handanovic.

Sevilla gozó de buena salud porque a los 33´ dio vuelta el marcador. Excelsa pegada de Ever Banega en un tiro libre en forma de centro y aún mejor el cabezazo bombeado de De Jong para sellar su doblete. Tercer grito consecutivo para el neerlandés, que parece ganarse el mote de “jugador de los goles importantes”.

De Jong dijo que sí e imprimió factura por duplicado (Foto: SportsCenter)

Sin embargo, fue inmediata la respuesta interista (y por la misma vía). Marcelo Brozovic no quiso ser menos que Banega y colocó una bola en la cabeza de Diego Godín y resultado nivelado en 35 minutos de partido.

La diferencia estuvo en el pie del goleador, que no estuvo fino en su hábitat natural y que encima metió la pata en su propia área.

A los 65´, Lukaku otra vez se fue solito y solo para enfrentar a Bono pero el arquero sacó el fuego inolvidable con una tapada que vale una copa. Y 9 minutos más tarde, la calamidad volvió a llamar a la puerta del delantero belga.

Banega con su habitual centro al corazón del área en una pelota parada y Godín rechazó a medias de cabeza. Diego Carlos se animó a una chilena y en el camino se interpuso el pie de Lukaku, para dejar inmóvil a Handanovic. Se lo damos al defensor brasileño por la espectacular pirueta.

“Escape a la victoria” versión 2020. Fantástica chilena de Diego Carlos y nuevo título para Sevilla (Foto: Europa League Twitter)

Inter fue a la carga con una bola cruzada que le quedó incómoda a Víctor Moses. Rebote para la posición de Alexis Sánchez y el chileno le dio con lo que pudo ante el achique desesperado de Bono. Dramática escena con el cuero en cámara lenta rumbo al arco y Koundé in extremis salvó el empate italiano.

Se bajó la cortina del ánimo en el “Nerazzurro” y como el reloj era el aliado perfecto para los ibéricos, las chances de un nuevo empate italiano se desvanecían.

Sevilla lo hizo de nuevo y su palmarés europeo es perfecto. Ganó todas las finales de Europa League que jugó y todavía no encontró la horma de su zapato.

Alguna vez el cantautor andaluz Rafael González-Serna dijo que “el principio es la palabra y la palabra es Sevilla. Pues bien, su grandeza europea pareciera no tener fin.

Síntesis:

Sevilla (3): Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos (Gudelj) y Reguilón; Joan Jordán, Fernando y Banega; Suso (F. Vázquez), Ocampos (Munir) y De Jong (En-Nesyri. DT: Julen Lopetegui.

Inter (2): Handanovic; Godín (Candreva), De Vrij y Bastoni; Gagliardini (Eriksen), Brozovic, Young, D´Amborsio (Moses) y Barella; Lautaro Martínez (Alexis Sánchez) y Lukaku. DT: Antonio Conte.

Árbitro: Danny Makkiele (Países Bajos)

(Foto Principal: Europa League Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*