UEL: Inter demolió a Shakhtar y es finalista

La fuerza aérea + el oportunismo de Lautaro y Lukaku fueron la fórmula crucial para un “Nerazzurro” que regresa a una definición europea luego de 10 temporadas. Irán por el trofeo ante Sevilla, invicto en finales continentales.

En un canto a la eficacia y la contundencia, Inter aplastó 5-0 a Shakhtar Donetsk en el Merkul Spiel Arena de Düsseldorf y decidirá el trofeo de la Europa League ante Sevilla.

Un segundo tiempo de película para los dirigidos por Antonio Conte, que sacaron el máximo rédito de las ocasiones generadas. Le prestó casi todo el tiempo la pelota a los ucranianos pero los obligó a ir a buscarla adentro en 5 ocasiones.

Un inicio demasiado táctico y bien parecido a una partida de ajedrez. Aunque a diferencia del “deporte ciencia”, los escaques del tablero tenían a sus piezas intactas, como si no se hubiesen movido durante el primer cuarto de hora.

Los ucranianos dispusieron de la posesión del balón pero les costó amigarse con él y distribuirlo de manera productiva. Inter cedió el protagonismo y esperó agazapado por alguna contra que alimentase a su circuito de ataque siempre bien dispuesto.

Hasta que el error es un factor presente en todo momento y una falla en la salida posibilitó el primer gol del partido. Flojo el arquero Andriy Pyatov con el pie y un rechazo suyo fue capturado por Nicoló Barellá. Preciso envío hacia el punto del penal y perfecto cabezazo goleador de Lautaro Martínez, para abrir la cuenta a los 19´.

El festejo de Lautaro para un Inter que está en la dulce espera de la final (Foto: Diario Marca)

A un Shakhtar golpeado lo lastimaban las pelotas cruzadas y un centro desde la izquierda de milagro no fue conectado de lleno primero por Romelu Lukaku y luego por Lautaro en el rebote.

Barellá hacia estragos por la derecha y se movió como pez en el agua. Una escalada cual 7 bravo terminó con un disparo del sardo bien resulto por Pyatov al tiro de esquina.

La idea de base de los ucranianos no era mala: movía la bola con toques cortos y llegaba limpio casi hasta la puerta del área del “Nerazzurro”. Pero se quedaba sin argumentos en los metros finales, como aquellas series televisivas novedosas cuyos guionistas no saben cómo terminarlas.

La sensación que dejó el primer tiempo es que Inter fue más peligroso sin la pelota que Shakhtar con ella. Los 3 centrales cumplieron su rol con mucha concentración y el medio campo presionó con un esfuerzo físico admirable.

El único tiro al arco por parte de los ucranianos fue un derechazo de Marcos Antonio desde afuera del área, como último recurso al tiki tiki. Balón apenas alto en lo que fue la única llegada de riesgo de los comandados por el luso Luis Castro.

La tónica del 69 % de posesión ucraniana contra el escaso 31 % de Inter no se modificó para el segundo capítulo. Pero los de Conte se ajustaron a su plan porque sabían que en cualquier contraataque lo liquidaban.

Lautaro casi consigue el segundo con una patriada propia. Primereó a Davit Khocholava – con plancha evidente para mi gusto – y después quiso sorprender a Pyatov con un toque de emboquillada. Gran respuesta del portero para mantener con vida a su equipo.

Un descuido en la marca dejó a tiro del empate a Shakhtar. Centro de Mativenko desde la izquierda y Junior Moraes cabeceó increíblemente solo. Le salió demasiado al medio, donde estaba el siempre bien ubicado Samir Handanovic para conjurar el peligro.

Y fue de inmediata la respuesta interista por la misma vía, para darle la sentencia al partido. A los 64´, córner de Marcelo Brozovic desde la derecha para el notable salto y mejor y testarazo de Danilo D´Ambrosio. La diferencia estuvo en el juego aéreo, donde el “Nerzzurro” sacó el máximo provecho.

La goleada tomó forma por otro error de Shakhtar. Stepanenko se durmió una siesta cuando recibió la pelota y Brozovic le robó la pelota. Réplica fulminante con un pase para Lukaku, quien buscó a Gagliardini que picaba. Finalmente, quien se llevó el preciado objeto del deseo fue Lautaro, que colocó la bola junto al vertical izquierdo y puso el 3-0 a los 74´.

Se le cayó por completo la estantería al equipo ucraniano e Inter no lo perdonó. Minuto 78 y otro mal pase hacia el medio fue interceptado por Lautaro Martínez. Habilitación perfecta para Romelu Lukaku, quien se tomó su tiempo para batir a Pyatov con un zurdazo cruzado.

Lukaku no quiso ser menos que el bahiense y cosechó su doblete a los 83´. El belga recibió un toque corto en 3/4 de cancha y le caminó por encima a su marcador Khcholava con un regate corto. Veloz carrera a pura potencia y al pisar la tierra prometida le metió un túnel al sufrido de Pyatov. Golazo del “Búfalo”, un animal salvaje dentro del área.

Nada como ir juntos y marcar par (Foto: Who Scored)

El recién ingresado Sebastiano Espósito casi mete la media docena. Inter estaba para patear en el piso a un devastado Shakhtar, que jamás se recuperó del segundo grito italiano.

El “Nerazzurro” vuelve a por un título continental tras 10 años de ausencia. Esa Champions obtenida con el sello de José Mourinho ante Bayern Münich en la temporada 2009-10 (previa semifinal con Barcelona), fue el último destello europeo para uno de los grandes de Italia. Enfrente estará el que ya conoce de este tipo de definiciones y que jamás se fue derrotado en una final: Sevilla y su mística europea, el maridaje perfecto que Inter buscará que termine en divorcio.

Síntesis:

Inter (5): Handanovic; Godín, De Vrij, y Bastoni; D´Amborsio (Moses), Barellá, Brozovic (Sensi), Gagliardini y Young (Biraghi); Martínez (Eriksen) y Lukaku (Esposito). DT: Antonio Conte.

Shakhtar Donetsk (0): Pyatov; Dodó, Krystov, Khocholava y Mativenko; Marlos (Konoplyanka), Marcos Antonio, Stepanenko, Alan Patric (Solomon) y Taison; Junior Moraes. DT: Luis Castro.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia)

(Foto Principal: Inter Argentina Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*