UEL: El clásico de Londres tendrá su versión europea

Los “Gunners” pasaron sin sobresaltos en Valencia mientras que los “Blues” tuvieron que recurrir a los penales en casa. Será la primera final entre equipos ingleses y de la misma ciudad.

Parece que Archie Harrison – el bebé real de Meghan Markle y el príncipe Harry – vino con una pelota debajo del brazo. Es que el momento del fútbol inglés es insuperable: 4 equipos animarán las finales continentales y es algo realmente histórico.

Arsenal desplegó sus mejores armas y derrotó 4-2 a Valencia en su visita al Nuevo Mestalla, para redondear un global de 7-3 y clasificarse para la gran definición de la Europa League.

El sello de Unai Emery lo hizo posible y los “Gunners” ratificaron su condición de candidatos en un reducto complicado. No había que confiarse luego del 3-1 obtenido en el Emirates … más aún con lo que se vio en las dramáticas definiciones de la Champions League.

Los “Ches” se ilusionaron con enderezar su embarcación y a los 11 minutos iniciaron el abordaje. Por la izquierda la armó Rodrigo y un centro rasante al segundo palo para la solitaria entrada de Kevin Gameiro, quien abrió el marcador.

Pero no le duró demasiado la llama de la esperanza al conjunto local porque 8 minutos más tarde llegó el mazazo de los británicos. Un pelotazo largo desde el propio campo tuvo 2 cabezazos imperfectos de Gabriel Paulista, en sus intentos por despejar. Alexandre Lacazette aprovechó la siesta del zaguero brasileño y habilitó a Pierre-Emerick Aubameyang. Preciosa definición de la pantera gabonesa con el revés del pie derecho y el empate que fue todo un quiebre.

Para colmo de males, apenas iniciado el complemento lo españoles sufrieron una estocada decisiva. Minuto 50 y la presión en la izquierda de la defensa sobre la posición de José Gayá dio resultado. Lucas Torreira se hizo del balón y se lo cedió a Lacazette. El galo aguantó la pelota y buscó el resquicio justo para sacar una media vuelta que se coló junto al poste izquierdo de Neto. Un 2-1 que sonaba a cosa juzgada.

Herido en su orgullo, Valencia consiguió la igualdad 8 minutos más tarde, cortesía de Gameiro. Rodrigo disparó desde la derecha y el francés partió habilitado para meterse dentro del arco con pelota y todo. No alcanzaba, era necesario convertir 3 goles más.

Los “Gunners” tuvieron la mente fría ante cualquier intento de hazaña valenciana y esperaron por alguna contra para liquidar el pleito de una vez por todas. Y a los 69´ volvió a aparecer la capacidad goleadora del artillero de Gabón.

Un equipo español que se durmió en una pelota parada (esta película ya la vimos). Dani Parejo protestó una falta y todos se quedaron desconcentrados. Los ingleses jugaron rápido y un bochazo largo hacia la derecha tuvo como destinatario a Ashley Maitland-Niles. Gran regate para dibujar a Gayá y desborde para tirar el centro de la muerte. Perfecto anticipo de Aubameyang y 3-2 arriba el visitante.

El póker se completó con ese tiki-tiki marca registrada de Arsene Wenger. Minuto 88 y el recién ingresado Guendouzi construyó una pared con Mkhitaryan. El armenio le metió un pase quirúrgico al afinado Aubameyang y el gabonés le rompió el arco a Neto, para llevarse la pelota a su casa y redondear el 4-2 definitivo.

Implacable Aubameyang con un triplete que metió a los “Gunners” en su séptima final europea (Foto: Ellensburg Daily Record)

Definición no apta para cardíacos en Stamford Bridge: Chelsea y Eintracht Frankfurt empataron 1-1 – tal como ocurriera en Alemania – y debieron decidir en los penales. Allí los anfitriones se impusieron 4-3 y confirmaron la hegemonía inglesa en la presente temporada europea.

A los 28´ los “Blues” inauguraron el marcador gracias a la sabiduría de Eden Hazard. El belga entretuvo la redonda en la banda izquierda y juntó rivales esperando el desmarque de algún compañero. El elegido fue Ruben Loftus-Cheek y el pase entre líneas vino para él. Precisa definición del volante nacido en Guyana porque abrió su pie derecho y ubicó el cuero al otro palo del arco defendido por Kevin Trapp.

Pero a los 4´ de la etapa final, los germanos demostraron su ADN del “rendirse jamás”. Largo envío desde la mitad de la cancha de Danny da Costa para un Luka Jovic que mató la pelota con el pecho. Fue un pase para Mijat Gacinovic, quien devolvió la gentileza para la nueva sensación del fútbol alemán. Temple de acero para el serbio porque colocó la bola donde quiso y dejó todo como al principio.

No volvieron a lastimarse y la batalla se encaminó derechito al suplementario. Lejos de bajar la intensidad, hubo situaciones de riesgo como para evitar los penales, pero las reacciones defensivas permitieron el status quo.

Luego de un centro desde la izquierda, Sebastien Haller definió algo forzado con su pierna izquierda y agarró caminando a Kepa y la redonda viajó en cámara lenta hacia el arco. Pero David Luiz salvó in extremis en la raya y los corazones ingleses volvieron a latir.

El propio Haller lo tuvo de cabeza tras un tiro de esquina de De Guzman y esta vez el salvador fue Davide Zappacosta, quien desvió en la línea de gol con un testarazo.

Si con esto no se torció la historia, los penales serían la única salida. Y allí lo mental y lo físico tuvo su rol importante.

Patearon primero los alemanes y Haller convirtió el suyo. Barkley empardó el score y Jovic le devolvió al ventaja al visitante. El turno de Azpilicueta y un disparo tan anunciado que lo adivinó Trapp. De Guzmán puso el 3-1 y Jorginho acortó la distancia. El austriaco Hinteregger quiso asegurar el suyo con un zurdazo bajo al medio y Kepa se quedó parado para detenerlo.

David Luiz puso el 3-3 y volvió a estallar Stamford Bridge con la atajada de Kepa ante el disparo del portugués Paciencia. Quién mejor que Eden Hazard para ponerle el sello decisivo y el belga no defraudó: remate cruzado y boleto a Bakú para enfrentar a su clásico rival.

¡KEPAradones! del portero: lejos del morbo por el affaire Sarri en la última definición por penales, el vasco fue el héroe sin capa (Foto: Fox Sports Asia)

Arsenal y Chelsea protagonizarán el duelo decisivo, en el inédito destino de Azerbaiján. El 29 de mayo se verán las caras en lo que será el tercer enfrentamiento europeo: ya midieron fuerzas en los cuartos de final de la UCL 2003/04.

Europa se rinde a los pies de Inglaterra y la pelota llevará un nuevo himno nacional: –“Dios salve al fútbol”.

(Foto Principal: Europa League Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*