UCL: Ter Stegen salvó a Barcelona de la derrota

El arquero alemán fue profeta en su tierra y mantuvo la valla en cero frente a un incisivo Dortmund. Inter estuvo a punto de perder (y también de ganar) en casa frente a los checos. Napoli castigó al vigente campeón y Salzburgo le encajó un set a Genk.

Suena la música más maravillosa en el “Viejo Continente” porque ahora sí comenzó la fase de grupos en la LXV edición de la UEFA Champions League. En efecto, la Chaaaaaampiooooons tuvo su martes deluxe porque algunos pesos pesados salieron al verde césped.

Por el Grupo F, Borussia Dortmund y Barcelona no se sacaron ventajas y terminaron 0-0 en el Signal Iduna Park. Resultado mentiroso porque los germanos hicieron todo para ganar, pero se encontraron con un muro infranqueable llamado Marc Andre Ter Stegen.

Con Lionel Messi entre los suplentes (aún no está al 100% luego de su lesión) y sus 2 fichajes estrellas – Frenkie De Jong y Antoine Griezmann – que parecieron no encajar de lleno en el andamiaje del equipo de Ernesto Valverde, los “Culés” visitaron un escenario complicado y sintieron el verdadero rigor alemán.

Los del suizo Lucien Favre fueron protagonistas y circularon el balón con criterio e inteligencia. Las constantes proyecciones de Rapahel Guerreiro por el andarivel izquierdo, el tándem Axel Witsel / Thomas Delaney para copar el mediocampo + la silenciosa pero efectiva labor de Thorgan Hazard fueron de lo más parejo en un equipo muy ordenado.

A los 56´, Jadon Sancho lo volvió loco a Nelson Semedo en el fondo de la cancha y un par de enganches del joven inglés terminaron con un pisotón del portugués dentro del área. Penal que Marco Reus ejecutó y la figura de Ter Stegen comenzó a agigantarse, con una gran tapada y una aún mejor resolución en el rebote.

Los germanos inclinaban la cancha y el portero del “Barsa” evitaba una y otra vez los embates. Y cuando no fue él, quien se vistió de salvador fue el travesaño, que le negó el grito de gol a Julian Brandt.

Lionel Messi ingresó para jugar la última media hora y casi que ni gravitó. Demasiado premio (y mejor negocio) para Barcelona este empate fuera de casa, con una imagen deslucida.

El otro encuentro del grupo también terminó en tablas. En el Giuseppe Meazza, Inter salvó la ropa sobre el final e igualó 1-1 ante Slavia Praga.

Señal de alarma para los dirigidos por Antonio Conte, que una vez asomados fuera de la frontera no supieron como vulnerar a un conjunto checo que les dio más de un dolor de cabeza.

Precisamente el visitante sorprendió al inaugurar el tanteador en el minuto 63. Peter Olayinka lo buscó a su compañero Jaroslav Zeleny, quien sacó un potente disparo. Salvada a medias de Samir Handanovic y el rebote le quedó servido al propio Olayinka. El nigeriano con absoluta tranquilidad se puso cómodo y sacudió la red italiana para silenciar a un poco más de 50 mil almas.

Pero el “Nerazzurro” mostró amor propio y estableció la paridad en el segundo minuto de tiempo agregado. Tiro libre de Stefano Sensis que dio en el travesaño. La jugada siguió y Nicolo Barellá se animó a pegarle de sobrepique. La bola mansamente volvió a rebotar en el césped y se coló junto al palo derecho, para desatar el delirio local.

Y pudo haberlo ganado Inter en la última jugada del partido. Un centro desde la derecha de Sensi contó con un cabezazo a quemarropa de Romelu Lukaku. La atajada de Ondrej Kolar fue espectacular y esas manos que curan evitaron cualquier tipo de sacrificio.

El desahogo de Barellá por el postrero empate (Foto: beIN Sports)

Napoli se hizo fuerte en casa y derrotó 2-0 a Liverpool, en un partido válido por la Zona E. Los “Azzurri” reventaron el San Paolo – justo a 35 años del debut oficial de un tal Diego Armando Maradona en el equipo – y sobre el final le borraron la sonrisa al vigente rey europeo.

El partido se abrió a 8 minutos del epílogo, con un polémico penal sancionado a favor del equipo dueño de casa. José María Callejón se internó en la tierra prometida y enganchó ante la marca de Andrew Robertson. El español buscó el contacto del defensor escocés y cayó dentro del área. El árbitro alemán Félix Brych consultó con el VAR y marcó la pena máxima. Dries Mertens le dio con alma y vida para desbloquear el score.

La confusión de los “Reds” fue tal que solitos se hicieron el segundo gol. A los 92´, Napoli toqueteaba en la banda derecha y un mal pase atrás de Virgil van Dijk (¿vieron que era humano?) habilitó a Fernando Llorente. El español aprovechó el regalo y batió a su compatriota Adrián, para liquidar el pleito y anotarse una importante victoria.

Mertens tomó el volante y condujo a Napoli a un triunfo vital (Foto: Depor Perú)

La otra batalla de la zona fue un tanto desigual. En el Red Bull Arena de Wals-Siezenheim, Salzburgo aplastó 6-2 a Genk con un primer tiempo de novela.

Apenas 45 minutos les alcanzaron a los austriacos para exhibir su tremendo poder ofensivo: llevan anotados 38 goles en 7 partidos oficiales … una verdadera trituradora de defensas.

El noruego Erling Haland abrió la cuenta a los 2´ y estiró la diferencia a los 34´. Pasaron 2 minutos y el surcoreano Hwang Hee-Chan confirmó que el éxito sería por goleada. El colombiano Jhon Lucumi (40´) acortó la distancia para los belgas pero el tercer tanto personal de Haland (45´) y un grito del húngaro Dominik Szoboszlai (47´) dejaron el electrónico 5-1 rumbo al descanso.

Mbwana Samatta volvió a descontar a los 52´ pero Andreas Ulmer puso cifras definitivas en el minuto 66 para este lapidario 6-2 en favor del equipo que orienta tácticamente el estadounidense Jesse Marsch.

El noruego Haland definitivamente tiene alas: imprimió factura por triplicado para la aplastante victoria de Salzburgo (Foto: ABC España)

(Foto Principal: Mundo Deportivo)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*