UCL: Real Madrid encontró el éxito sobre el final

La “Dea” jugó casi 75 minutos con uno menos y aguantó hasta donde pudo. El oficio del multicampeón europeo apareció con una pincelada de Mendy y los “Merengues” fueron los únicos españoles que ganaron.

La pesada historia y la frescura frente a frente, en lo que ha sido un duelo en el que gritó más fuerte la voz de la experiencia. En el Gewiss Stadium de Bérgamo, Real Madrid se impuso 1-0 sobre Atalanta en el encuentro de ida correspondiente a los octavos de final de la UEFA Champions League.

Los italianos cosechaban 3 halagos en fila y una serie invicta de 5 juegos, que incluyó la clasificación a la final de la Coppa Italia. Por su parte, los comandados por Zinedine Zidane le echaron más leña al fuego doméstico porque aprovecharon las dudas de Atlético Madrid y se pusieron a tiro en su objetivo del bicampeonato español.

Medir fuerzas ante un gigante europeo y mundial requiere de cierto estudio, preparación y confianza a pleno. Todas estas cualidades por supuesto que las reúne el conjunto de Gian Piero Gasperini, pero a veces hay factores inesperados que suelen tirar por la borda cualquier tipo de plan.

No pasaba nada hasta que en el minuto 17 precisamente arrancó la desgracia bergamasca. Ferland Mendy se escapó hacia la tierra prometida por la izquierda y Remo Freuler dejó todo rasgo de neutralidad para bajarlo antes que ingresara al área. El árbitro alemán Stieler no dudó un segundo y le mostró la tarjeta roja al suizo. No fue una falta flagrante ni tampoco se evitó una ocasión manifiesta de gol porque Mendy estaba más perfilado para tirar un centro que para batir a Gollini cara a cara. No se entendió el criterio del referí y ni siquiera hubo llamado de la mesa de control como para tener una segunda opinión con el recurso de la tecnología.

Atalanta con 10 fue otro equipo. Gasperini quiso nivelar la mitad de la cancha y pensó en sacar a 1 de los 2 de arriba. Primero pensó en Luis Fernando Muriel, pero su compatriota Duvan Zapata sintió un tirón y fue reemplazado por Mario Pasalic.

Real Madrid no fue un tromba ni mucho menos. Sí se hizo dueño del control del balón pero le faltaron argumentos como para inquietar la valla local. La única jugada de riesgo fue una pelota parada, con un centro de Toni Kroos que Casemiro conectó de cabeza, pero Pierluigi Gollini salvó de manera colosal.

Acostumbrados al golpe por golpe, los italianos fueron un equipo demasiado largo y se partieron en la mitad de la cancha. Muriel redoblaba esfuerzos para generar peligro pero le faltaba el socio habitual que pivotea y desgasta a los defensores. Por el lado del Madrid, Kroos y Modric se hicieron dueños de la redonda pero el enlace con Isco, Asensio o Vinicius Jr. estaba desconectado. Por supuesto que Karim Benzema hubiese tenido otro peso específico en el ataque “merengue”.

Luka Modric lo tuvo con un puntinazo desde el borde del área que se desvió en un rival y se fue muy cerquita del vertical derecho. Luego Vinicius capturó una bola suelta en plena área chica y le erró al arco también con un puntazo. De a poco los ibéricos inclinaban la cancha pero sólo por inercia y con poco juego asociado.

La contienda se encaminaba a un cero para ambos y la verdad que no era mal negocio para Atalanta. Más si se tiene en cuenta que los goles como visitante suelen ser cruciales y convertir primero en suelo español sería un dolor de cabeza para los “Merengues”. Tan sólo una expresión de deseo que Mendy apagó con una verdadera maravilla.

Minuto 86 y un córner corto de Kroos quedó en los pies de Modric. El croata lo buscó a Ferland Mendy y el francés se animó a lo impensado: derechazo (sí, con “la de palo”) a colocar desde afuera del área y una preciosa foglia seca para dejar sin recursos a Gollini.

“Poesía en movimiento” de Mendy y golazo para un nuevo hit del Madrid (Foto: @ChampionsLeague)

A los bergamascos se les esfumó sobre la hora y el gran esfuerzo seguramente tendrá repercusión en lo anímico. El Madrid tiene la moral por las nubes con su quinto triunfo en fila y las chances intactas de pelear en 2 frentes. Esta vez no hubo ofrenda para la divinidad del fútbol: un error humano la hizo descender a la categoría de mortal. Pero no todo está perdido porque todavía posee la sabiduría y la estrategia para remontar cualquier batalla, como lo haría Minerva, diosa de los artesanos.

Síntesis:

Atalanta (0): Gollini; Toloi, Romero y Djimsiti; Maehle (Palomino), de Roon, Freuler, Gosens y Pessina; Muriel (Ilicic luego Malinovsky) y Zapata (Pasalic). DT: Gian Piero Gasperini.

Real Madrid (1): Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Nacho y Mendy; Modric, Casemiro y Kroos; Asensio (Arribas), Isco (Hugo Duro) y Vinicius Jr. (M. Díaz). DT: Zinedine Zidane.

Gol: Mendy (86´) (REA)

Árbitro: Tobías Stieler (Alemania)

(Foto Principal: @ChampionsLeague)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*