UCL: PSG tuvo alas y emprendió el vuelo rumbo a la final

Con un energizante partido de Ángel Di María, los galos le dieron la estocada a los “Toros Rojos” y por primera vez jugarán el encuentro decisivo por la “orejona”.

En el Estadio Da Luz de Lisboa, París Saint Germain goleó 3-0 a RB Leipzig y se clasificó finalista de la UEFA Champions League. Memorable actuación del rosarino Ángel Di María, autor material de un gol e intelectual en las otras 2 conquistas de los parisinos.

Esta vez hubo dinámica pero no fue de lo impensado. El fútbol vertiginoso y vertical que proponen los comandados por Julián Nagelsmann fue contrarrestado por las individualidades del equipo francés. Casi siempre el todo es más que la suma de las partes, pero a veces hay pequeños detalles que definen un partido (más aún con esta modalidad del encuentro único).

Esto sugiere que un sólo componente puede decidir para bien o para mal una eliminatoria. La descollante actuación de Di María tuvo su correlato en la poco feliz labor del arquero Peter Gulacsi. Entonces tan sólo una hora le bastó al elenco de Thomas Tüchel terminar con la sorpresa.

De entrada el ritmo que proponían los alemanes frente a la quietud de los franceses. Otra vez el despliegue cerebral de Marcel Sabitzer acompañado por el ida y vuelta de Angeliño y Christopher Nkunku. Y arriba el sacrificio de Yussuf Poulsen, que no te devuelve una pelota mal.

Del otro lado, un rosarino por otro en el XI inicial con Di María por Mauro Icardi. De arranque Kylian Mbappé junto a Neymar y la apuesta de Tüchel por Leandro Paredes y Ander Herrera, para construir un mediocampo con pegada y visión de juego.

Y la primera llegada a fondo combinó a las estrellas de PSG. Delicioso pase filtrado de Mbappé para Neymar y el brasileño dorado homenajeó demasiado a Romario con un puntazo ante la salida de Gulacsi. Caprichosa que besó el poste y se fue por un costado … le faltó suerte a Ney.

A los 6 minutos de juego el portero húngaro ya mostró sus falencias para salir con el pie. Un pase atrás de un compañero terminó con un rechazo de Gulacsi con Neymar encima suyo. Rebote en el brasileño y pelota servida para Kylian Mbappé, quien solamente la tuvo que empujar. El árbitro neerlandés Bjorn Kuipers se apiadó del arquero magiar porque rápidamente señaló que la bola había pegado en la mano de Ney.

Hasta que un balón detenido quebró el cero en favor de los galos. Preciso y precioso centro de Ángel Di María desde la izquierda y fue espléndido el frentazo de Marquinhos para vencer a Gulacsi a los 13´.

Maravilloso salto de Marquinhos para decir que sí con la cabeza y abrir el marcador (Foto: PSG Twitter)

Cómodo con el resultado, PSG se soltó un poco más y decidió ejercer la presión alta. Leipzig empezó a equivocarse seguido – mérito exclusivo del rival – los errores no forzados afloraron como nunca. Y ahí fue crucial la intervención tanto de Herrera como de Paredes para recuperar bien la pelota y jugarla aún mejor.

El único halo de rebeldía alemán fue una contra que encabezó Sabitzer con un pase largo para Konrad Laimer en la derecha. A los ponchazos se la llevó el austriaco pero llegó al fondo para mandar el centro atrás. A Poulsen le quedó muy encima y no pudo darle como hubiese querido: balón al costado incorrecto de la red y ocasión perdida.

Neymar se disfrazó de Haim Revivo (los memoriosos lo recordarán por el gol a Germán Burgos en Jerusalén, hace 22 años) y metió un tiro libre que pedía centro hacia el arco. La bocha dio en la base del palo y no fue gol de milagro.

Minuto 42 y los germanos volvieron a fallar en la salida. Otra vez Gulacsi con un mal pase a un compañero porque le quedó larga a Sabitzer. Paredes la interceptó y jugó para Neymar, quien se mandó una fantasía de aquellas: taco de aire con la zurda para dejar solito y solo a Di María. Angelito controló y de zurda batió al guardavallas húngaro, para estirar la cuenta a 2.

No le quedaron muchas opciones a Julián Naglesmann de cara al complemento porque su equipo tenía que jugarse el todo por el todo. Adentro Patrik Schik y Emil Forsberg para darle mayo peso específico al ataque.

Pero Juan Bernat rompió con el molde y tomó la lanza para sentenciar el partido. A los 56´, escalada del lateral valenciano de costa a costa y freno al llegar a la tierra prometida. Toque para Di María y devolución para Bernat, quien no pudo con Gulacsi en primera instancia. Recuperó Nordi Mukiele pero cometió el pecado de trasladar mucho la pelota y Ander Herrera lo durmió (el francés cayó al piso pidiendo una falta que nunca existió). Otra vez le quedó a Di María y Angelito se acordó que Bernat estaba disponible. Centro medido para el cabezazo del español y goleada consumada.

Paella a la valenciana porque Bernat liquidó el pleito de cabeza (Foto: PSG Twitter)

El compendio de errores de los alemanes fue aprovechado al máximo por los franceses, que no debieron esforzarse demasiado para inclinar el dominio a su favor. PSG fue el de siempre dentro de Francia y los “Toros Rojos” parecieron no salir nunca del corral.

Estuvo más cerca el conjunto galo del cuarto o quinto que los germanos de un eventual gol del honor. El partido se terminó con el tercer grito y todo lo que vino después fue cotillón.

De todas maneras no se le pude caer a RB Leipzig, de dignísima actuación a lo largo del certamen. Cayó sin atenuantes pero le mostró a toda Europa que la Bundesliga no es un torneo de un solo equipo ni mucho menos “inmirable”.

París Saint Germain jugará por primera vez la final de la UCL. El último galo que llegó a una definición por la orejona fue Mónaco, hace 16 años (terminó goleado por el Porto de una tal Mourinho). Los parisinos conocieron la gloria continental en la temporada 1994-95, cuando se alzaron con la Recopa de Europa al vencer 1-0 a Rapid Viena en la final (gol de Bruno N´Gotty).

¿Será ésta la oportunidad dorada para un equipo castigado porque no trasciende más allá de sus fronteras?. La denostada “liga de granjeros” tiene a un finalista y a otro que mañana también puede meterse en una inédita definición. No se olviden que se trata del fútbol de los campeones del mundo y que los granjeros de día se encargaron de plantar la semilla del respeto. Porque ya sembraron de talento a una Europa que hoy debe rendirle pleitesía a sus figuras.

Síntesis:

París Saint Germain (3): Rico; Kehrer, Thiago Silva, Kimpembe y Bernat; Ander Herrera (Verratti), Marquinhos y Paredes (Draxler); Di María (Sarabia), Mbappé (Choupo-Moting) y Neymar. DT: Thomas Tüchel.

RB Leipzig (0): Gulacsi; Mukiele, Upamecano y Klostermann (Orban); Laimer (Halstenberg), Kampl (Adams), N´Kunku (Forsberg), Sabitzer y Angeliño; Olmo (Schick) y Poulsen. DT: Julián Nagelsmann.

Árbitro: Bjron Kuipers (Países Bajos)

(Foto Principal: PSG Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*