UCL: El Ejército Bávaro tiene a su Comandante

El bueno de Kingsley estuvo más que inspirado y el vigente campeón barrió al “Aleti” sin problemas. A mano quedaron Salzburgo y Lokomotiv, con un vibrante empate en Austria.

No podía ser mejor el estreno del actual rey continental en la fase de grupos de la UEFA Champions League. En el Allianz Arena, Bayern Münich aplastó 4-0 a Atlético Madrid en una clara muestra de contundencia y efectividad.

Las “viudas” de Thiago Alcántara ya pueden soltar el duelo porque Joshua Kimmich es el consuelo necesario para que el equipo no pierda su solidez habitual. Nacido en el lateral derecho con la corrección que tenía Stefan Reuter, devenido en volante recuperador con el despliegue de Stefan Effenberg y con la visión de juego de Thomas Doll. Si Bayern sabe cómo sacudir el árbol de Joshua, es probable que sí encuentre lo que está buscando.

Sumado a esto aparece la explosión de Kingsley Coman. El galo no solamente se dio el gusto de marcar un gol que vale una orejona, sino que además ya muestra sus ascendentes credenciales de pieza vital en el ataque germano. Dos golazos y un pase gol lo transformaron en la figura excluyente del encuentro.

El preludio de la apertura del marcador fue un balón detenido. Tiro de esquina que Benjamin Pavard peinó en el primer palo y que Niklas Süle se llevó puesta la pelota por accidente. Sonido metálico que salvó a un desorientado Jan Oblak en la primera llegada clara del partido.

A los 28´ llegó nomás el desnivel para el dueño de casa. Kimmich fue al piso a dividir una bola con un tibio Joao Félix y se hizo del preciado objeto del deseo. Quirúrgico pase para un Coman que bajó la pelota como los que saben y definió al segundo palo de Oblak. Golazo por concepción y ejecución y la estantería de Diego Pablo Simeone comenzaba a tambalear.

Minuto 41 y las malas noticias volvieron a llamar al a puerta “colchonera”. Balón recuperado por Robert Lewandowski en la mitad de la cancha y contra iniciada para la velocidad de Kingsley Coman. El francés ingresó a la tierra prometida y quiso devolver la gentileza para con el polaco. El pase salió un poco más atrás y le cayó justa a León Goretzka, que se acomodó y fusiló a Oblak con un fierrazo de derecha.

El acento francés confirmó que el triunfo sería por goleada. A los 66´, un verdadero misil de Corentin Tolisso dejó sin recursos a un indefenso Jan Oblak y partido liquidado.

Quedó tiempo para jugar al póker con un golpeado rival. Milimétrico pase de Thomas Müller para el pique de Coman. El galo sacó a pasear a Felipe con una serie de amagues y cruzó el derechazo para sellar el lapidario 4-0.

Con fútbol, autoridad, eficacia y sobre todo con las ideas claras. Así se presentó el equipo que dirige Häns-Dieter Flick en el camino para revalidar su cetro europeo. Y motivos para ilusionarse realmente no le faltan.

El otro encuentro del Grupo A también tuvo 4 goles pero terminó en tablas. En el Red Bull Arena de Wals-Siezenheim, Salzburgo y Lokomotiv Moscú igualaron 2-2 en un entretenido espectáculo.

El visitante impuso condiciones a los 19 minutos de juego. Córner de Rifat Zhemaletdinov desde la derecha y cabezazo goleador del portugués Eder.

Los austriacos respondieron cuando se acababa la primera mitad. Tiro de esquina en corto de Zlatko Juzunovic para Dominik Szoboszlai y el húngaro sacó un tremendo remate que besó el horizontal y cayó dentro del arco defendido por Guilherme. Un verdadero golazo.

El zapatazo de Szoboszlai fue “magiar” e igualó el partido de manera transitoria (Foto: UEFA Champions League Twitter)

Y el dueño de casa inclinó la balanza del resultado a su favor en el minuto 50. Centro atrás del zambiano Patson Daka para del rotundo disparo de Juzunovic, quien dejó a Guilherme como estatua.

Salzburgo estuvo cerca de sentenciar el partido con un remate de Sekou Koita que rebotó en el palo. Pero es sabido que los goles que no se hacen en el arco de enfrente al final se sufren en el propio… y los rusos no desaprovecharon su oportunidad.

A 15´ del epílogo, un centro de Dimitry Zhivoglyadov contó con el cabezazo de pique al suelo del bielorruso Vitaly Lisakovich, que aprovechó una débil respuesta del guardavallas Cican Stankovic.

(Foto Principal: UEFA Champions League Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*