UCL: Di María fue el verdugo del Madrid

Doblete de “Angelito” para cumplir con creces la ley del ex y asestarle un tremendo golpe a los “Merengues”. Juventus ganaba cómodo pero ese “Aleti” de las hazañas le hizo vivir un deja vu. Por Alemania pasó un tren moscovita y en Bélgica hubo un hechizo contra el gol … cosa de Brujas.

El super miércoles europeo presentó a varios candidatos a pelear seriamente por la “orejona”. Es que la fase de grupos de la UEFA Champions League tuvo encuentros atractivos y marcadores resonantes.

Por la Zona A, París Saint Germain no extrañó para nada a su tridente de ataque titular y se las arregló para golear 3-0 a Real Madrid, en el Parque de los Príncipes. Un conjunto español desbalanceado y sin ideas, con un mediocampo que perdió la frescura y la conexión con entre sus líneas.

Con Mauro Icardi desde el arranque, sin Neymar (suspendido), Kylian Mbappé ni Edinson Cavani (ambos lesionados), tenía que ser un argentino quien pusiera la cara por el equipo … Ángel Di María.

En efecto, el “Fideo” jugó a un nivel superlativo y se dio el gusto de marcarle 2 tantos a su ex club, como para dejar bien claro que no hay peor cuña que la del mismo palo.

A los 14´ se le encendió la lamparita al dueño de casa porque una rápida jugada puso de pie a la “Ciudad Luz”. Desborde por izquierda de Juan Bernat y centro de la muerte para la llegada de Ángel Di María. Perfecto anticipo con la punta del botín izquierdo por parte del rosarino y 1-0 arriba PSG.

Los galos gozaron de buena salud porque a los 33´ extendieron la diferencia. Rápida jugada de Idrissa Gana Gueye – realmente se comió la mitad de la cancha – y cesión para Di María. Se tuvo tanta fe el “Fideo” que mostró su pasta de crack con un zurdazo que se coló junto al palo de la mano zurda de Courtois. Golazo de Angelito y preocupación “merengue”.

El conjunto de Zinedine Zidane se pareció mucho al que terminó a 17 puntos de Barcelona en la Liga y distó bastante del multicampeón continental. Se dice que las segundas partes no son buenas y si Zizou no da un golpe de timón – más allá que siga obsesionado con Paul Pogba – el panorama con vistas a la reconquista continental no parece muy alentador.

Para colmo de males, PSG confirmó a los 91´ que iba a tener un estreno con goleada. Contraataque bien manejado por los laterales y tanto Juan Bernat como Thomas Meunier quedaron en posición de gol. Del español para el belga y fue Meunier quien definió con su compatriota Courtois fuera de escena, para rubricar el lapidario 3-0.

Se ve que en el Jan Breydelsation nadie bebió siquiera un sorbo de la poción mágica del gol, porque Club Brujas y Galatasaray dejaron el marcador en silencio.

Claro que bien pudo haberse asomado el inconfundible aroma del gol ya que ambos conjuntos generaron chances como para desbloquear el marcador. Pero la sólida tarea de los arqueros – tanto de Simon Mignolet como de Fabián Muslera – silenció potenciales gritos.

Y cuando no fueron los porteros, la ayuda vino por el lado de los maderos. Primero el uruguayo Federico Ricca envió un disparo que rozó el horizontal. Y luego contestó para los turcos el argelino Sofiane Feghouli, con un remate que también le sacó chispas al travesaño.

Radamel Falcao García tuvo su debut europeo con la camiseta de Galatasaray y no pudo darse el gusto de sacudir la red contraria como sí lo hizo en su estreno doméstico ante Kasimpasa (convirtió el solitario tanto del partido).

Por el Grupo D quedaron a mano Atlético Madrid y Juventus, que igualaron 2-2 en el Wanda Metropolitano. Los italianos ganaban 2-0 promediando el complemento, pero los “Colchoneros” usaron la cabeza y el juego aéreo los permitió alcanzar una paridad con sabor a victoria.

Las emociones quedaron para el segundo tiempo, donde se vio lo mejor de una nueva batalla no apta para cardíacos. A los 48´, Gonzalo Higuaín descargó en la derecha para Juan Guillermo Cuadrado y el colombiano ensayó una maravilla: enganche hace adentro para su pie izquierdo y tremendo zurdazo que viajó rumbo al ángulo superior derecho de la valla custodiada por Jan Oblak. Un verdadero golazo.

La “Juve” subió la apuesta y con una veloz réplica elevó la cuenta a 2. Minuto 65 y un centro con rosca desde la izquierda por parte de Alex Sandro contó con el cabezazo a quemarropa de Blaise Matuidi, para dejar sin recursos a Oblak y golpear a los locales por segunda vez.

Sin embargo, jamás (pero nunca, eh) hay que dar por muerto a un equipo de Diego Simeone. El “Aleti” volvió al partido con un cabezazo de Stefan Savic a los 70´. Centro de Koke sobre la 18 italiana y funcionó a la perfección eso de “2 cabezazos en el área es gol”: de José María Giménez para que el montenegrino achique la distancia.

Y cuando faltaban 20 segundos para que se cumplieran los 90´, se vino el estallido. Córner de Kieran Trippier y rotundo cabezazo de Héctor Herrera, para cantar y no llorar. Bautismo de gol para el mexicano y postrero empate para demostrar una vez más (y van) el temple que forma parte de un equipo que conduce el “Cholo” Simeone.

Simeone y la euforia con Herrera, autor del agónico empate (Foto: Sportskeeda)

Sorpresa en la otra batalla del grupo con el triunfo de Lokomotiv Moscú 2-1 sobre Bayer Leverkusen, en Alemania. Los rusos parecieron encontrar el remedio ante el equipo de la industria farmacéutica y aprovecharon los errores locales para llevarse un importante éxito del BayArena.

A los 16´ los rusos golpearon primero. Marcó mal la defensa germana y Joao Mario rompió el cerco para habilitar a Grzegorsz Krychowiak. El polaco se internó en la tierra prometida y definió cruzado ante la salida de Lucas Hradecky.

Pasaron 9 minutos y vino un gol alemán … pero fue en contra y se rompió cualquier tipo de paradoja. Charles Aranguiz recibió dentro del área un centro atrás de Lars Bender y remató hacia el arco. En el camino la desvió involuntariamente Benedikt Howedes, quien en contra de su valla señaló el empate. La desgracia llamó a la puerta del defensor germano que juega para el equipo ruso.

Pero el concierto de errores tuvo su pico máximo con un blooper del arquero Hradecky. A los 37´, el guardavallas finés recibió un pase atrás y quiso salir jugando. Pésimo remate de derecha que le cayó servido a los pies de Dmitri Barinov. Rápida resolución del delantero y un horror garrafal de su arquero le costó el partido al Leverkusen.

(Foto Principal: Daily Mirror)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*