UCL: Con un Mané inspirado, Liverpool se vino ganador de Alemania

El senegalés abrió y cerró la cuenta en un reducto más que complicado, para mantener vivo el sueño de los “Reds”. Luego de 13 años, la Bundesliga no tendrá un representante en los cuartos de final de la máxima competición europea.

Liverpool derrotó 3-1 a Bayern Münich en el Allianz Arena y resolvió con firmeza uno de los enfrentamientos más parejos de los octavos de final de la UEFA Champions League.

Un 0-0 en el primer chico que dejó la llave inconclusa. El hexacampeón germano recibía en su casa a los de su viejo conocido Jürgen Klopp, a sabiendas que un gol en contra sería decisivo.

Y el primer golpe fue nada menos que del equipo visitante. A los 26´, un bochazo largo de Virgil van Dijk encontró a Sadio Mané pisando el área grande. Apresurada salida de Manuel Neuer – léase innecesaria porque cerraban 2 defensores – y el senegalés tuvo una repentización admirable: control de la pelota y giro hacia el lugar menos pensado, para desacomodar al portero alemán. Mané pinchó la bola con categoría por encima de todos y convirtió el crucial primer gol del partido.

Los bávaros recuperaron la compostura 13 minutos más tarde, cuando emparejaron el tanteador. Serge Gnabry rompió filas con un pelotazo desde el fondo y picó por la derecha. Cabeza levantada hacia el medio y un centro demasiado fuerte para la entrada de Robert Lewandowski. Joel Matip quiso despejar el peligro y no hizo más que mandar el balón a su propia meta. Gol en contra del camerunés y a los locales les volvió el alma al cuerpo.

La segunda etapa tuvo su correlato de intensidad y nerviosismo. Al dueño de casa no se le caía una idea y vulnerar el cerrojo defensivo de los “Reds” (hoy de gris claro) nubló por completo los intentos de torcer la historia.

Minuto 69 y una pelota parada significó el tiro de gracia para Bayern. Tiro de esquina desde la punta derecha ejecutado por James Milner y tremendo salto de Virgil van Dijk. El holandés se suspendió en el aire cual Michael Jordan y cabeceó al gol sin oposición alguna, para decretar el 2-1 a favor de Liverpool y casi que sentenciar la historia.

Mirada desafiante para Virgil van Dijk, uno de los mejores centrales del mundo (Foto: Liverpool FC)

El aguanieve que caía sobre Baviera hizo todo aún más dramático. Como si los Dioses llorasen la despedida de su hijo pródigo. Y un tanto made in África desató el mismísimo Ragnarök en suelo alemán.

A los 84´, Divick Origi buscó a Mohamed Salah en la derecha. El “Faraón” fue cerebral y soltó la bola en el momento justo, con un medido centro para Sadio Mané. El senegalés dijo que sí con la cabeza y rubricó el 3-1 definitivo, como para ponerle fin al armisticio.

Liverpool ganó donde pocos lo hacen. Tremenda inyección anímica europea para recuperar la confianza doméstica. De cómodo líder de la Premier a correr de atrás contra un Manchester City que tiene paso arrollador.

Los “Reds” completaron el póker de equipos ingleses entre los 8 mejores del continente. Ahora es momento de un merecido descanso físico y mental … es que se quedó con una batalla increíble en el “anochecer de un día agitado”.

Síntesis:

Bayern Münich (1): Neuer; Rafinha, Süle, Hümmels y Alaba; Javi Martínez (Goretzka), Thiago Alcántara, Gnabry, Ribery (Coman) y James Rodríguez (Renato Sánches); Lewandowski. DT: Niko Kovac.

Liverpool (3): Alisson; Alexander-Arnold, Matip, van Dijk y Robertson; Wijnaldum, Henderson (Fabinho) y Milner (Lallana); Mané, Firmino (Origi) y Salah. DT: Jürgen Klopp.

Árbitro: Daniele Orsato (Italia).

(Foto Principal: Diario AS)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*