UCL: Blanca revancha para PSG

Bajo la nieve, los parisinos calentaron el suelo alemán y quedaron bien posicionados para hacer que su venganza sea full time. Doblete de Kylian Mbappé, que alcanzó los 8 tantos y se ubica a 2 de Haaland, máximo artillero del certamen.

Reedición de la pasada final de la UEFA Champions League pero en una instancia algo anticipada. En el Allianz Arena, París Saint Germain dio cuenta de Bayern Münich por 3-2 y tuvo su desquite por la definición perdida de agosto del año pasado.

La diferencia estuvo en los arqueros. El robot casi perfecto cometió errores que no suele cometer y del otro lado hubo un muro infranqueable que decididamente hizo honor a que Costa Rica es una verdadera “fábrica de guardavallas”.

Los germanos venían de imponerse en un duelo crucial para quedar muy cerca de retener la Bundesliga por novena vez al hilo, mientras que los galos flaquearon en casa ante Lille y ahora corren desde atrás por el título de la Ligue1.

La baja sensible de Robert Lewandowski en los bávaros no fue un dato menor (así como también la ausencia de Serge Gnabry). Sin embargo, el déficit no estuvo en el ataque sino más bien en errores puntuales de la defensa y en un mediocampo que no tuvo la mejor versión de Joshua Kimmich (por supuesto que las inclemencias del tiempo conspiraron para un desarrollo normal).

La inexorable “ley del ex” avisó temprano porque Eric-Maxim Choupo Moting se mandó una peinada que hizo que la bola besara el horizontal y se perdiera por encima. Claro que la respuesta visitante fue inmediata, porque a los 3 minutos de juego llegó la apertura del marcador.

Condujo Neymar y la soltó con un delicioso pase de zurda para Mbappé. Kylian en posición de 7 bravo pateó al bulto y la responsabilidad fue toda de Manuel Neuer: acomodó mal el cuerpo y no se decidió a embolsarla o rechazarla. La pelota le dio en la pierna y se metió mansamente en el fondo de las mallas.

En el arco de enfrente pusieron a prueba a Keylor Navas y el tico demostró que es guardavallas de Champions League. Primero conjuró un cabezazo a quemarropa de León Goretzka y luego se lució frente a un disparo de Benjamín Pavard.

Una jugada aislada desnudó una nueva desconexión en el fondo alemán. Minuto 28 y Neymar metió un centro a la olla luego de un segundo intento en un balón detenido. Muy tarde la trampa del off-side y tanto Niklas Süle como David Alaba quedaron enganchados. Solito y solo Marquinhos tuvo tiempo de parara la bocha y elegir el lugar donde nunca llegaría Neuer.

El impacto fue suavizado 9 minutos más tarde porque el anfitrión acortó la distancia. Ahora sí se le dio a Choupo Moting, quien cabeceó con justeza luego de un centro de Pavard y le convirtió a su ex equipo.

La reacción germana llegó a la hora de partido. Otra vez en la columna del debe hay que anotar que el juego aéreo es asignatura para la defensa francesa, ya que el empate vino nuevamente de cabeza. Tiro libre en forma de centro de Kimmich y Thomas Müller dijo que sí para empardarlo.

Pero los ligeritos de arriba hacen la diferencia en PSG y el conjunto de Mauricio Pochettino recuperó la ventaja gracias a su as de espadas. Réplica que comandó Ángel Di María y que terminó en los pies de Kylian Mbappé. Amague para desairar a Jerome Boateng – esta vez sin descaderarlo como lo hizo Messi – y latigazo por entre las piernas del zaguero para dejar sin recursos a un desorientado Neuer.

Pudo ser empate pero las manos de Navas hicieron mágico lo que para él suele ser cotidiano. El portero costarricense tuvo aún mayor frescura que Luis Gabelo Conejo en Italia 1990 y sostuvo la victoria con salvadas a puro reflejo. Es un arquero de Champions, de esos que a tu equipo le hacen ganar partido (y campeonatos).

Por supuesto que no hay nada decidido ni mucho menos. Bayern Münich le puede ganar a cualquiera y en cualquier escenario. A París Saint Germain se lo ve más cómodo fuera de casa que en su reducto (Barcelona certifica la teoría). Todavía no se puede hablar de revancha porque faltan 90 minutos y los 2 equipos tienen con qué vulnerar al otro. Los galos por lo menos frizaron la ascendente marcha del que parecía invencible, mientras nieva sobre los cedros.

Síntesis:

Bayern Münich (2): Neuer; Pavard, Süle (Boateng), Alaba y L. Hernández; Sané, Kimmich, Goretzka (Davies), T. Müller y Coman; Choupo Moting. DT: Hans Dieter Flick.

París Saint Germain (3): Navas; Dagba, Marquinhos (Ander Herrera), Kimpembe y Diallo (Bakker); Danilo Pereira, Gueyé, Draxler y Di María (Kean); Neymar (Rafinha) y Mbappé. DT: Mauricio Pochettino.

Goles: Mbappé (3´ y 68´) y Marquinhos (28´) (PSG); Choupo Moting (37´) y Müller (60´) (BAY)

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (España)

(Foto Principal: @ChampionsLeague)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*