Triunfo Libertador

Independiente venció 4 a 0 a San Martín de Tucumán como local y se ilusiona con la pelea por la punta en la Superliga. Pablo Hernández, Fernando Gaibor, Braian Romero y Emmanuel Gigliotti firmaron la victoria.

Independiente se prende en la lucha por el liderazgo de la Superliga y muestra argumentos sólidos con su juego. La ilusión se vuelve a hacer presente en Avellaneda, cabe mencionar que el puntero es su clásico rival: Racing. Con Boca y River imantados por la super final de la Copa Libertadores y con San Lorenzo empezando un nuevo ciclo con Jorge Almiron; el Rojo busca afianzarse en los primeros puestos junto al regular Huracán y la sorpresa de Defensa y Justicia.
Los dirigidos por Holan hicieron lo que debían hacer para mantener la ilusión intacta: Ganarle a San Martín de Tucumán. Y fue así. El local aplastó por 4 a 0 a un conjunto tucumano que se fue desgastando con el pasar de los minutos. Se disputó en el estadio Libertadores de América en el marco del partido postergado de la primera fecha debido al que Independiente viajó a Japón para competir por la Suruga Bank en Agosto.

El local comenzó estático pero dominando en la posesión de la pelota. Fernando Gaibor comenzó jugando como volante extremo, Pablo Hernández detrás de Emmanuel Gigliotti y Juan Sánchez Miño por la otra banda. Los tucumanos detectaron la insinuación del rival en ataque y ofrecieron una buena cobertura de espacios. Con este panorama estancado, el Rojo tuvo que pronunciar un poco más de movilidad para negar referencias. Haciendo pases, buscando conexiones, achicando las líneas, apostando a la gambeta en los metros decisivos, proyectando a los laterales, poblando el área de futbolistas. Esa es la nueva identidad de Independiente y siempre funciona, está vez no fue la excepción. Consiguió abrir la cuenta tras una gran pared entre Gigliotti y Gaibor por derecha y definió Hernández (que estaba unos pasos adelantado) debajo del arco.

San Martín no se desligó del partido sino que intentó aguantar en lo defensivo y apostar a la pelota parada en ataque. Fue así como intimidó en varias ocasiones al local y estuvo cerca de coseguir el empate. Claudio Bieler tuvo la más clara pero falló cuando estuvo enfrente del arco defendido por Martín Campaña. El Ciruja estuvo metido en el juego hasta el penal que le cometió Jorge Carranza a Figal. El arquero salió a cortar la pelota dividida con los puños, pero como el defensor del Rojo llegó un segundo antes, se lo llevó puesto.
El ecuatoriano Gaibor, de gran partido, lo cambió por gol y liquidó el juego. Ya sobre el cierre, Braian Romero y el Puma Gigliotti (máximo goleador del torneo) transformaron el triunfo ajustado en una goleada.

Foto: La Nación 


Santiago Sandoval

Acerca Santiago Sandoval

ver todas las publicaciones

Antes que nada, hijo de Dios. 20 años. Estudiante de periodismo. Cubro en el Rincón al CAI junto a Alexis Viojo. Me fue mal practicando deporte, así que me dediqué a escribir (?). Confirmar, afirmar e informar es una política de estado, aunque la idea principal es contar historias. Bienvenidos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*