Tarragona, antigüedad cultural y futbolística

En España hay ciudades monstruosas que todo turista no puede dejar de visitar. Madrid y Barcelona, por supuesto, son claros ejemplos de ello. Pero existen otros lugares que, aunque no tienen un gran reconocimiento para el común de los viajeros, poseen su encanto. Dentro de este grupo se encuentra Tarragona, una pequeña ciudad que conserva una gran porción de la historia de la humanidad.

Balcón del Mediterráneo (Foto: Manuel Antolí/RV Edpress)

Ubicada en el nordeste de la península ibérica, Tarragona es la capital de la provincia homónima y una de las principales ciudades de Cataluña, cuya capital y ciudad más poblada, Barcelona, se encuentra a poco más de 100 kilómetros. Su puerto se destaca en el comercio de la zona, ya que es el más importante de la región catalana y uno de los cinco más importantes de la nación.

Sin embargo, lo que hace realmente especial al territorio tarragonés es su rica herencia cultural. Su origen data del antiguo Imperio Romano, cuando su nombre era Tarraco. El tiempo pasó y Tarraco dejó de existir, pero parte de su infraestructura sobrevivió (fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO) y hoy puede ser apreciada junto con las modernas edificaciones de Tarragona.

Mercado Central (Foto: Manuel Antolí/RV Edipress)

Por citar algunos ejemplos, de Tarraco hoy se conservan su casco, el anfiteatro y el circo, los cuales son grandes atractivos para todos los visitantes apasionados por la historia. Además, como se mencionó anteriormente, lo antiguo convive armónicamente con lo más moderno y es así que a todas las construcciones romanas se les suman, entre otras, la catedral, el mercado central y la Rambla Nova, calle que constituye el principal paseo de la ciudad.

Pero en Tarragona no todo es historia y turismo. Allí el deporte fue y es una pieza clave para el desarrollo de la sociedad, y eso se ve claramente reflejado en el máximo exponente de la urbe: el Club Gimnàstic, también conocido como “Nàstic”. Fundada en 1886 y con el fútbol como parte de sus actividades desde 1914, la institución posee el récord de ser la entidad deportiva española con mayor antigüedad dentro de aquellas que nunca interrumpieron su existencia.

Foro provincial (Foto: Rafael López-Monné)

Actualmente, el Nàstic milita en la Segunda División de España, donde en los últimos años cosechó más malas que buenas en su afán de regresar a la máxima categoría. Su última participación en la “Liga de las Estrellas” fue en la temporada 2006-2007, cuando llegó a la élite del fútbol español tras 56 años de ausencia y de la que se iría apenas un año después.

El estadio que alberga los encuentros del Gimnàstic es el Nou Estadi, que fue inaugurado en el año 1972 y cuenta con una capacidad para más de 14.000 espectadores. Este recinto además está destinado a ser parte en 2018 de los Juegos Mediterráneos, un evento organizado por el Comité Olímpico de los Juegos Mediterráneos y en el cual participan todos los países con costas sobre el Mar Mediterráneo.

Nou Estadi (Foto: Lluís Milián)

Está claro que las luces en España están puestas en las metrópolis más populares, donde algunos de los clubes más imponentes del mundo tienen sus bases. Pero, a la hora de darse una vuelta por la costa norte española, Tarragona es un destino que no puede faltar en ese itinerario. Allí, además de sus históricos monumentos, la pasión por el fútbol está presente.

Imagen destacada: Alberich Fotògrafs


Martín Bugliavaz

Acerca Martín Bugliavaz

ver todas las publicaciones

Apasionado por el periodismo. Mi objetivo es comunicar, contar historias y hacerlo con responsabilidad. Llegué al Rincón con el fin de aprender y para tratar de aportar una mirada diferente del fútbol, con la cultura y la educación como insignias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*