Serie A: Todos los caminos conducen a Icardi

Roma molía a palos al “Nerazzurro” pero aparecieron los goles de Mauro para una victoria vital. Juventus anduvo joya con un triplete de Dybala, como para que tome nota Sampaoli. No hubo embrujo en el sur de Italia y Bologna se doctoró con un triunfo.

Inter superó 3-1 a Roma en el Olímpico y volvió a mostrar carácter en un escenario complicado. Segundo éxito en fila para los de Luciano Spalletti fuera de casa y nuevamente gracias al aporte goleador de Mauro Icardi.

Arrancó mejor la squadra capitalina con su cuarto de hora para sacudir la modorra. Es que a los 15´ un quirúrgico pase de Radja Nainggolan encontró a un Edin Dzeko implacable. Seguramente al partir el envío del belga el mismísimo Víctor Hugo Morales hubiera cantado “pecho y gol”, porque la jugada pedía ese control del bosnio y un remate de aire para inflar la red de Samir Handanovic.

Envalentonado por la ventaja inicial, Roma estuvo a punto de agrandar la brecha, cuando Radja casi mete un Nainggolazo. Potente remate desde lejos y el palo derecho le negó el segundo.

Ya en el complemento, otra vez el vertical volvió a salvar a un Inter contra las cuerdas. Esta vez Diego Perotti probó desde otra galaxia y el poste izquierdo se vistió de salvador.

Y justamente el viejo axioma del fútbol mundial, ese que dice que “los goles que se erran en el arco de enfrente se sufren en el propio”, tuvo su correlato con final feliz para el visitante.

A los 67´ un pase rasante de Antonio Candreva tuvo como destino a un Icardi casi cayéndose. El rosarino se las ingenió para controlar la pelota y definir al primer palo de un sorprendido Allison.

Cada 10 minutos el conjunto milanés volvió a golpear a un atónito equipo local. El reloj marcaba 77´ e Ivan Perisic se encendió con un desborde por la izquierda. Toda la tranquilidad para detener el balón por parte de Icardi y la frialdad necesaria para poner las cosas 2-1 arriba.

A 3 minutos del final, Perisic volvió a hacer de las suyas con un baile sobre la pelota para desarmar a su marcador y ganar la línea de fondo. Centro al segundo palo para que el uruguayo Matías entrase como cualquier hijo de Vecino y sentenciara la historia.

Un cóctel de suerte, contundencia, personalidad y perseverancia fue el mejor trago para un Inter que ya se sacó de encima 2 juegos en terrenos hostiles.

Dybala estuvo imparable y Juventus no afloja con el objetivo local del séptimo título al hilo. (Foto: SportsCenter)

Juventus reaccionó a tiempo y doblegó 4-2 a Genoa en el Luigi Ferraris, luego de ir 2-0 en desventaja. Cuarto triunfo en fila para la “Vecchia Signora” en Serie A, que alejó los fantasmas de la caída en Liguria por la temporada pasada.

Una ráfaga de los genoveses al minuto de juego, con la sorprendente apertura del tanteador. Desborde desde la derecha por parte de Goran Pandev y una carambola que terminó en un autogol de Miralem Pjanic.

La siesta juventina se extendió más de la cuenta porque su rival lo propinó otro golpe en apenas 7 minutos de partido. Daniele Rugani le cometió infracción dentro del área a Andrey Galabinov pero la decisión tuvo suspenso. El árbitro Luca Banti apeló a la tecnología con ese gesto propio del rugby y la repetición lo convenció para señalar la pena máxima. Galabinov engañó al magnánimo de Gigi Buffon y elevó al cuenta a 2.

Le sonó el despertador a Juventus en el minuto 14 porque volvió al partido a puro toque. Pjanic se redimió con un excelente pase para Paulo Dybala y el cordobés consiguió el descuento.

Cuando estaba por finalizar la primera etapa, otra vez la tecnología entró en escena. Mario Mandzukic sacó un derechazo con destino de gol pero la pelota dio en la mano de Darko Lazovic. Nueva consulta del árbitro a su asistente virtual y la misma decisión pero en el área local: penal para Juventus. Dybala lo ejecutó con autoridad y empardó el juego en el momento justo.

Los de Massimilano Allegri sonrieron a los 62´ cuando pusieron las cosas 3-2, cortesía de una genialidad con aroma de café. Mandzukic lo buscó con un pase alto a Juan Cuadrado y el colombiano hizo magia: control con el pecho y enganche para dejar desairado a Diego Laxalt. Posterior definición de zurda al segundo palo. Sí, un verdadero golazo.

Se moría el partido y Dybala decidió llevarse la pelota a su casa. Pase de Gonzalo Higuaín para que el cordobés castigase de zurda al primer poste de Mattia Perin y celebrase su primer triplete en Serie A. Además cantó 50 goles en el “Calcio” y llega más que afilado para el trascendental choque eliminatorio ante Uruguay en el Centenario de Montevideo.

Sin hechizos ni elixires, Bologna derrotó 1-0 a Benevento y festejó su primer triunfo en el campeonato, además de ponerle fin a una racha negativa de 4 partidos sin victorias.

No fue el esperado el estreno en casa para los “Stregoni” (“Brujos”) que no pudieron regalarle una alegría a ese público que colmó con expectativas el Stadio Ciro Vigorito.

En el minuto 55 se produjo el solitario gol del encuentro. El ghanés Godfred Donsah fue pura potencia e inició una carrera hacia el arco enemigo. Tras enganchar ante la marca de Andrea Costa, el nacido en Accra sacó un rotundo derechazo que dejó sin chances al guardavallas esloveno Vid Belec.

La descollante actuación del arquero Antonio Mirante fue fundamental para que los de Roberto Donadoni sostuviesen la victoria. Una y otra vez el ex arquero de Juventus y Sampdoria conjuró los reiterados embates del novel equipo local.

Un final para el infarto con una jugada polémica. En tiempo adicionado, Fabio Lucioni consiguió el empate y desató el delirio en las tribunas. Pero la consulta con el VAR arrojó la antipática noticia sobre la posición adelantada del delantero y el árbitro Giampaolo Calvarese anuló el tanto.

(Foto Principal: Repechaje)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el “Guerin Sportivo” o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y – si estaba aburrido – Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*