Serie A: Sampdoria volvió a iluminar a Génova

El “Derby Della Lanterna” quedó en manos de la “Samp”, que ganó el dulo citadino con un tardío gol de Gabbiadini. Napoli sufrió otro golpe de local y Brescia renovó el aire con una goleada en casa.

Episodio 16 en la Serie A con una nueva edición del clásico que evoca al faro de la ciudad portuaria de Génova. En el Luigi Ferraris, Sampdoria se impuso 1-0 sobre Genoa y estiró a 7 la cantidad de partidos invicto ante su enemigo íntimo (en el historial registra 34 triunfos contra 21 de los “Grifoni”).

La explosión para la squadra de Claudio Ranieri se produjo a 5 minutos del epílogo. Karol Linetty aprovechó un error en un pase de Paolo Ghiglione y robó un balón en la mitad de la cancha. Veloz carrera del polaco hacia la tierra prometida y generosidad pura con un centro atrás. Llegada de Manolo Gabbiadini, quien le dio de zurda y como venía. La pelota se clavó abajo junto al vertical de la mano derecha del arco defendido por el rumano Radu y fiesta desatada en media ciudad portuaria.

Fin de la racha de 3 caídas en fila para la “Samp” – incluida la derrota por Coppa Italia ante Cagliari – y afuera de la zona candente por una semana más.

Momento delicado para Napoli en el plano doméstico porque perdió sobre la hora 2-1 con Parma, en el mismísmo San Paolo. Segundo sinsabor en casa por Serie A para los “Azzurri”, que en la semana metieron una de cal y una de arena: clasificación a octavos de la UEFA Champions League y despido de su entrenador Carlo Ancelotti.

Gennaro Iván Gattuso tomó el fierro caliente y tuvo la mala fortuna de ser la excepción a la regla que dice que “todo DT que debuta, gana”. Los “Cruzados” tuvieron a un Dejan Kulusevski en su mejor forma y difícilmente dure demasiado en este equipo, ya que se trata de una de las jóvenes promesas del “Viejo Continente”.

En apenas 4 minutos de partido, el sueco Kulusevski se encargó de inaugurar el marcador. Ocurrió lo que nunca: Kalidou Koulibaly se equivocó en la salida y el joven Dejan le robó la pelota para iniciar una contra fulminante. Apenas ingresó en la 18 local, Kulusevski sacó un zurdazo bajo al primer palo de Alex Meret y 1-0 arriba el visitante. Le damos la derecha al zaguero senegalés porque tuvo mala suerte, ya que pisó mal cuando quiso hacerse del balón y se lesionó (tuvo que ser reemplazado enseguida por Luperto).

El anfitrión recién retomó la calma a los 64´, cuando encontró la igualdad. Gran centro de Dries Mertens al punto del penal y mejor cabezazo de Arkadiusz Milik para dejar como estatua a Luigi Sepe y empardar las acciones.

Pero otra réplica fulminante de los “ligeritos” de Parma terminó en el gol de la victoria, en el tercer minuto de tiempo adicional. Gervinho inició la contra y trasladó la redonda durante casi 60 metros. El marfileño hizo la pausa antes de entrar al área y combinó con Kulusevski. Hicieron un perfecto 2-1 con final feliz, con un pase del sueco para Gervinho y el africano solamente la tuvo que empujar a la red. Obra maestra del contraataque para los “Cruzados” y mucho que corregir para Gattuso de cara al futuro.

Brescia tuvo su hora de aventura porque en 60 minutos liquidó a Lecce por 3-0, en el Stadio Mario Rigamonti. Segundo halago en fila para los de Apulia, que si bien aún permanecen en la zona de descenso, solamente 2 puntos los separan de la salvación.

De 6 caídas en fila (en 3 de ellas no marcó goles) que terminaron con el despido de Fabio Grosso, quien se hizo cargo del equipo fue Eugenio Corini. El aire fresco se notó en Liguria porque van 2 victorias sucesivas y el equipo mantuvo su arco en cero.

A los 32´ el local quebró el cero. Bola cruzada desde la derecha y cabezazo en el segundo palo de Ernesto Torregrossa para bajarla. La bola dio un pique y en el otro palo Nikolas Spalek volvió a meterla al medio. El venezolano Jhon Chancellor apareció libre de marcas y con el abdomen la metió en el fondo de las mallas.

Faltaba 1 minuto para irse al descanso y un tremendo error de cálculo del arquero Gabriel posibilitó el segundo grito bresciano. Centro a la olla de Sandro Tonali y la pelota picó dentro del área ante la pasiva mirada del portero brasileño, quien se confió que saldría por el fondo. Muy despierto estuvo Stefano Sabelli, quien la jugó hacia el medio donde estaba solito y solo Torregrossa. Obsequio transformado en gol y aroma a cosa juzgada.

La goleada se consumó en el minuto 60, con una simple triangulación de esas que demuestran que menos es más. Ernesto Torregrossa tomó el cuero a unos metros del área grande y esperó por la escalada de Dimitri Bisoli en la izquierda. Habilitación perfecta y toque al medio del lateral para el eslovaco Spanek. Por tercera vez un jugador de Brescia quedó a medio metro del arco y sin arquero para convertir a gusto. Lo de la defensa sureña fue una película de terror y el equipo deberá retomar su cauce habitual porque el descenso golpeó a su puerta (está a 2 unidades de las puertas del infierno).

(Foto Principal: GOL Caracol)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*