Serie A: Napoli sufrió demasiado, pero sigue en carrera

Los de Sarri transpiraron más de la cuenta y recién en el final encontraron el desahogo. Torino tuvo a su Salvatore y le ganó a Inter un partido increíble. Milán se desmorona en la cancha y en la tabla, pero hasta ahora tiene futuro europeo. Victorias de Crotone y Hellas Verona, para creer que la salvación es posible.

Napoli superó 2-1 a Chievo Verona de manera agónica en el San Paolo y volvió a quedar a 4 puntos del líder Juventus, como para no dar por terminada la pelea por el scudetto. Trabajoso éxito napolitano que debió llegar mucho antes, pero se sabe que este equipo tiene fuego sagrado y buen fútbol, lo que aún permite que el futuro de esta liga sea todavía incierto.

La primera aproximación sobre el arco visitante fue una bola cruzada de Lorenzo Insigne. El diminuto delantero buscó a José María Callejón por el segundo palo, pero la definición del español se fue apenas por encima del horizontal.

Durante los 45 iniciales se repitió la fórmula de siempre: los desbordes de Insigne por izquierda y la búsqueda del desequilibrio por parte de Dries Mertens o Marek Hamsik. Faltaba ajustar en los últimos metros, pero la propuesta napolitana estaba más que clara y el gol sería una consecuencia lógica de su propia identidad.

Pudo ser antes, con un penal que Fabio Depaoli le cometió al Mertens en el minuto 51´ (quiso comprobar la calidad de la camiseta rival). El belga lo ejecutó y Stefano Sorrentino evitó la caída de su arco con una gran atajada.

Para colmo de males, a los “Azzurri” se les vino el mundo abajo cuando los de Rolando Maran sorpresivamente inauguraron el marcador, al aprovechar un error en la salida del local. A los 73´, comandó Emanuele Giaccherini lo primereó a Koulybaly y lo hizo pasar de largo, para luego soltar el balón en dirección a Mariusz Stepinski. El polaco enganchó frente a la marca de Mario Rui y definió alto ante el achique de Pepe Reina. Baldazo de agua fría y silencio sepulcral en la ciudad de San Gennaro.

Sarri no anduvo con vueltas y se la jugó el todo por el todo. Adentro Arkadiusz Milik en lugar de Marek Hamsik. Y el polaco no le iba a fallar en la primera pelota que tocó.

Minuto 89 y un centro de Insigne para un magnífico cabezazo de Milik. El Ajax arqueó el cuello para colocar la pelota al palo contrario de Sorrentino y establecer la merecida paridad.

La perseverancia le duró hasta el final al dueño de casa, que no quiso dar puntada sin hilo. El alivio llegó en el tercer minuto adicional, cuando bordó de manera heroica un triunfo harto merecido, que debió ser mucho antes y sin demasiada congoja. Tiro de esquina de Callejón desde la derecha y la pelota le quedó a Amadou Diawara. El guineano tuvo una tranquilidad admirable para detener la redonda y colocarla junto al palo izquierdo de un Sorrentino tapado por un mar de piernas que parecían queso rallado.

Nuevamente son 4 los puntos de distancia con una Juventus que posiblemente se quede sin UCL y apunte los cañones al inédito heptacampeonato.

Torino amargó a Inter al derrotarlo 1-0 en el Stadio Olímpico de los Alpes. Hizo todo para ganar el “Nerazzurro” pero se encontró enfrente con una verdadera muralla llamada Salvatore Sirigu. El arquero tuvo una actuación descollante y fue el responsable directo que el conjunto de Spalletti no se llevase al menos un punto a su casa.

El ex guardavallas del PSG y Sevilla (bueno, descendió con Osasuna, digamos todo) atajó absolutamente todo lo que le tiraron. Salvo un remate que Rafinha… que dio en el palo.

El “Toro” fue práctico y le bastó con un ataque aislado para conseguir el solitario gol del encuentro. A los 36´, un desborde por derecha de Lorenzo De Silvestri y una aparición por el segundo palo de Adem Ljajic, quien solamente tuvo que darle un pase a la red.

Castigo para un Inter que otra vez no pudo quebrar a su adversario: entre semana Icardi había errado 2 goles imposibles y hoy fue Sirigu quien lo privó de algún grito. Mientras tanto, retrocede un casillero en el tablero europeo y bajó de la UCL a la Europa League.

Lazio vio un resquicio de luz y se metió en la cuarta posición, tras vencer 2-1 a Udinese en el Friuli. El equipo más goleador del “Calcio” hilvanó su cuarto éxito sucesivo y mostró contundencia en un escenario complicado.

Fueron los de Massimo Oddo los que se adelantaron en el score, en el minuto 13. Subida electrizante de Jens Larsen por derecha y centro para la impecable palomita del francés Kevin Lasagna.

Los romanos ni se inmutaron porque en 11 minutos corrigieron el rumbo con 2 anotaciones. A los 26´, un regate de Felipe Anderson por izquierda desairó a su marcador y culminó con un centro atrás para Senad Lulic. El bosnio tiró un buscapié y el olfato goleador de Ciro Immobile estuvo implacable (sí, como ese escualo que olió sangre en el mar). Son 27 los tantos del máximo artillero del “Calcio”.

El segundo llegó en el minuto 37, con una doble pared entre Immobile y Luis Alberto. Del español para el italiano, toque y devolución, para un remate rasante que tuvo una floja respuesta del portero Albano Bizzarri. A cantar “Ciao Bella” y revolucionar nuevamente la Serie A, a fuerza de goles y victorias.

A Milán se le venía la noche y sobre la hora pudo empatar 1-1 ante Sassuolo en el Giuseppe Meazza. Pobre actuación de los comandados por Gennaro Gattuso, que se salvaron de milagro el miércoles de perder en el clásico citadino, pero que aún conservan su boleto para una eventual clasificación continental.

Es un hecho que al “Verdinegro” le va mejor cuando se viste de azul. En el barrio de San Siro se vistió como el demonio que representó Denzel Washington en el film homónimo y casi se queda con un triunfo inesperado.

A los 75´, los de Giuseppe Iachini golpearon con una sorpresiva conquista.  Luca Mazzitelli habilitó de cabeza a Mateo Politano, quien remató cruzado desde la puerta del área y batió a Gianluigi Donnarumma.

Pero el “Rossonero” tuvo la inspiración de los Balcanes y pudo empardar el juego a 5 minutos del ocaso. Mateo Musacchio en su impensado rol de pasador, metió un centro frontal al área enemiga. Nikola Kalinic tuvo un magnífico control del balón y giró con rapidez para un tremendo disparo que entró pegado al travesaño.

Van 3 partidos sin éxitos para los de Gattuso, que permanecen en zona europea pero no dan sólidas garantías como para reencontrarse con el protagonismo perdido.

Crotone cree en los milagros y regresó al triunfo luego de 3 partidos, al cargarse 1-0 a Bologna en el Ezio Scida. Ansiado éxito para los calabreses, que si bien permanecen en la zona del descenso están a 2 puntos de la salvación (6 equipos separados por apenas 4 unidades).

El único grito que decretó el festejo local llegó en el minuto 25´, cortesía de Simeon Nwankwo. Bola cruzada de Adrian Stoian desde la derecha y una buena definición del nigeriano, quien amagó a darle con derecha y desplegó la pierna izquierda para un toque sutil.

Hellas Verona tampoco se rinde y le dijo adiós a la sequía de 3 juegos sin ganar ni marcar goles. Los “Helenos” doblegaron 1-0 a Cagliari en el Marc Antonio Bentegodi y no resignan las esperanzas de evitar el descenso.

A los 36´ vino el solitario gol del encuentro y fue desde los 12 pasos. Leonardo Pavoletti tocó la pelota con su mano dentro del área propia y el árbitro Paolo Valeri señaló la pena máxima. Romulo con suspenso remató y Alessio Cragno estuvo cerca de desviarlo, pero la sangre le volvió al cuerpo a los locales y celebraron una victoria necesaria.

(Foto: BBC Sport)

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*