Serie A: Milán mereció algo más que un empate en casa

El líder hizo sonar 4 veces los palos y levantó un 0-2, para salvar el invicto sobre el final. Cristiano elevó una nueva plegaria y con 2 penales le dio el triunfo a la “Juve”. Inter no tuvo Conte-mplaciones en Cerdeña y su DT tiene una semana más de trabajo. Goleadas de Roma y Atalanta, que vuelven a ser lo que eran hasta hace poco.

Domingo más que fructífero en la Serie A porque regresaron los goles al por mayor. Con un promedio de 4 gritos en los 6 juegos disputados, el encanto del “Calcio” vuelve a enamorar a cualquiera.

Milán hizo todo para ganar y casi lo pierde de manera injusta. En el Giuseppe Meazza, el “Rossonero” caía 2-0 con Parma pero lo empardó 2-2 en el último minuto. Los orientados tácticamente por Stefano Pioli se las ingenian para acorralar a sus rivales pese a no contar con Zlatan Ibrahimovic. Se vio en la Europa League y cada fin de semana se confirma en el medio local.

Sin embargo, los “Cruzados” sorprendieron a los 13´ con la voz de la experiencia. Gervinho lo sacó a pasear a su marcador Pierre Kalulu en la izquierda y llegó hasta el fondo para meter el centro atrás. Magnífica definición de Hernani con el pie bien abierto y red local inflada cuando pocos lo esperaban.

Claro que los de Pioli no ligaron durante los 45 iniciales. Primero les anularon un gol por un milimétrico off-side de Samu Castillejo (discusión número 10 mil acerca del correcto uso del VAR). Y luego con la música pocas veces deseada por un equipo que ataca, porque el sonido metálico salvó TRES veces a los de Fabio Liverani: en la misma jugada Brahim Díaz le sacó chispas al ángulo superior izquierdo y en el rebote Hakan Calhanoglu sacudió el ángulo puesto. El corolario fue un tiro libre del turco que besó le vertical de la mano zurda de Luigi Sepe. Ver para creer.

Claro que hubo una cuarta chance (tercera para Calhanoglu) con un remate del turco que sacudió el horizontal de un más que suertudo Sepe. Y qué decir cuando Parma consiguió el raddoppio en una jugada aislada.

Largo pelotazo para la corrida de Hernani por la derecha y un centro muy exigido hacia el punto del penal. Era para Cornelius pero el danés escuchó el grito de Jasmin Kurtic, quien llegó mejor perfilado y dijo que sí con la cabeza para el inexplicable 2-0.

Fue inmediata la respuesta del “Rossonero”, con un tiro de esquina de Calhanoglu que Theo Hernández cabeceó adentro para reavivar la llama de la esperanza.

Milán inclinó la cancha y encontró el harto merecido empate a través de su mejor jugador. Ante Rebic en plena área chica le dio por bajo y Luigi Sepe salvó a medias. Nuevo rebote para Theo Hernández y esta vez el galo acertó con un tiro cruzado, para el rocambolesco 2-2.

Juventus no encontraba el camino y aparecieron los penales. En el Luigi Ferraris, la “Vecchia Signora” se impuso 3-1 sobre Genoa y cerró una semana perfecta, con el plus de la goleada en el Camp Nou y el primer puesto asegurado en su grupo de la UCL.

Los de Andrea Pirlo se adelantaron en el marcador gracias a un latigazo de zurda de Paulo Dybala en el minuto 57. Los “Grifoni” no se amedrentaron 4 minutos más tarde empardaron con una aparición de Stefano Sturato luego de un centro al segundo palo de Luca Pellegrini. Sí, un nuevo episodio de la siempre vigente “ley del ex”.

Merecía recuperar la ventaja el “Bianconero” y sólo pudo lograrlo a través de 2 penas máximas que les sancionaron a favor. La primera dejó dudas, porque el pie a pie que Juan Guillermo Cuadrado le propuso a Nicolo Rovella no pareció infracción sobre el colombiano. Poco le importó a Cristiano Ronaldo, que fue infalible a los 78´.

Se terminaba la contienda y otro tiro desde el manchón de los 12 pasos liquidó el pleito. Mattia Perin lo derribó a Alvaro Morata y otra vez CR7 sacó el máximo provecho para sellar el 3-1 definitivo.

Inter enderezó un poco la nave y por el momento Antonio Conte parecer que va a cortar el panettone. En el Sardegna Arena, el “Nerazzurro” dio vuelta el tanteador y dio cuenta de Cagliari por 3-1, para poner paños fríos a una semana más que caliente.

Los sardos golpearon primero por cortesía de Riccardo Sottil a los 42´, quien recogió un rebote en un rival luego de su propio disparo y con una volea sometió a Samir Handanovic.

Pero aquí también el libro nunca escrito acerca de la “ley del ex” tuvo una nueva página añadida. Nicolo Barellá recogió un rechazo del arquero Alessio Cragno y le dio con alma y vida para empatarlo a los 77´.

La reacción del visitante llegó a 6 minutos del cierre, con un error de cálculo de Cragno luego de un tiro de esquina y el cabezazo goleador de Danilo D´Ambrosio. En el cuarto minuto de tiempo agregado vino la rúbrica con la solitaria corrida de Romelu Lukaku – a lo “Pity” Martínez en Madrid – y la definición con el arco vacío para el 3-1 inamovible.

El espíritu de Diego sigue con sus buenos efluvios en la ciudad donde mejor brilló y Napoli consiguió su tercer halago doméstico en fila. En el Stadio Diego Armando Maradona, los “Azzurri” – nuevamente con vestuario “albiceleste” – derrotaron 2-1 a Sampdoria y se instalaron en el podio.

Los genoveses tomaron las riendas primero con una veloz escalada de Jakub Jankto por la izquierda. El checo se internó en la tierra prometida y con un violento zurdazo ajustició a Alex Meret a los 20 minutos de juego.

Pero Napoli ensayó la reacción en el complemento e inclinó la balanza del resultado a su favor. A los 53´, envío de Dries Mertens desde la izquierda y soberbio cabezazo de Hirving Lozano para la igualdad. Quince minutos más tarde, el centro esta vez vino desde la derecha – gestión Lozano – y el que cabeceó al gol fue Andrea Petagna.

A Roma le bastó un tiempo para doctorarse en gol y con honores. En el Renato Dall´Ara, la “Loba” aplastó 5-1 a Bologna y cortó la racha de 2 partidos domésticos sin ganar ni anotar.

A los 5´, Leonardo Spinazzola incursionó en el área rival por la izquierda y llegó hasta el fondo para meter el centro hacia Edin Dzeko. Andrea Poli se anticipó al bosnio pero metió el cuero en su propia valla, para un fatídico gol en contra.

Cinco minutos más tarde Dzeko sí pudo convertir el suyo. Enganche para hacer pasar de largo a un rival y latigazo de zurda que dejó sin chances al arquero Federico Ravaglia.

La defensa local daba todas las facilidades y un pésimo intento de jugar al off-side dejó a Lorenzo Pellegrini solito y solo para someter a Ravaglia y poner el 3-0 en el primer cuarto de hora.

Roma devolvió algo de gentileza con un ridículo autogol de Bryan Cristante a los 24´. Musa Barrow ganó por la derecha pero mandó un centro con destino a nadie, salvo para la inoportuna aparición de Cristante, que se llevó puesta la bola y descolocó a su propio guardavallas Pau López.

Cuatro toques precisos fueron la sobrada muestra de fútbol que los capitalinos imprimieron a los 35´. De Dzeko para Pellegrini, de éste para Mkhitaryan y del armenio para la subida de Jordan Veretout, quien definió con justeza al primer palo. Demasiada superioridad romana.

La generala se confirmó en el minuto 44, con una incursión en ataque del neerlandés Karsdorp y el centro de la muerte que Mkhitaryan transformó en el lapidario 5-1.

Atalanta volvió a ponerse de pie en el medio local porque superó 3-0 a Fiorentina y volvió a ser el que enamoraba a todos. En el Gewiss Stadium, los bergamascos aprovecharon el viento de cola de la clasificación a octavos de la Champions League y redujeron a los toscanos a su mínima expresión.

El polaco Dragowski sostenía el cero con brillantes intervenciones, pero tanto fue el cántaro a la fuente, que al final se rompió. Duvan Zapata fue pura potencia en el área rival y metió un centro rasante para la llegada goleadora de Robin Gosens, en el minuto 44.

La merecida diferencia tomó forma en el complemento. Hermoso tiro libre de Ruslan Malinovsky desde afuera del área y casi que sonó a cosa juzgada.

El tercero llegó con el viejo axioma que versa que “2 cabezazos en el área, es gol”. Peinada de Berat Djimsiti en el primer palo luego de un tiro de esquina y testarazo de Rafael Toloi para el 3-0.

(Foto Principal: @SportsCenter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*