Serie A: La última gracia de Buffon

A los 40 años y luego de 17 en Juventus, el magnánimo Gigi se despidió de la “Vecchia Signora”. Respeto, honor y pleitesía, todo lo bueno que se asocia a esta verdadera leyenda del fútbol mundial.

Gianluigi Buffon dijo adiós y terminó su romance futbolero con Juventus. Pasaron 656 partidos y ganó 20 títulos con la camiseta “bianconera”, de la que se despidió el sábado pasado en el encuentro que su equipo derrotó 2-1 a Hellas Verona.

Nacido en Carrara un 28 de enero de 1978, hizo honor a su ciudad de origen porque verdaderamente le puso un mármol a la portería. Su debut en Serie A fue con la camiseta de Parma, el 19 de noviembre de 1995: el excelso Nevio Scala confió en ese muchachito de 17 años y 295 días y le dio la confianza necesaria para su estreno nada menos que ante Milán (el partido terminó con empate sin goles).

Como buen cuarentón, tuvo la suerte de vivir con intensidad del Mundial de Italia 1990. Se decía que el joven Gigi jugaba en todos los puestos, pero que realmente se decidió a ser arquero por la inspiración que mostró el camerunés Thomas N´Kono, guardavallas de la Selección de los “Leones Indomables” que se ganó el cariño de todos al terminar entre los 8 mejores de la Copa del Mundo (primer equipo africano en alcanzar ese logro).

Luego de integrar las selecciones Sub-16 y Sub-23, el estreno con la “Nazionale” mayor vino en 1999 y nada menos que en un encuentro crucial: Italia se jugaba la clasificación para Francia 1998 y debía medirse con Rusia en el play-off. Se lesionó Gianluca Pagliuca y Buffon ingresó a los 31 minutos de juego.

Con el boleto a la Copa del Mundo, Cesare Maldini lo incluyó en la nómina de 23 futbolistas y compartió el honor con Pagliuca y Francesco Toldo. Italia se fue invicta del certamen (cayó en los penales ante el anfitrión en cuartos de final) y Gigi no tuvo minutos durante el Mundial.

Tres conquistas con la camiseta de Parma: Coppa Italia y Copa UEFA de la temporada 1998/99 y Supercopa Italiana 1999. Hasta que llegó el llamado de Juventus, que buscaba un reemplazante para Edwin van der Saar… y no se equivocaron en poner sus ojos en Gigi.

La “Vecchia Signora” desembolsó la suma de 52 millones de euros y fue la transferencia más cara de la historia del club, hasta que contrató a Gonzalo Higuaín hace 2 temporadas.

La era legendaria trajo consigo solamente éxitos. Más allá del descenso forzado del equipo por el escándalo del Calciopoli (jugadores involucrados en apuestas ilegales), tuvo mucho que ver en la reconstrucción de un equipo que resurgió rápidamente de las cenizas. Juventus le dejó a Inter el dominio doméstico… hasta que decidió volver.

Nueve campeonatos locales (11 si sumamos los que le revocó la Federación, pero se los ganó en cancha, digamos todo), 1 título de Serie B, 4 Coppas Italia y 5 Supercopas italianas para extender la hegemonía local.

La espina internacional quedó clavada con 3 finales perdidas de la UEFA Champions League. En 2003 ante Milán por penales, en 2015 a manos de Barcelona y el año pasado frente a Real Madrid. Sin embargo, Gigi tuvo motivos para festejar más allá de las fronteras, cuando sí contribuyó a la cuarta estrella de la “Azzurra” en el Mundial de Alemania 2006.

Casado en primeras nupcias en 2011 con la modelo checa Alena Seredova (co-conductora del ciclo televisivo “BubuSette” junto a Marco Balestri), con quien tuvo 2 hijos: Louis Thomas (mentira que su ídolo fue el arquero Thomas N´Kono) y David Lee. Lo bueno a veces dura poco y 3 años más tarde, Gigi anunció su separación.

Rápido de reflejos, como buen arquero, Buffon confirmó en 2015 su romance con Ilaria D´Amico (presentadora de la RAI y figura estelar en el programa deportivo “La Giostra Del Gol”) y en enero de 2016 nació su tercer hijo, Leopoldo Mattia.

Su carrera internacional con la “Azzurra” no tuvo el cierre deseado tras la inesperada caída ante Suecia en el play-off por las eliminatorias mundialistas hacia Rusia. Italia se quedaba sin Copa del Mundo y el llanto de Gigi fue conmovedor. “No estar en el Mundial de Rusia es una herida que nunca cicatrizará”, dijo entre lágrimas.

La imagen que le tocó el corazón a todo futbolero: Gigi no pudo quedar en la historia y se quedó con las ganas de disputar su sexto mundial con la Nazionale (Foto: El Comercio)

El futuro es incierto. Se habló de Boca Juniors, la MLS o la Superliga China. Sí quedó bien en claro su paso imborrable por la “Vecchia Signora”: – “Mi miedo era llegar al final de mi carrera con la Juve como un peso, pero puedo decir que no ha sido así. Ha sido un orgullo poder ofrecer actuaciones a la altura de mi nombre y del nombre de la Juve hasta los 40 años. Por eso, llego a esta despedida tranquilo y feliz”.

La emoción de este bambino contagia el sentimiento hacia un arquero inoxidable (Foto: MSN.com)

Uno de los mejores arqueros de la historia termina un ciclo plagado de éxitos y buenas sensaciones. Hasta se animó a bromear con lo que vendrá: –“Incluso cuando tenga 80 años y si de repente no tuvieran un portero podrían llamarme: entreno un poquito y listo”. Tranquilo Gigi, seguro que lo voy a querer en mi equipo.

(Foto Principal: Sky Sports)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*