Serie A: Juventus volvió a brillar cual piedra preciosa

Una perla de Cristiano y una delicia de Dybala fueron suficientes para reafirmar la condición de líder. Milán jugó al póker en Apulia y reavivó la llama europea. Quedaron a mano Fiorentina y Brescia en Toscana.

Mas acción en el fútbol italiano con la presentación del multicampeón del “Calcio”. Con el objetivo de cortar la racha de 2 encuentros sin ganar ni marcar goles, Juventus mostró su autoridad habitual y dio cuenta de Bologna por 2-0, en su visita al Renato Dall´Ara.

Había que superar el mal trago de la final de Coppa Italia perdida y enfocarse nuevamente en la pelea por el noveno scudetto en fila. Y apenas un tiempo le bastó al “Bianconero” para derrochar supremacía ante un limitado equipo “Felsinei”.

A los 23´, un tiro de esquina ejecutado por Paulo Dybala terminó con un forcejeo dentro del área entre Stefano Denswill y Matthijs De Ligt. El árbitro Gianluca Rocchi debió recurrir al VAR para determinar cuál neerlandés se agarró primero y resultó que hubo infracción del jugador local. Penal para la “Juve” que Cristiano Ronaldo transformó en gol para señalar su diana número 21 en el certamen.

Minuto 36 y una verdadera obra de arte pareció ponerle rúbrica al triunfo visitante. De Ligt se desprendió desde el fondo y lo ubicó a Federico Bernardeschi afuera del área. Magnífico taco del delantero nacido en Carrara para que Dybala tallase un mármol un gol realmente escultural: control en la media luna y rápido giro para darle con rosca con el cincel que tiene en el pie izquierdo. La bola viajó con precisión hacia el ángulo superior derecho de la valla defendida por Lukasz Skorupski. El vuelo estéril del arquero polaco lo hizo aún más bello al sensacional golazo de la “Joya”.

Juventus hasta pudo golear porque Bernardeschi sacudió el vertical derecho con un fierrazo a perfil cambiado. No lo den por muerto a este equipo si pierde una final o es visitado por sus fantasmas continentales: siempre tendrá intacta esa mentalidad ganadora y la motivación por superarse aún más.

Milán volvió a tirar de la “Pioli” y sacó su mejor versión al golear 4-1 a Lecce, en el Vía del Mare. El “Rossonero” mostró signos de recuperación en su intento de regresar a las copas europeas, mientras que los sureños volvieron a la fragilidad defensiva que se traduce en demasiados goles en contra (encajaron 15 en los últimos 3 juegos).

Samu Casillejo abrió la cuenta en el minuto 26. El español abandonó por un momento su habitual posición de 7 bravo y terminó como centro delantero en una jugada que él mismo inició. Centro rasante de Hakan Calhanoglu y toque al gol por parte del ibérico.

Lecce se pasteurizó en el complemento porque alcanzó la paridad a los 54´. Infantil penal de Matteo Gabbia sobre Khouma Babacar y pena máxima que Marco Mancosu cambió por gol.

Poco le duró la alegría al anfitrión porque 2 minutos más tarde Milán recuperó la ventaja. Combinación entre Castillejo y Calhanoglu que terminó con un disparo del turco desde afuera del área. Rebote corto por parte del arquero Gabriel y bola suelta que Giacomo Bonaventura encontró para sellar el 2-1.

Los sureños no salieron de su asombro y el “Rossonero” – hoy de blanco – fue inmaculado en una contra letal. A los 57´, el pésimo retroceso local mostró a Ante Rebic partiendo del propio campo luego de un pase de Calhanoglu. Solitaria carrera del croata desde el círculo central para enfrentar al indefenso Gabriel. Definición con frialdad por parte del balcánico y tercer grito que sentenciaba el pleito.

Hubo tiempo para confirmar que el éxito milanés sería por goleada. Minuto 72 y Andrea Conti desde la derecha mandó un preciso envío al corazón del área. Tremendo cabezazo de Rafael Leao casi en la boca del arco y contundente 4-1 para los comandados por Stefano Pioli.

Volvieron las risas y Milán elevó su moral (Foto: SempreMilan)

Fiorentina y Brescia apenas se lastimaron durante media hora y terminaron 1-1 en el Artemio Franchi. La “squadra viola” lleva 4 encuentros sin caídas pero naufraga en la mitad de la tabla. Por su parte, los lombardos continúan como colistas y acumulan 12 juegos sin sumar de a 3, algo que achica cada vez más la esperanza de la salvación.

A los 17´ cayó en desgracia el local porque Brescia sorprendió con un ataque profundo. Bola cruzada de Alfredo Donnarumma desde la derecha y falta del uruguayo Martín Cáceres sobre Daniele Dessena. Penal para el visitante que el propio Donnarumma se encargó de enviar al fondo de las mallas.

Sin embargo, la “Fiore” no se desesperó y empardó el resultado 12 minutos más tarde. Tiro de esquina de Erick Pulgar desde la derecha y soberbio cabezazo de Germán Pezzella para dejar todo como al principio.

A 20 minutos del epílogo, los toscanos resignaron toda chance de ir por el triunfo porque se quedaron con uno menos. Cáceres fue demasiado vehemente contra Ernesto Torregrossa y se olvidó que estaba amonestado. Segunda amarilla para el uruguayo y a las duchas.

(Foto Principal: Telam)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*