Serie A: Juventus ganó sin despeinarse

La “Vecchia Signora” hizo lo que se esperaba ante el colista del torneo, con una previsible goleada que lo mantiene como ultra líder. El “Rossonero” ganó en Génova y se trepó a la escalera de la UCL.

Juventus superó 3-0 a Chievo Verona en el Allianz Stadium de Turín y redondeó una semana ideal, que incluyó el primer título del año con la conquista de la Supercoppa ante Milán, en Arabia Saudita.

Los de Domenico Di Carlo hicieron lo que pudieron ante semejante muestra de superioridad. Enfrentar en su casa a un equipo que encadena 7 scudettos y que ganó 17 de sus 19 partidos en el campeonato, era el peor escenario para soñar con una inédita sorpresa. Sin embargo, bastante digna la actuación del conjunto visitante, que ya demostró que lo último que pierde es el espíritu de lucha.

Apenas 13 minutos duró la paridad. Douglas Costa recibió un pase de Paulo Dybala y comenzó su vertiginosa carrera. El brasileño se movió de derecha al centro con la pelota dominada y cuando vio el hueco, decidió sacar el latigazo castigador. Balón junto al palo izquierdo de Stefano Sorrentino y 1-0 arriba la “Juve”.

El raddoppio llegó en la última jugada del primer tiempo, como para sentenciar la historia de manera temprana. Otra vez el camino elegido fue el medio. De Emre Can para Douglas Costa y éste lo buscó a Paulo Dybala. La “Joya” dejó a 3 por el camino y soltó la bola de manera quirúrgica para habilitar a Can. El germano estuvo astuto porque dio un paso atrás para acomodarse en la misma línea de la defensa y recibir libre de marcas. Preciso toque con la cara interna del pie derecho y distancia aún mayor.

El segundo tiempo se jugó al ritmo que quiso el “Bianconero”, donde lo único que se esperaba eran más goles por parte del dueño de casa.

Cristiano quería el suyo y tuvo la oportunidad desde los 12 pasos. Una mano de Mattia Bani dentro del área fue sancionada con la pena máxima. El portugués eligió el palo derecho y a Stefano Sorrentino le sobró pasta para desviar el remate.

La goleada sí tomó forma a los 84´. Tiro libre desde la izquierda por parte de Federico Bernardeschi y Daniele Rugani ganó en las alturas con autoridad, para meter el frentazo del 3-0.

Son 9 los puntos de distancia sobre Napoli y éste es el momento ideal del torneo para dejar la casa en orden. Es que en 1 mes regresa la acción europea y la ilusión del triplete cada vez toma mejor forma.

Milán cambió rápido el chip del desierto y derrotó 2-0 a Genoa en el Luigi Ferraris, para ubicarse en el cuarto puesto de la clasificación. Segundo éxito en fila para los de Gennaro Gattuso, que luego de perder la Supercoppa se enfocan en su objetivo principal: regresar a la UEFA Champions League.

Los “Grifoni” sufrieron la ausencia de Krzsysztof Piatek, la pieza fundamental que tiene casi todo acordado precisamente con Milán (nótese que nadie habla de traición o deslealtad, porque las reglas del mercado de pases son claras y en el Primer Mundo no se hace tanto escándalo).

Los de Cesare Prandelli perdieron 13 goles y deberán reinventarse para mantener la categoría. La apuesta a la experiencia de Goran Pandev será el camino de unos genoveses que no quieren abrir otra vez la caja de Pandora.

Gattuso se olvidó de Gonzalo Higuaín (es probable que emigre a Londres) y le dio un voto de confianza a Fabio Borini. Sumado al regreso del español Suso, ahora tiene motivos para ilusionarse de 3/4 de cancha hacia adelante.

Sin embargo, el plan de Gennaro fue mezquino: decidió regalarle la pelota a Genoa y esperar por alguna contra. Entonces los locales la tuvieron y la cuidaron … sin saber qué hacer con ella.

El primer tiempo tuvo las ganas de los “Grifoni” contra la seguridad en el arco de Gianluigi Donnarumma. El complemento tuvo un cambio radical porque Milán se acordó de jugar al fútbol y el brasileño Lucas Paquetá comenzó a soltarse y a mostrar destellos de su talento.

El cero se quebró a los 72´. Andrea Conti desbordó por la derecha y mandó el centro de la muerte. En el punto del penal se relamía Fabio Borini, quien se ató la servilleta al cuello y probó el banquete goleador. Segundo grito de la temporada para este giramondo nacido en Bentivoglio.

Le faltó suerte al local porque estuvo a tiro del empate y una réplica significó la estocada final. Miguel Veloso reventó el travesaño con un tiro libre lejano y a la jugada siguiente el “Rossonero” (hoy de blanco) liquidó el pleito.

Minuto 83 y Patrick Cutrone lo puso a correr al español Suso. El extremo de Cádiz aguantó la marca de un rival y se internó en la tierra prometida. Sobró confianza porque le dio con la derecha – la de palo – y cruzó el disparo para el 2-0 definitivo.

(Foto Principal: El Comercio)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*