Serie A: Inter perdonó y no pudo quebrar a Milán

¡A la Madonnina con el Clásico local!… Icardi no dormirá por los goles que se perdió. Belotti volvió a ser torero y se llevó la pelota a su casa. Benevento cambió el embrujo por una goleada y se regaló una sonrisa. Sassuolo amargó a Chievo sobre el final y tomó un poco de oxígeno.

Milán e Inter empataron sin goles en una nueva edición del “Derby de la Madonnina” en un partido que debió tener algún que otro grito. Resultado mentiroso por las chances generadas y un verdadero milagro divino impidió que el “Rossonero” se fuese derrotado: Mauro Icardi dispuso de 2 chances clarísimas y no pudo continuar con su envión goleador.

Marcelo Brozovic fue quien avisó primero con un zurdazo que se fue ancho sobre el palo izquierdo de Gianluigi Donnarumma. Los de Gennaro Gattuso respondieron con un tiro libre envenenado de Antonio Candreva, que Samir Handanovic rechazó con lo justo ante un preciso cabezazo de Leonardo Bonucci.

La pesadilla de Mauro Icardi comenzó a los 38´. Genial pase de Candreva para el pique del rosarino y definición por debajo de Donnarumma para sacudir la red. Pero el VAR lo privó del festejo, ya que “Il Capitano” estaba adelantado al momento de partir la cesión de su compañero. Fue un off-side demasiado fino, pero correcta la decisión del árbitro Marco Di Bello.

El tormento para Mauro continuó a los 10 del complemento. Otra vez Candreva con el pase – ahora rasante y desde la derecha – para un Icardi absolutamente solo, con Donnarumma en el piso. Pero el delantero argentino directamente le erró al arco de manera insólita.

Más ambicioso Inter con las escaladas de Perisic y las punzantes pelotas que Candreva ponía de manera magistral. Faltaba ajustar en la puntada final, donde el 9 se pinchó una y otra vez, como si no tuviese el dedal.

Y como corolario, Icardi tuvo en sus pies la pelota del triunfo, en el tercer minuto del tiempo adicional. Joao Cancelo a toda velocidad por derecha y una bola cruzada para la llegada de Mauro por el segundo palo. Sí, algo exigido porque tuvo que arrojarse con su pie izquierdo, pero realmente parecía más fácil errarlo que hacerlo y la caprichosa salió por un costado. Ver para creer… pólvora mojada para un implacable goleador.

Marco Balestri en “Bubusette” diría “Ay, ay ay… ¡¡¡Mauro!!!” (Foto: REUTERS/Alessandro Garofalo)

Torino goleó 4-1 a Crotone en el Olímpico de Turín y volvió a jugar al póker por segunda vez consecutiva. Notable actuación de Andrea Belotti, autor de 3 goles para recuperar de a poco el fuego sagrado de la temporada pasada.

A los 16´, el delantero bergamasco conectó un tiro de esquina ejecutado por Adem Ljajic y en segunda instancia tras la tapada del arquero Alex Cordaz ante un remate suyo, estableció el 1-0 parcial.

El raddoppio llegó 4 minutos más tarde, obra de su nuevo goleador. Daniele Baselli se la cedió a Iago Falqué y el español fue pura confianza porque se llevó la pelota sin oposición alguna y cuando quiso sacó un zurdazo que dejó sin recursos a Cordaz.

La goleada comenzó a confirmarse a los 36´ mediante un balón detenido. Otra vez la pegada de Ljajic tuvo como destinatario a Belotti, quien libre de marcas elevó la cuenta a 3.

El triplete vino a los 68´, con una contra letal comandada por Belotti. De Falqué para Andrea y el capocannoniere de la pasada temporada definió con un derechazo bajo, que pasó a su rival para el cuarto.

Los calabreses no querían irse zapateros de Turín y descontaron a los 89´. Marco Tumminello mandó un centro cruzado desde la izquierda y por el fondo apareció Davide Faraoni para dejar las cosas 1-4.

Benevento no quiere regresar solo a la Serie B y se encargó de pedirle a Hellas Verona que lo acompañe. Los “Stregoni” se impusieron 3-0 en el Ciro Vigorito y ya parece aclararse el panorama sobre quiénes serán los primeros 2 descendidos de este torneo.

Cuarto triunfo en su debut en la categoría para los entrenados por Roberto De Zerbi, que al menos comienzan la despedida con orgullo y dignidad.

Los locales quebraron el cero a los 24´ por la determinación de Gaetano Letizia. El defensor se animó con un remate lejano que tuvo una comba perfecta, para caer por encima del arquero Marco Silvestri. Bautismo de gol en Serie A para el napolitano, que llegó procedente de Capri para esta temporada.

Un par de tantos del maliense Cheick Diabaté le pusieron el moño a la que – por el momento – es la victoria más abultada del novel equipo del “Calcio”. A los 66´ cuando cabeceó al gol un córner ejecutado por Nicolás Viola, y en el minuto 84 tras un pase de Enrico Brignola.

Chievo Verona no lo pudo aguantar y debió conformarse con un empate 1-1 ante Sassuolo, en el Marc Antonio Bentegodi. Agónica igualdad del “Verdinegro”, que jugó más de 60 minutos con uno menos y terminó el partido con 9, para rescatar un punto con tinte épico.

Es que a los 27´ una dura entrada de Claude Adjapong sobre la humanidad del arquero Stefano Sorrentino fue castigado con la tarjeta roja. Y todo pareció complicarse aún más cuando los de Rolando Maran inauguraron el marcador a 20 minutos del final.

Fabrizio Cacciatore mandó un centro que fue una autopista y por ese camino transitó Emanuele Giaccherini para definir con frialdad ante el achique de Andrea Consigli.

Para colmo de males, Sassuolo perdió a otro soldado y terminó la batalla con 9. Francesco Magnanelli vio su segunda tarjeta amarilla y la historia parecía concluida.

Sin embargo, la suerte jugó a favor del “Verdinegro” (hoy de azul). A los 95´, un centro a la olla resultó un plato de alta cocina. Francesco Cassatta buscó a algún compañero y la pelota encontró el gol. Sí, porque nadie la desvió y picó antes de sorprender a un Sorrentino que no estuvo en su salsa y terminó con gusto a bronca.

(Foto Principal: AOL.co.uk)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*