Serie A: Espectacular hazaña de Milán

El “Rossonero” perdía 2-0 en casa pero tuvo una ráfaga de fútbol y pasó para el cuarto al multicampeón, para ponerle condimento al torneo. Lazio mordió el polvo de la derrota y se nota que el parate lo afectó demasiado.

Tremendo martes en el fútbol italiano con 2 caídas inesperadas: 1 por el desarrollo del partido y la otra por las realidades de ambos equipos.

En el Giuseppe Meazza, Milán le puso freno a Juventus con un rotundo triunfo 4-2. El anfitrión estuvo 0-2 al inicio del complemento pero reaccionó y se regaló una victoria inolvidable.

Una primera etapa con un trámite apático y sin demasiadas llegadas de riesgo. Sacudió la modorra una escapada en soledad de Zlatan que definió con justeza ante el achique de Szczesny, pero el gol fue anulado por posición adelantada del sueco.

El segundo tiempo sin dudas estuvo a la altura de lo que históricamente suelen ofrecer 2 grandes de Italia. A los 47´, Adrien Rabiot se animó a una slalom con pelota dominada desde el propio campo y cuando pisó la media luna sacó un precioso disparo de zurda que batió a Gianluigi Donnarumma.

La desgracia llamó otra vez a la puerta de Milán porque 6 minutos más tarde cayó el raddoppio juventino. Largo pelotazo de Juan Guillermo Cuadrado y torpeza en sociedad entre Alessio Romagnoli y Simon Kjaer, quienes fueron a buscar la bola y chocaron en el aire. Cristiano Ronaldo aprovechó el regalo y elevó la cuenta a 2.

Pintaba para goleada inolvidable de la “Vecchia Signora” hasta que hubo un punto de inflexión. Minuto 62 y un centro de Theo Hernández desde la izquierda terminó en polémica: primero se sancionó mano de Ante Rebic pero luego el VAR le indicó al árbitro Marco Guida que la mano había sido de Leonardo Bonucci. Penal para el dueño de casa que Zlatan Ibrahimovic se encargó de transformar en gol.

El “Rossonero” en partido y la “Juve” sorprendida. A los 66´, gran combinación entre Zlatan y Franck Kessie para que el marfileño se internase en la tierra prometida y venciera a Szczesny.

Qué decir del shock que vivió el visitante, porque apenas 1 minuto más tarde Milán dio vuelta el marcador. Contra encabezada por Rebic y una falta sobre el croata que quedó nula porque se aplicó con criterio la ley de ventaja. Rafael Leao se hizo del balón y se metió en el área. Zurdazo al primer palo y responsabilidad del portero polaco con una débil respuesta.

Juventus no fue “a la carga Barracas” ni tampoco mostró algo de reacción. Parecía un boxeador abatido que esperaba el inminente golpe de nocaut. Y el gancho de izquierda llegó a 10 minutos del final.

Pésima salida de Douglas Costa que mandó un pase al medio y no hizo más que habilitar a Giacomo Bonaventura. Toque al punto del penal para Ante Rebic y el “soldado de invierno” sacó un latigazo para liquidar el pleito con el rocambolesco 4-2.

A la “Vecchia Signora” le remontaron un 2-0 luego de 7 años, cuando se imponía sobre Fiorentina (goles de Carlos Tevez y Paul Pogba) y terminó 2-4 (triplete de Gaetano Rossi y una perla de Joaquín).

Lazio casi sella su suerte con una caída 2-1 ante Lecce, en su visita al Vía del Mare. Perdió impulso y valor de reventa la squadra de Simone Inzaghi, que desde la reanudación del fútbol en tiempos de pandemia, perdió 3 partidos y ganó 2. Sin embargo, está tan mal – pero no tan mal – porque el posterior tropiezo de Juventus aún le permite soñar con el título (por más utópico que parezca).

Vital éxito para los de Apulia, que momentáneamente salen de la zona de descenso, además de cortar una serie negativa de 6 sinsabores consecutivos.

Todo comenzó bien para los romanos porque un obsequio del arquero Gabriel les permitió ponerse en ventaja en el tanteador, a los 5 minutos. El brasileño se resbaló cuando quiso despejar una pelota y la mandó a los pies de Marco Parolo. Imperfecto disparo del volante nacido en Varese y desesperado intento del portero por rechazar. Las calamidades llegaron todas juntas porque el infortunado Gabriel le dejó servida la bocha a Felipe Caicedo, quien no tuvo más que empujarla al fondo de las mallas.

Lecce se pasteurizó y a la media hora de juego estableció la paridad. Buen desborde de Filippo Falco en la derecha y un centro que contó con un atlético salto y un mejor cabezazo de Khouma Babacar para el 1-1.

Se moría el primer tiempo y el local contó con una enorme chance para corregir el rumbo. Centro rasante de Riccardo Saponara en la izquierda y barrida imprudente de Patric. La pelota le dio la mano al español y hubo penal para los sureños. Marco Mancosu con la responsabilidad y un disparo propio de un jugador de rugby: balón a las nubes y al descanso empatados.

Pero Lecce no se desanimo y agarró dormida a Lazio apenas arrancó el complemento. Córner de Sapponara y cabezazo de pique al suelo de Fabio Lucioni para subir 2-1 el score.

La nota insólita se dio sobre el final. En la previa de una pelota parada, la pegajosa marca de Patric sobre Giulio Donati terminó con una situación grotesca. El español emuló a Luis Suárez durante el Mundial 2014 y le aplicó un mordiscón a su rival. Infantil reacción – más aún en tiempos de VAR y de Covid19 – y merecida roja para el caníbal ibérico. Una verdadera irresponsabilidad que pintó de cuerpo entero al momento lacial.

El “mordelón” ataca de nuevo: volvió Luisito en forma de Patric (Foto: Fútbol Peruano)

(Foto Principal: Diario Marca)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*