Serie A: “Aquel viejo sentimiento”

Lily es una estrella de cine y Dan un novelista. Pasaron 14 años desde su divorcio que el destino los vuelve a juntar. ¿El motivo?, la boda de su hija Molly, quien ya le había advertido a su futuro esposo que “mis padres se odian con una capacidad nuclear”. Es que en plena fiesta ya se ven los asuntos pendientes y los pases de factura de los felices divorciados. Una relación que nació del amor y que pasó al odio sin escalas.

A casi 20 años del estreno de este film titulado “That old feeling”, protagonizado por Bette Midler (Lily) y Dennis Farina (Dan) y dirigido por Carl Reiner, nos damos cuenta que el paso del tiempo pone todo en su lugar.

En Italia, la historia marca un profundo odio entre el norte rico y el sur pobre. Ya de forma peyorativa a los habitantes de la parte meridional se los conoce como “terroni” (“comedores de tierra”) y hasta llegaron a decir que de Roma para abajo ya es el norte de África. Pero el sur también existe y no se quedó atrás, ya que han bautizado a sus enemigos de la zona boreal como “polentoni” (“comedores de polenta”) por su lentitud y sus “pocas luces”.

Por supuesto que el fútbol no escapó a esta cuestión y hace 30 años un hombre cambió por completo la vida de una ciudad, que se transformó en un bastión de lucha contra la Italia rica.

“La historia quiso una fecha, el 10 de mayo de 1987” … es que Napoli empataba 1-1 ante Como y quedaba por delante de Milán y Juventus, para asegurarse el primer scudetto de su historia. Diego Armando Maradona lo hizo posible y automáticamente pasó a ser venerado aún más que el propio santo local: San Gennaro.

En la final de la Copa de Europa de 1993 celebrada en Münich entre Milán y Olympique de Marsella, los italianos insultaban a los franceses tratándolos de “napolitanos”. Marsella ganó el partido 1-0 con una cabezazo de Basile Boli, pero luego fue despojado del título por las irregularidades de su presidente Bernard Tapie.

Durante la estancia del “Pibe de Oro”, Napoli se alzó con 2 campeonatos (1986/87 y 1989/90), 1 Coppa Italia (1986/87), 1 Supercopa italiana (1990) y el hasta ahora único trofeo internacional, la Copa de la UEFA (1988/89).

Hoy son realidades diferentes pero la pasión de un clásico entre el norte y el sur sigue intacta. Es que el partido principal de la fecha 21 del “Calcio” nos trae el duelo número 140 entre Milán y Napoli. Los ahora comandados por Marek Hamsik (ya desplazó a Diego del segundo lugar en el cuadro de máximos goleadores del club) están abajo 13 partidos en el historial (54 a 41 en victorias para el “Rossonero”, con 44 empates). La última vez que se enfrentaron en el Giuseppe Meazza hubo fiesta napolitana: en la temporada 2015/16 Napoli goleó por 4-0 con anotaciones de Lorenzo Insigne por duplicado y las restantes de Allan y Rodrigo Elly.

Chievo Verona y Fiorentina abrirán la fecha hoy sábado, en lo que será el aperitivo del gran banquete clásico.

Mañana el líder quiere recuperarse de la caída sufrida en Florencia y tendrá un compromiso complicado: en Turín, Juventus recibirá a Lazio.

Bologna quiere confirmar que el fantasma del descenso está lejos de sobrevolar por su casa y se medirá ante un Torino que debería tener más puntos por lo bien que juega.

Empoli no puede dormirse si quiere escaparle a la zona caliente (por ahora está 8 puntos arriba) y se la juega en Toscana ante el impredecible Udinese.

Genoa – ya sin Coppa Italia – puede tener una alegría ante el penúltimo Crotone y Palermo recibirá en Sicilia a un afilado Inter, que acumula 6 victorias consecutivas (le anotamos el reciente triunfo ante Genoa por la copa pese a que debió jugar el tiempo extra).

El colista Pescara jugará en el Stadio Adriático con el humillado Sassuolo, que viene de ser eliminado en la copa por  Cesena, el único equipo de la Serie B que quedó en el certamen.

Atalanta necesita recuperar su mejor forma para soñar con Europa y recibirá en Bérgamo a la siempre complicada Sampdoria.

El tradicional posticipo lo disputarán el principal perseguidor de Juventus: en la ciudad a la que conducen todos los caminos, Roma enfrentará a Cagliari.

La pasada elección del Balón de Oro juntó a Diego Maradona y Marco Van Basten tras casi 26 años sin verse. Allí rememoraron viejos duelos con los colores de sus equipos y se tiraron flores. Sin dudas esos fueron “los mejores años de sus vidas”.

Es que pasó el tiempo y las diferencias que marcaban el histórico odio entre 2 ciudades ya es cosa del pasado para 2 futbolistas de élite. Es que ante todo son personas y tienen sentimientos. El tiempo ayudó y las feroces batallas libradas en un campo de juego ahora solamente son recuerdos.

Dan y Lily volvieron a verse tras 14 años. Pero el destino los sorprendió y el círculo se cerró en forma perfecta. Se enamoraron aún más que la primera vez y vivieron el renacer de ese romance como dos adolescentes.

Diego Armando Maradona revolucionó una ciudad y tuvo una vida de película. Es que alguna vez Charles Chaplin dijo: –“El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”.

(Foto: Gazzetta Dello Sport / JoBlo)

 

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*