Arsenal se quedó estancado

En un partido que se les complicó más de lo esperado, los Gunners no lograron quebrar el cero ante Middlesbrough y quedaron a la espera de un traspié del City para seguir en la punta, que por ahora ocupan en soledad. 

El equipo conducido por Arsène Wenger, en su cumpleaños número 67, querían seguir su racha ganadora para mantenerse en la cima de la Premier. El duelo comenzó bien para los londinenses, plantados en campo rival y dominando el trámite. Un remate lejano de Mohamed Elneny que se fue desviado fue el primer aviso local. Sin embargo, Middlesbrough contestaría en un par de minutos de furia: primero, un fallo de Laurent Koscielny al cortar una peinada de Álvaro Negredo para Adama Traoré le dio la chance al ex Barcelona de irse en soledad ante Petr Cech, aunque no pudo superarlo con su definición. En el rebote de esa jugada, Negredo tampoco pudo poner el primero. Un minuto después, un tiro libre de Gastón Ramírez que se estrelló contra el travesaño terminó de sacudir la estructura de un Arsenal que hasta ese momento era absoluto dominador de la pelota y el ritmo del partido.

El local contestó de la misma forma unos minutos más tarde, y Víctor Valdés tuvo que lucirse ante el intento de Alexis Sánchez. No obstante, la visita volvería a mostrarse peligroso cuando tras un centro desde la izquierda de Traoré, el uruguayo Ramírez se fue muy fácil de Nacho Monreal y su cabezazo tuvo que ser despejado nuevamente por Cech, importante en ese primer tiempo para sostener el cero en el arco londinense. Hasta el final de la etapa los de Wenger no pudieron con el cerrojo propuesto por el Boro, que cubría bien los espacios en los últimos tres cuartos y aprovechaba las flojas ejecuciones en esta zona de la cancha de los futbolistas de ataque rivales, en especial Theo Walcott. Un centro rasante del inglés que Mesut Özil no llegó a conectar fue lo más inquietante que generó el anfitrión antes del final de la etapa.

Arsenal arrancó con otra agresividad el complemento, y antes de los diez minutos ya había llegado con claridad un par de veces. Inicialmente con una pelota parada, en donde Alexis metió al medio un balón que Valdés dejó vivo luego de salir mal y Koscielny no pudo empujar. Más tarde el propio chileno tendría otro tiro libre, que salió cerca, además de un remate desde la medialuna que obligó al golero español del Boro a despejar al córner. Sin embargo, pasada esa ráfaga, el local volvió a estar espeso en el manejo del balón y sufriría un nuevo contragolpe. En una pérdida de Özil, Traoré tuvo otra oportunidad importante mediante una conducción unipersonal que cerró rematando cruzado y exigiendo una nueva respuesta de Cech. En la última nítida del anfitrión Francis Coquelin recuperó en la salida visitante y cedió para Walcott, quien asistió a un Alexis esta vez sin pólvora en la definición. El final del encuentro tuvo una imagen repetida: Arsenal yendo y yendo con un rival totalmente replegado. En ese frenesí el local no pudo hallar nunca la justeza necesaria, ni para el pase final ni para el disparo. En el descuento, un tanto bien anulado a Özil le ahogó el triunfo a unos Gunners que perdieron dos puntos inesperadamente y deberán aguardar por un tropiezo del Manchester City.

Foto: Squawka Football (@Squawka)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*