Santamarina goza de buena salud

En Entre Ríos con el 0 a 0 ante Atlético Paraná, el aurinegro le puso el punto final a la temporada 2016/2017 de la Primera B Nacional. Santamarina finaliza su cuarto año consecutivo en la segunda categoría del fútbol argentino en la octava posición con 61 puntos y el premio extra de comenzar la 2017/18 como primero en la tabla de los promedios. 

La jornada 46 marcó el cierre del torneo más largo de todos los que se disputan bajo la órbita de la AFA. En la capital entrerriana, Santamarina hizo tablas con Atlético Paraná en un juego que termina una campaña, desde los números, memorable para un equipo que estuvo último y con la llegada de Héctor Arzubialde como entrenador escaló por sobre muchos equipos para finalizar la temporada con 61 puntos, octavo en un campeonato de 23 equipos.

Desde la llegada del técnico cordobés, Santamarina tuvo dos rachas positivas que dieron como resultado un final de estas características. En primer lugar el equipo incorporó el mensaje del cuerpo técnico y estuvo 12 partidos seguidos sin conocer la derrota. Desde el debut de Arzubialde en el 2-2 en Córdoba ante Instituto hasta el 0-1 ante Ferro en Caballito, el equipo tuvo el saldo de 21 puntos ganados. En noviembre de 2016 Santamarina perdió su último partido en condición de local, el 0-3 ante Argentinos en el San Martín marcó el inicio de la fortaleza en Tandil. Desde la derrota ante el campeón de la B Nacional, el aurinegro jugó 15 partidos y en todos sacó puntos.

Un plantel reducido en nombres pudo ponerse la campaña al hombro después del ciclo de Mauricio Nosei que después de caer ante Chicago en Mataderos dio un paso al costado sin encontrar el juego, aún clasificando de fase en Copa Argentina 2016 y cayendo frente a Boca en Formosa. El equipo pudo absorber el golpe de estar último en la tabla de posiciones y con referentes como Martín Michel (12 goles en el torneo) pudo ir escalando en las posiciones hasta llegar a la clasificación de la Copa Argentina 2017. Las rachas positivas y un plantel corto le dieron a Arzubialde el argumento perfecto para incorporar juveniles del club en el primer equipo, otro logro más en una campaña exitosa.

En los números finales de la 2016/17, Santamarina jugó 44 partidos desde agosto a julio con 15 partidos ganados, 16 empates y 13 derrotas para llegar al final del torneo con 61 puntos. En los últimos 6 juegos no recibió goles, este dato hace al arquero Joaquín Papaleo cerrar una temporada de menos a más en rendimiento. El equipo logró 45 goles a favor con 12 de Martín Michel como goleador del plantel y le convirtieron 43 goles en las 44 estaciones del certamen más largo del fútbol domestico.

Entre los jugadores que más veces vistieron la camiseta en la temporada 2016/2017, el podio lo encabeza el defensor central Fernando Piñero con 43 partidos y un gol. Lo siguen Agustín Garcia Basso con 42 presencias sin goles y Milton Zarate con 37 partidos en el torneo de la B Nacional. El goleador fue Martín Michel con 12 goles y lo siguen Jonatan Chaves, ya fuera del plantel, con 5 goles y Ángel Prudencio con 3.

Llega el momento de las vacaciones con la confirmación de Arzubialde una temporada más a cargo del equipo y con los números guiñándole el ojo. El promedio dejará de ser un tema comprometedor durante los primeros pasos de la temporada 2017/2018, que vendrá con modificaciones, menos equipos y un fixture que sólo tendrá una rueda entre los 25 equipos de la categoría. Hasta que vuelva la B Nacional, Santamarina goza de buena salud, primero en la tabla de promedios y a paso firme generando el respeto de todos los equipos de la segunda categoría del fútbol argentino.

Foto: Prensa Club Santamarina

Por: Horacio Sobol Corresponsal RDF en Tandil

 


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*