Sampaoli peleará con Simeone hasta el final.

Jorge Sampaoli ya fue anunciado por boca del presidente de AFA como nuevo técnico de la Selección Argentina, algo que no gusta mucho por España. A pesar de su futuro, los hinchas quieren jugar Champions la próxima temporada, algo que logra por el momento. La igualdad entre Eibar y Alavés no sirvió para ninguno, ya que alejó a ambos de la pelea por Europa League. Importante triunfo de Athletic Club para mantenerse en la parte alta de la tabla.

Finalmente las mentiras se acabaron, y el calvo DT ya no tendrá que mentirle más a los periodistas sevillistas sobre su futuro. Jorge Sampaoli será el nuevo técnico de la Selección Argentina, aunque mientras tiene un claro e importante objetivo con su club, meterlo en zona de clasificación a Champions League. Hoy el Sevilla se encuentra 4to, posición que obliga al club a jugar un repechaje para jugar la máxima competición a nivel europeo. Al acumular la misma cantidad de unidades que el Atlético Madrid, Sampaoli desea arrebatarle la 3era ubicación al equipo de Simeone y así poder venir tranquilo a su país de origen, aunque el calendario marca que aún no se enfrentó con uno de los candidatos al título, Real Madrid.

Hoy la parada era importante, ya que se enfrentaba al, semifinalista de Europa League, Celta de Vigo, el conjunto conducido por otro argentino, Eduardo Berizzo, quien elogió al futuro seleccionador nacional en la previa del encuentro. Joaquin Correa abrió las acciones del partido a los 49′ con una gran jugada luego de una asistencia de Iborra. El volante ex Estudiantes de La Plata está dando mucho que hablar en Sevilla y es una de las grandes sorpresas de la temporada. Rápidamente Iago Aspas empató el partido con un tanto de penal, pero el punto de inflexión llegaría más tarde, cuando a los 56′ era expulsado Pablo Hernandez.

Luego de que el rival quedó con 10 hombres, los cambios de Sampaoli serían fundamentales para ganar el encuentro. Los ingresos de Samir Nasri y Wissam Ben Yedder le dieron otro aire al Sevilla, tal es así que el centrodelantero fue quien marcó el tanto de la victoria, solo 3 minutos después de que se produjera su ingreso.

Imagen: Mundo Deportivo

El partido quedó marcado en el minuto 25 cuando Lejeune hizo una cesión de cabeza a un adelantado Riesgo que se encontró con el esférico fuera del área y despejó como pudo. El árbitro creyó que había tocado el balón con la mano y lo expulsó.

El Eibar se quedó con diez el resto del choque y sufrió lo justo porque estuvo muy ordenado. Entró Yoel en el partido y Adrián resultó sacrificado. La jugada terminó con una falta directa que Ibai Gómez puso en el larguero. Es cierto que la reconversión visitante en un 4-4-1, con líneas muy apretadas, le dio resultado hasta el descanso. Aunque luego se preveía una segunda mitad con más sufrimiento, los armeros siguieron muy ordenados y sacaron a colación una de las principales carencias del equipo de Pellegrino: la incapacidad para crear juego y peligro cuando tiene que llevar la iniciativa.

Si antes de la expulsión de Riesgo el dominio se repartía con un 50 % para cada equipo, tras esa jugada se pasó al 60/40. Pero el dominio albiazul era improductivo, muy horizontal o colgando balones con poco sentido. Camarasa, Edgar y Romero lo intentaron y Lejeune sacó bajo palos un balón en el minuto 90. Pellegrino se marchó de Mendizorroza golpeado, mientras que los jugadores del Eibar celebraron con sus aficionados el empate conseguido.

Imagen: Mundo Deportivo

El Athletic no cedió su lugar en el avión. Venció a un Betis que está en tierra de nadie pero que plantó cara. Rubén Castro acortó distancias y hubo partido toda la noche gracias a Adán, que paró todo lo que pudo y más. El penal de Aduriz era inalcanzable y Muniain marcó con el arquero fuera de sitio por necesidades de su guión de guardameta, que tiene que salir de su zona de confort cuando el peligro acecha.

Valverde dio una noche de descanso a Williams y Susaeta correspondió a su entrenador. Entre él y De Marcos generaron la gran parte del peligro local durante la primera mitad. El Betis, con un once renovado, aguantó los empujones y respiró cuando se la dio a Ceballos. El Athletic jugó como en casa, que lo estaba, y su rival mantuvo el tipo. Si vas de verde y blanco, el orgullo siempre está en juego.

Imagen Principal: ABC Color

Redacción: Lucas Baga | Twitter: @LucasPeriodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*