Román, el existencialista

Hace poco más de 71 años, Jean Paul Sartre daba una conferencia en el club Maintenant de París titulada “El Existencialismo es un humanismo”. En ella dejaba conceptos claros como “El hombre empieza por existir, surge en el mundo y después se define. El hombre empieza por ser nada. Sólo será después y será tal como se haya hecho”. Juan Román Riquelme, quien debutó hace exactamente 20 años, es la personificación futbolera de esta teoría de Sartre, ya que tuvo que tomar millones de decisiones acertadas para ser el máximo ídolo de Boca.

n_boca_juniors_juan_roman_riquelme-691928

Dar un pase es tomar una decisión, a quién le doy la pelota y en qué preciso momento es lo que se pregunta todo buen pasador en una milésima de segundo. Al debutar frente a Unión, Román demostraba que la podía romper como jugador al dar una asistencia a Fernando Cáceres. Pero, también, demostraba que declaraba ante las cámaras cómo jugaba, de primera. Único. Cuando le preguntaron qué sentía al jugar por primera vez en La Bombonera dijo “No, no es la primera (vez). Jugué en Reserva pero esto es impresionante. No se puede creer, la verdad que es un sueño”.

Sartre, en su conferencia, decía que “el hombre no sólo es libre sino que no puede escapar de su subjetividad. Es decir, sus acciones y decisiones comprometen a toda la humanidad”, esto quiere decir que cualquier elección moral no sólo me compromete a mí sino también a todos los hombres. Este es el origen de la angustia existencialista, para liberarse de la misma se recomienda renunciar a pensar por uno mismo.

El Torero demostró que siempre priorizó el bien del equipo por sobre su lucimiento personal. Siempre supo ocupar su rol. Desde que debutó con el número 8 en la espalda, hasta que terminó de tatuar su 10 en el corazón de los hinchas Xeneizes supo que su tarea era generar juego y pases-gol. Los números lo avalan, 169 asistencias en 388 partidos con La azul y oro.

Resultado de imagen para Asistencias de RiquelmeRomán en su regreso a Boca en el 2007 ganó 5 títulos. 3 locales, la Copa Libertadores 2007 y la Copa Argentina 2012.

Los hinchas de Boca eran utilitaristas. Preferían ganar un partido con un gol en el minuto 90 antes que jugar bien y golear. Esta era la filosofía Bostera. Hasta que llegó Román, y descubrieron que, a veces, se podía disfrutar más una asistencia o un pase, que una gambeta, un gol salvado en la línea o un jugador que trababa con la cabeza.

Le llamaban “El arte de lo simple”. Jugar a uno o dos toques era su especialidad. Paraba la pelota y ya sabía si tenía que aguantar, abrir al lateral o devolver de primera. Román tenía la cancha en su cabeza, esa era su principal ventaja y eso fue lo que enamoró a los hinchas de Boca. Jugaba simple. Se divertía jugando a la pelota pero jugaba al fútbol que es lo más importante porque “jugar a la pelota juega cualquiera, pero jugar al fútbol es más difícil porque sólo lo consiguen los hombres inteligentes”.

riquelme_11En julio del 2011 se descubrió una estatua en el “Museo de la Pasión Boquense”. Román declaró “Nací bostero y moriré bostero”.

El manifiesto del existencialismo como rama filosófica, es la conferencia que brindó Jean Paul Sartre llamada “El existencialismo es un humanismo”. Riquelme es el manifiesto Bostero en carne y hueso. La leyenda viva a la que algunos locos, no tan locos, le siguen pidiendo que juegue seis meses más.

Román es Boca, desde hace 20 años. A partir de aquel debut frente a Unión ambos quedaron unidos y sellados a fuego en el corazón Xeneize. No hay uno sin el otro, van de la mano. Y el día en el que el hombre no esté más… Estará la estatua, para recordarnos que un día como hoy, hace 20 años debutaba Juan Román Riquelme “El último Diez”.

Video de @Marc10JR


Avatar

Acerca Lautaro Godoy

ver todas las publicaciones

Soy Lautaro Godoy, tengo 19 años y estudió Locución y Comunicación Social. Soy mendocino y aunque no me crean no me gusta mucho el vino. Mi principal participación periodística se basa en transmisiones de partidos en radio desde hace poco más de un año. Llegué a la pagina gracias a Cristián Morón, un amigo y colega. A lo largo de mi vida no he logrado descifrar si lo que más me gusta es aprender o plantearme nuevos desafíos, por suerte el rincón me permite ambas cosas. Soy un apasionado del deporte, del buen (y viejo) rock nacional, Menottista y Riquelmista. Me gustaría hacer periodismo como lo hacía Dante Panzeri. Apoyo la libertad de expresión y por lo tanto todos los comentarios serán bien recibidos y respondidos, como corresponde. Yo, mientras tanto, los espero desde el Rincón más lindo que existe… El Rincón del Fútbol.