River Plate y Defensa y Justicia empataron 3-3 en un partidazo

Si alguno quiere pagar un entrada para ver fútbol, sin dudas que tiene que hacerlo cuando se enfrenten dos equipos de estas características, como las que tienen River y Defensa y Justicia. Quizás el Millonario obligado por la cantidad de estrellas, pero el Halcón ha tenido un compromiso con el espectáculo que pocos equipos de nuestro fútbol asumen y más aún, con la humildad de un club de bajo presupuesto.
Desde el principio, el partido fue de ida y vuelta con dos equipos que pensaban más en atacar que en defender. Fue el Halcón quien tuvo su premio desde los once pasos gracias a la jugada individual de Bouzat, una de las figuras de la cancha, que Pochettino se encargó de traducir en gol. Era el 1 a 0 y merecido por cómo había sido el comienzo del juego.

La alta presión de Defensa conspiraba contra el fluido circuito de juego al que River quería apostar. Pero un error de la defensa local abrió el encuentro para los de Marcelo Gallardo. A los 16′, tras una combinación de Tomás Andrade y Gonzalo Martínez, “El Pity” mandó el centro desde la izquierda y  Mariano Bareiro  en contra de su propia valla.

La conquista del “Millonario” hizo mella en el sólido esquema de Defensa. La visita comenzó a controlar la pelota con mayor criterio y, de ese modo, llegó al segundo gol. El centro desde la izquierda buscó a Alario, pero la defensa rechazó. Allí, cerca de la medialuna, apareció Sebastián Driussi para definir con precisión al segundo palo y revertir el marcador.

Sin embargo, un cabezazo certero de Alexander Barboza, de pasado en las inferiores del “Millonario”, iba a volver a poner las cosas iguales sobre los 30′.  El encuentro era vibrante y no daba respiro: Batalla se lució con una atajada ante un cabezazo de Jerez Silva que parecía tener destino de gol y, casi de inmediato, la defensa local sacó sobre la línea un claro intento de River.

Ya en la segunda parte, el conjunto de Núñez tuvo mayor libertad para desplegar sus intenciones en el campo de juego. La presión de Defensa mermó y River encontró más espacios. Alario pudo marcar el 3-2 pero, a los 14′, enganchó en el área y definió, pero se encontró con un defensor que salvó con lo justo.

Sobre los 18′, iba a ser Sebastián Driussi el que iba a desnivelar. El delantero encontró una pelota que quedó perdida en el área del local y, con un suave toque, dispuso la ventaja para la visita.

El tramo final del encuentro estuvo acorde al ritmo frenético que tuvo el resto del duelo. Elías Gómez intentó con un disparo de media distancia que Batalla mandó al córner y dejó en claro que “El Halcón” daría pelea hasta el final. Sólo tres minutos más tarde, Andrés Ríos cumplió con la “Ley del ex” y sentenció el 3-3, que sería definitivo.

 Defensa y Justicia:  Gabriel Arias Hugo Silva, Alexander Barboza, Luis Jerez Silva y Elías Gómez; Mariano Bareiro, Jonás Gutiérrez, Fernando Elizari y Tomás Pochettino; Agustin Bouzat  y Juan Kaprof.

 River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonathan Maidana, Arturo Mina y
Milton Casco; Tomás Andrade, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez; Sebastián Driussi y Lucas Alario.


Nicolás Medina

Acerca Nicolás Medina

ver todas las publicaciones

La expectativa que tengo es crecer en lo personal y profesional y brindarles la mayor información a los visitantes del sitio. Conocí a El Rincón del Fútbol a través de la pagina oficial de Pasión por el Halcón la cual yo manejo, obviamente cubro a Defensa y Justicia, a partir de ahí establecí contacto con su creador: Emiliano Germinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*