Recuerdo eterno

Se cumplen 25 años de la consagración de San Lorenzo en el Clausura 95. Ese título del equipo del Bambino Veira puso fin a una sequía de 21 años. Una jornada dramática que terminó con una alegría infinita.

De recuerdos se alimenta el alma. Y hoy el mundo San Lorenzo recuerda un título de esos que se catalogan como únicos: hace 25 años el Ciclón gritaba campeón en Rosario con un gol del Gallego González. Un gol que valió un campeonato, y que con una manito de Independiente -derrotó a Gimnasia y Esgrima (LP), que llegaba puntero a la definición- significó un campeonato tras 21 años.

Ese equipo comandado por el Bambino Veira, venía de ser subcampeón del Apertura 94, detrás del River campeón invicto del Tolo Gallego. Con esa base intacta, el Ciclón fue por la revancha. Tras un arranque con dudas (empate ante el Lobo y derrota con Argentinos), el Azulgrana encarriló un par de buenos resultados para acomodarse en el torneo.

El brasileño Paulo silas era la figura de un equipo donde además se destacaba la presencia de Oscar Passet, Oscar Ruggeri, el Diablo Monserrat y el Pampa Biaggio, entre otros.

El Cuervo, tras un traspié ante el Millonario como visitante, se acomodó en lo mas alto disputando la competencia ante el Gimnasia del gran Carlos Timoteo Griguol. En ese once del Tripero resaltaban Guillermo y Gustavo Barros Schelotto.

A falta de dos fechas para el desenlace, el Azulgrana cayó ante Vélez por la mínima diferencia y quedó un punto debajo del Tripero. En la fecha siguiente, el orden no se altero porque Gimnasia (LP) superó a Ferro y el CASLA a Lanús. Panorama ideal para el equipo de Griguol de cara al final: un punto arriba, cierre como local ante Independiente y el Ciclón visitando a Rosario Central.

Ese tarde noche del 25 de junio estuvo cargada de dramatismo (vale recordar que por entonces cada triunfo otorgaba dos puntos). El Cuervo recibió temprano la buena noticia del gol de la Chancha Mazzoni para el Rojo. Pero los nervios eran intensos y el CASLA no podía quebrar a Central.

Con el resultado en La Plata, un triunfo de San Lorenzo bastaba para dar la vuelta. Carlos Netto tuvo en sus pies una inmejorable oportunidad para abrir el marcador. Pero su penal fue atajado por Roberto Abbondanzieri. Parecía que otro campeonato se iba. Pero a 12 minutos del final, un cabezazo del Gallego González puso el 1-0 para el Cuervo.

El Lobo finalmente cayó ante Independiente y el triunfo en Rosario consagró a los Boedo. Festejo interminable, gloria eterna. Las lagrimas del Bambino Veira, la presencia de Marcelo Tinelli en el Gigante de Arroyito, fueron solo algunas de las postales de esa noche imborrable.

Oscar Passet, Oscar Arévalo, Oscar Alfredo Ruggeri, Damián Manusovich, Roberto Monserrat; Fernando Galetto, Carlos Netto y Paulo Silas; Claudio Biaggio y Esteban González fueron la base titular de ese once campeón.Un once que terminó con una maldición de 21 años sin festejos y que colocó nuevamente a San Lorenzo en lo más alto del fútbol argentino.

Imagen destacada: Télam


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*