Samara, El Cosmos de Rusia

SEDES MUNDIALISTAS
Samara

EXTENSO. El malecón fluvial de Samara es el más largo del país. (Taringa)
ALTURA. La estación de tren tienen el edificio ferroviario más alto de Europa. (Taringa)

En 1586 el Zar Fiódor decretó la fundación de una fortaleza para su guardia que, a raíz del crecimiento y la importancia que fue cobrando, acabó por convertirse en un centro de comercio de grano para la región del Río Volga. 349 años más tarde, en 1935 para mayor exactitud y, en homenaje a Valerián Vladímirovich Kúibyshev (revolucionario soviético y comisario político del Ejército Rojo durante la Guerra Civil Rusa, que tuvo lugar entre 1917 y 1923) este fuerte pasó a ser denominado Kúibyshev. Sin embargo, en 1991, su nombre se modificó nuevamente y desde entonces se le conoce como Samara. Esta ciudad pertenece al óblast homónimo y desde sus inicios fue considerada como neurálgica para cuestiones de comercio, cultura y ciencia. Fue también una especie de cuartel paralelo cuando en 1941 los ejércitos fascistas se acercaban a Moscú; por la época, Samara era considerada como la capital de la industria aeroespacial y militar del país. Esta situación derivó en que allí se erigiera lo que se llamaría “Capital de Reserva”. Es decir que, a cuenta de su ventajosa ubicación geográfica a orillas del Río Volga, se utilizaban las vías de comunicación y de transporte para mejorar la logística y las acciones del gobierno ruso de la época, lo que provocó que Samara sufriera algo parecido a un “estado de sitio”, ya que por el uso político y militar que se le daba a la ciudad, quedaba cerrada para otras cuestiones sociales, comerciales, culturales y científicas.  Al finalizar la Guerra, se levantó esa reserva, devolviéndole entonces las libertades que correspondían a un centro tan importante en asuntos relacionados con todo lo antes mencionado.

Actualmente continúa siendo un punto destacado en industrias y transportes de la Rusia europea, con una superficie total de 465.97 km² y con una población de alrededor de 1.250.000 habitantes.
Samara alberga industrias de vasta índole: metalúrgicas, ferroviarias, químicas y petrolíferas, entre otras. Por ejemplo, una de las empresas con base en aquella ciudad es la mundialmente reconocida “Nestlé”, que produce todo tipo de alimentos y variantes en lo relacionado con la gastronomía.

Por el lado cultural, esta magnífica ciudad rusa es un centro intelectual, plagado de museos y teatros. También tiene universidades de alta exigencia, lo que la convierte en un destino académico por excelencia.

Sin embargo, las cualidades de Samara no se detienen allí, entre otras maravillas de transporte, edilicias y haciendo hincapié en la conservación de edificios históricos de la época imperial o de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad acoge además el malecón fluvial más extenso de Rusia, el edificio de la estación ferroviaria más alto de Europa y no conforme con eso también alberga “La Plaza de Kúibyshev”, considerada como la plaza más grande del viejo continente.

IMPERDIBLE. “La Plaza de Kúibyshev” es un paseo obligado si se pasa por Samara. (Tairnga)

 

COSMOS ARENA

El equipo que tendrá la localía del estadio después del mundial es PFC Krylia Sovétov Samara, que milita en la liga rusa.
Esta fantástica obra tecnológica tiene capacidad para 45 mil espectadores y será el escenario para los siguientes duelos de la primera etapa del Mundial:
Domingo 17 de junio, 09:00 – Costa Rica vs. Serbia, Grupo E
Jueves 21 de junio, 12:00 – Dinamarca vs. Australia, Grupo C
Lunes 25 de junio, 11:00 – Rusia vs. Uruguay, Grupo A
Jueves 28 de junio, 11:00 – Senegal vs. Colombia, Grupo H
También se disputarán dos encuentros eliminatorios; uno por octavos y otro por cuartos de final el 3 y el 7 de julio respectivamente.

ESPACIAL. Con el juego de luces respectivo y durante la noche, el estadio simula ser parte del espacio exterior. (Moscovery)

FOTO DESTACADA: “Cosmos Arena”
El País
FOTOS:
Taringa

 


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*