Xhaka y Shaqiri hacen “volar” a los helvéticos

Suiza corrió de atrás y venció sobre la hora por 2-1 a Serbia en un partido clave para sus aspiraciones en el grupo y con intenciones políticas como bien muestran sus festejos. Los balcanes se juegan el boleto a octavos mano a mano con Brasil.

Si bien Suiza no partió como candidato, en las eliminatorias quedó claro que el proceso para sacar el máximo de la mejor generación de su historia, estaba en marcha. Y va por buen camino.

Pero quien golpeó primero y en el arranque del partido fue Serbia.

Sobre los 5′, un córner de Tadić y el posterior impacto de Mitrovic, vencieron a Sommer que nada pudo hacer ante el buen cabezazo del centro delantero.

Tal vez por la temprana ventaja, los balcánicos cedieron exageradamente el terreno y dieron por completo la iniciativa a los de Petkovic, que fue más actitud que juego colectivo.

Pero las cosas tomaron otro rumbo completamente distinto en la segunda mitad.

Serbia se dedicó a seguir su plan. Esta vez, con más posesión pero muchísima menos aproximación al área. Todo lo contrario a Suiza, que desbordó en todo momento y llenó de presencias el área rival.

No aguantaron. Cerca de los 10′ minutos del complemento, Shaqiri recibió y disparó. Un rebote y el siguiente destino del balón, encontró la llegada de Xhaka desde fuera del perímetro, que remató cruzado sobre el palo izquierdo de Stojković, que todavía se rearmaba del tiro previo.

El empate no era mal resultado para ninguno de los dos, pero obligaba a ambos a no fallar en el cierre del grupo. Entonces, ¿qué tan bueno era?

Serbia sufrió el mal partido de Milinković – Savić y Kostić en ataque. Y el ingreso de Ljajic no dio frescura ni otra visión a su juego ofensivo. En cambio, Gavranović y posteriormente Embolo, sí aportaron en Suiza lo que Seferović y Džemaili no.

Shaqiri con un remate al ángulo y el mismo Gavranović con una débil definición en un claro mano a mano, dieron aviso de lo que terminó por suceder.

Sobre la hora y con Serbia jugado en ataque, algo que no pasó en toda la segunda parte, encontró mal parada su defensa y un mal achique en el contraataque.

Gavranović recibió en la salida y Shaqiri marcó la diagonal en su propio campo. Recibió del delantero y comenzó la pulseada con su marcador, que siempre le vio la patente al enano pero fornido extremo del Stoke City.

Corrió con balón dominado 50 metros, y definió delicadamente ante la salida de Stojkovic, gol que dio la victoria a los helvéticos y miran de reojo la clasificación.

No solo convirtieron y dieron la victoria a su selección, sino que ambos jugadores “ganaron” una lucha interna ante los viejos integrantes de Yugoslavia, en su interminable conflicto en la guerra de los balcanes, como dejaron claro en sus festejos imitando el águila de la bandera albanesa.

A falta de una fecha, con un empate ante Costa Rica, los suizos se aseguran un boleto a octavos, aunque una victoria podría significar el liderato del Grupo E.

Por su parte, Serbia quedó en una posición comprometida. Deberá vencer a Brasil para asegurar su continuidad en la Copa del Mundo.

Alineaciones:

Serbia: Stojković; Ivanović, Milenković, Tošić, Kolarov; Milivojević, Matić; Tadić, Milinković-Savić, Kostić; Mitrović.

Suiza: Sommer; Lichtsteiner, Schär, Akanji, Rodríguez; Behrami, Xhaka; Shaqiri, Džemaili, Zuber; Seferovic.

Foto: ESPN


Alexis Viojo

Acerca Alexis Viojo

ver todas las publicaciones

21 Años recién cumplidos. Estudiante de periodismo. Amante de los deportes. Intento de tenista y futbolista. Coordinador del Rincón. Me encargo de Independiente con Santiago Sandoval, y recientemente sume Superliga de Grecia a mi palmarés(?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*