Nigeria tuvo mejor vuelo que Polonia

La primera “Batalla entre Águilas” quedó para los africanos, con un gol de penal de Victor Moses. El rival de la Argentina en el Mundial crece en confianza y efectividad. Los “Blanquirrojos” desconciertan porque muestran su peor versión en los partidos amistosos.

Nigeria se impuso 1-0 a Polonia en el Stadion Miejski de la ciudad de Breslavia y se presenta como uno de los seleccionados más poderosos del “Continente Negro”. Sin dudas, el alemán Gernot Rhor supo sacarle el jugo a un equipo que combina experiencia con frescura y sobreponerse a las vicisitudes que trae consigo la difícil tarea de dirigir a los nigerianos.

En su momento, el entrañable Velibor “Bora” Milutinovic – que entrenó a las “Súper Águilas” durante el Mundial de Francia 1998 – expresó que “es muy complicado estar al frente de un país en el que se hablan 500 idiomas diferentes”. Por suerte el lenguaje universal del fútbol lo practican a la perfección y pese a la ingenuidad que se le encasilla a los seleccionados africanos, cuando rueda la pelota nadie se acuerda ni de la Torre de Babel.

Enfrente un conjunto local que representa a la perfección la novela de Robert Louis Stevenson, “El extraño caso de Dr. Jekyll & Mr. Hyde”: un equipo sólido y feroz cuando juega por los puntos y otra cara totalmente diferente en lo que amistosos se refiere. Van 5 partidos sin halagos y una pobre producción ofensiva (apenas 1 gol convertido).

Sin embargo, los de Adam Nawalka fueron los primeros en generar peligro en el área rival. Buen cambio de ritmo por parte de la última línea defensiva y un pelotazo largo para la escalada de Rafa Kurzawa por izquierda. El volante del Gornik Zabrze metió un lindo envío rasante para la llegada de Lewandowski. Pero Roberto fue muy exigido a la pelota y no pudo rematar con comodidad. El balón rebotó en el poste izquierdo del arco defendido por Francis Uzoho y el sonido metálico despertó a la afición.

La respuesta de los africanos llegó con un tiro libre que tuvo más expectativas que realidad. Victor Moses en posición de número 10 quiso meter una comba por encima de la barrera pero le faltó potencia y recorrido, a punto tal Lukasz Fabianski acompañó con la mirada.

Por el lado polaco, la pegaba de Kurzawa comenzaba a transformarse en un recurso de peligro. Un centro cruzado desde la derecha se fue cerrando y por centímetros no alcanzó a conectar de cabeza Grzegorz Krychowiak.

Nigeria devolvió la gentileza con un balón detenido. Moses y un envío sobre la 18 local que fue cabeceado por Odion Ighalo, apenas ancho sobre el vertical izquierdo.

La primera polémica llegó sobre el cierre de los 45 iniciales. Otra bola cruzada sobre el área visitante que no pudo ser cabeceada por Krychowiak. Leon Balogun se vio sorprendido con la pelota encima y se la llevó puesta, a punto tal que tenía destino de autogol. Pero el central del Mainz 05 reaccionó con rapidez y rechazó de chilena en la línea del arco. Toda Polonia pidió gol pero no hubo ayuda de la tecnología para determinar si la redonda había traspasado en su totalidad. El árbitro inglés Michael Oliver confió en sus asistentes y aplicó el “siga, siga”.

La diferencia definitiva vino en el complemento, en el minuto 61. Victor Moses se animó por derecha y se metió en el área rival. Tiró la pelota larga y justo antes del cierre de Marcin Kaminski ensayó un artero piletazo. Oliver compró la caída del jugador del Chelsea y señaló la pena máxima.

Moses estuvo más frío que el clima en la ejecución y con temple de acero colocó el balón junto al palo izquierdo de Bartosz Bialkowski, el portero de turno, para convertir el solitario gol del encuentro.

Ganó Nigeria y elevó aún más una moral que ya estaba por las nubes, tras el triunfo de tinte épico ante la Argentina en noviembre pasado. Polonia puede echarle la culpa a las decisiones arbitrales, pero sería más maduro admitir que el equipo todavía no encuentra su funcionamiento (al menos no se parece en nada a que ganó su grupo eliminatorio).

Los africanos cerrarán marzo en Londres, cuando midan fuerzas ante Serbia el próximo martes, en el Hive Stadium (la casa del Barnet FC). Los “Blanquirrojos” volverán a jugar en casa – esta vez en Chorzow – y el rival de turno será Corea del Sur, también el 27 de marzo.

(Foto: Channles.tv)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*