La noche del 10

RUSIA 2018
Selección Argentina

Con un triplete y una asistencia de Lionel Messi, Argentina goleó a Haití y aunque no fue un partido como para sacar demasiadas conclusiones, la despedida del seleccionado funcionó como estaba ideada: fue una fiesta.

62. Con el gol de penal ante Haití, Messi marcó su sextuagésima segunda conquista con la Albiceleste. (@Argentina)

El estadio Alberto J. Armando, más conocido como “La Bombonera” se vistió de celeste y blanco para despedir al plantel que viajará primero a Barcelona y después a Rusia, donde disputará ni más ni menos que la Copa del Mundo. Teniendo en cuenta la complicada fase clasificatoria y que después de lograr entrar al mundial, la Selección no había jugado en el país, la idea de hacer un partido de despedida, no sonaba nada mal. Si bien es la tercera vez que se realiza este tipo de eventos, sería la primera ocasión en que el escenario era La Bombonera y la hinchada no defraudó: como lo hiciera hace unos días en el estadio Tomás Ducó en un entrenamiento a puertas abiertas, el público argentino se hizo sentir y las tribunas se llenaron de aplausos, cantos y gritos de aliento.

El partido en sí mismo era apenas una exhibición y no por la diferencia de jerarquías individuales entre Argentina y Haití, sino porque el objetivo no era medir fuerzas futbolísticas, sino cerrar una etapa con muchos sinsabores como lo fueron las eliminatorias y abrir, a su vez, un camino que ilusiona porque, como declaró Lionel Messi al finalizar el encuentro, aunque Argentina no llegue como candidato, tiene un buen plantel y todos sueñan con traer la Copa del Mundo.

(@Argentina)

Figura indiscutida del encuentro, el capitán argentino derrochó fútbol cada vez que intervino: hizo los primeros tres goles y además asistió a Sergio “Kun” Agüero para que el delantero de Manchester City convirtiera su tanto. Ahora que si se trata de analizar el juego de modo que puedan sacarse conclusiones, es más o menos como gastar pólvora en chimangos: Haití no atacó. Fue tan pasivo el andar visitante que Wilfredo Caballero ni siquiera tocó la pelota con las manos, apenas si se mostró como opción de pase en el armado de alguna jugada de ataque. Los haitianos se asomaron al área nacional con algún tiro de esquina que fue despejado sin sobresaltos.
La defensa tampoco tuvo ocasión de demostrar su fortaleza debido a eso mismo: los haitianos no los presionaron, no intentaron demasiado y cuando algún “insurrecto” pretendió romper el molde, tanto Nicolás Otamendi, Federico Fazio como Javier Mascherano se ocuparon de anticipar. Por el lado de los laterales, Nicolás Tagliafico y Eduardo “Toto” Salvio se volcaron a la ofensiva, generando varias oportunidades.
Si bien la idea era que “Masche” se fusionara con Giovani Lo Celso como un doble cinco, nuevamente la actitud de Haití desbarató los planes: el actual jugador de PSG fue siempre hacia al ataque, intentando asociarse con Messi y lo mismo sucedió con Manuel Lanzini, que ofició de enganche tirándose desde la derecha hacia la izquierda. Ángel Di María, al igual que Gonzalo Higuaín tuvieron sus chances de marcar, pero el arquero Johnny Placide le impidió conseguirlo al delantero de Juventus, mientras que el volante de Paris Saint Germain no logró que sus disparos fueran al arco: ambos salieron desviados.
Después está ÉL. El “10”, el “Messías”; ese jugador que cambia todo con sólo un pase o una corrida. Aunque el primer gol fue de penal, antes de concretarlo ya había generado situaciones de gol. Luego, para la segunda conquista, empezó la jugada y la siguió, continuó su camino hasta el área y de “pescador” encontró su gol número 63 en la Selección. El tercero, sin embargo, permitió que se viera una alternativa más que viable: Cristian Pavón no se inhibió y sacó sus mejores movimientos, peleó la pelota hasta el final y puso un pase atrás que “La Pulga” capturó en el medio del área haitiana. Gol 64, abrazo y reconocimiento a la enorme jugada que había realizado el atacante de Boca Juniors.
Unos minutos más tarde, ya con su triplete consumado, el astro de Barcelona FC le cedió una pelota a Sergio Agüero y el “Kun” no desaprovechó su oportunidad; la mandó a guardar y selló un duelo que aunque no tuvo “competencia” sirvió para que los futbolistas se fueran con un buen sabor de boca e ilusionados con lo que está por venir.

DETALLES DEL PARTIDO

TODAS LAS IMÁGENES PERTENECEN A @Argentina, cuenta oficial de Twitter de la Selección Argentina de Fútbol


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*