La Croacia del carácter

En su tercera prórroga al hilo, los de Zlatko Dalić dieron vuelta la historia y superaron 2-1 a Inglaterra para meterse por primera vez en una final de Copa del Mundo. Perisić en el segundo tiempo, y Mandzukić en la parte final del tiempo extra torcieron una historia que había empezado favorable a los Three Lions gracias al gol de Kieran Trippier. La generación liderada por un eximio Luka Modrić querrá ahora coronarse para finalizar por todo lo alto.

El estadio Luzhniki atestiguó la segunda semifinal, disputada entre una Croacia disminuida físicamente pero ilusionada por alcanzar su primera final y una Inglaterra que buscaba finalizar esa larga espera de 52 años sin alcanzar el partido cumbre. A diferencia de lo que fue la otra semifinal, el primer gol del partido cayó rápido. Tras una falta dudosa de Luka Modrić ante Dele Alli, el encargado de ejecutar fue Kieran Trippier. El del Tottenham, que ya había dado muestras de su buena pegada en pelota quieta durante este Mundial, ensayó un remate tan fuerte y colocado que fue imposible para el arquero Danijel Subasić siquiera esbozar una reacción. Los croatas tuvieron que salir a buscar torcer la historia, se adelantaron en el campo y, si bien se acercaron, el partido se siguió jugando como quisieron los Three Lions. Solamente un remate de afuera de Ivan Perisić y algún centro peligroso bien despejado por la defensa inglesa fueron lo más peligroso de los Vatreni.

El golazo de Kieran Trippier ilusionó a los ingleses con la final. Aunque no terminó alcanzando, fue un buen Mundial del lateral del Tottenham. (Foto: Getty)

Del otro lado, los británicos desperdiciaron algunas chances que después adolecerían. Alli y Raheem Sterling combinaron muy bien y le fabricaron al goleador Harry Kane una doble ocasión muy clara. Sin embargo, el ‘9’ y por ahora máximo anotador en esta Copa del Mundo no pudo batir a Subasić en la primera y luego, increíblemente, su posterior definición fue privada de ser gol entre el palo y una gran reacción posterior del arquero. Más cerca del entretempo, hubo otra para los británicos. Alli volvió a aparecer aguantando la pelota y le cediéndole el gol a Jesse Lingard, pero la definición del volante del Manchester United salió desviada. En los primeros minutos del complemento, Inglaterra volvió a tener una nueva chance de aumentar. Jordan Henderson ubicó a Sterling, pero Subasić estuvo muy atento para cortar su intento de disparo. Cualquiera de esas ocasiones marradas pudo haber cambiado la historia.

Faltaba algo más de media hora y el duelo parecía controlado por el cuadro inglés, no obstante el temple croata comenzó a pesar en el partido, factor clave para que la historia comenzara a darse vuelta. La personalidad de Modrić, con ‘la reserva del tanque’ pero la frialdad intacta para decidir, empezó a hacer creer a sus compañeros. El ‘10’ maniobró por derecha y sacó un envío que Perisić impactó y Kyle Walker alcanzó a salvar con lo justo. Fue un presagio, ya que los balcánicos comenzaron a venirse, y a los veintitrés minutos arribó al empate: Sime Vrsaljko trepó por derecha y encontró con un gran centro el anticipo espectacular de Perisić ante Walker para igualar la contienda. Ese estado de ánimo se propagó inmediatamente, porque Croacia se inyectó de confianza y los Three Lions pasaron momentos de real zozobra. El más duro fue sin dudas dos minutos después del 1-1, cuando un error compartido entre defensa y Jordan Pickford derivó en Perisić, quien tras sacarse de encima a su marcador metió un zurdazo que fue a parar directo a la base del palo izquierdo del arquero, que debió empezar a trabajar para sostener a su equipo. En la acción siguiente, Pickford debió intervenir tras una pelota por alto de Marcelo Brozović para Mario Mandzukić. Sin embargo, casi le concede el 2-1 a Perisić cuando salió mal en un centro, aunque el jugador del Inter fue incapaz de aprovechar la concesión. El duelo no dio para más en los noventa, así que todo debió decidirse en la prórroga.

El momento en donde todo empezó a cambiar: Perisić y un anticipo impecable ante Walker para igualar el duelo. (Foto: Reuters)

Pese al mayor cansancio acumulado por afrontar un tercer tiempo suplementario de manera consecutiva, el elenco balcánico extendió esa mejor imagen que había dejado en el tiempo reglamentario. Sin embargo, aún con su rival a cargo de la iniciativa y más entero desde lo emocional, Inglaterra tuvo una nueva ocasión mediante su principal arma: la pelota parada. Trippier ejecutó un córner y John Stones se elevó más que nadie para meter un gran cabezazo que de no ser salvado en la línea por Vrsaljko se hubiera transformado en la ventaja de los de Gareth Southgate. Pero allí murió todo para los ingleses, porque no supieron volver a inquietar a Subasić y, cuando tuvieron la pelota, no hicieron más que repetirse en centros. Croacia respondió rápido: Perisić sacó un envío venenoso desde la izquierda que Mandzukić anticipó y fue tapado in extremis por Pickford.

Los últimos quince minutos reflejaron la mayor entereza anímica de los de Zlatko Dalić, y finalmente su premio llegó a los 109 minutos de juego llegó: un despeje alto de Walker derivó en un salto de Perisić para asistir de cabeza a un Mandzukić mucho más despierto que Stones para ganar la posición y cruzar un zurdazo cuyo destino inexorable fue la red. Inglaterra cayó en la desesperación por empatarlo y los balcánicos tuvieron alguna chance más, pero la historia culminó con el 2-1. Los croatas han escrito historia de la grande para su fútbol, y además será la primera vez en la historia de la Copa del Mundo que un finalista viene de atrás en sus tres anteriores encuentros para llegar al partido cumbre. La cita será ante Francia, que ya supo frenarlos hace 20 años, cuando Croacia alcanzó la hazaña de llegar a semifinales, justamente en tierras galas. Ahora, la generación de liderada por Modrić, y bien acompañada por Rakitić, Mandzukić, Lovren y Perisić querrá estamparle su nombre a la Copa del Mundo. Como ya vimos hoy, no importará el cansancio si el carácter y la voluntad todavía persisten.

El festejo final de los croatas con su gente. Por primera vez, estarán en una final del mundo. (Foto: AFP)

 

Foto destacada: Carl Recine


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*