Impacto inesperado: Alemania eliminada

“Die Mannschaft” dejó el cetro de campeón tras una inédita caída ante los coreanos y agigantó la maldición acerca de ganar la Copa de las Confederaciones. No se veía un batacazo semejante desde la eliminación de Italia en 1966, a manos de “la otra Corea”.

Corea del Sur sorprendió 2-0 a Alemania en el Kazán Arena y la dejó afuera de la Copa del Mundo de Rusia 2018. Tremendo golpe para el tetracampeón mundial, que pareció llegar con mejor ánimo tras la agónica victoria sobre Suecia, pero que sucumbió ante un dinámico equipo asiático que jugó el mejor partido de su vida.

Eran pocas las chances de clasificación para los surcoreanos pero lo último que perdieron fue la esperanza. La idea al menos era dar lo mejor de sí mismos y demostrarle al mundo que las distancias futbolísticas entre los grandes se han acortado (y mucho).

Fueron los de Shin Tae-Yong quienes tomaron la iniciativa con la primera situación de riesgo. Tiro libre de Woo-Young Jung casi desde 35 metros y un remate frontal con demasiada potencia. Manuel Neuer se confió y quiso embolsar el balón, pero la caprichosa se le escurrió entre sus manos y la dejó corta. Arremetía Sun Heung-Min para el primero y el portero alemán enmendó su falla con un manotazo al córner.

A los 25´ volvieron a insistir los “Guerreros Taeguk”. Centro de Yong Lee sobre el área germana y despeje a medias por parte de Niklas Süle. Le quedó a Sun para la volea, pero el remate se fue muy desviado.

Poco de Alemania en los 45 iniciales. Ni siquiera el retorno de Mesut Ozil como titular y la apuesta por León Goretzka por la banda derecha le dio despliegue y conexión ofensiva a un equipo bajas calorías.

Recién en el complemento despertó el gigante dormido, más por obligación que por convicción (no llegaban las mejores noticias desde Ekaterimburgo y la única opción viable era ganar).

Linda combinación entre Marco Reus y Mesut Ozil con un doble taco que resultó una genial pared. El volante del Arsenal londinense llegó hasta el fondo y metió el temible centro atrás. Timo Werner le dio como venía, pero la redonda se fue muy cerca del primer palo. Fue la mejor jugada combinada del conjunto alemán, que casi una hora más tarde mostró juego asociado.

Joshua Kimmich comenzó con sus incursiones por el andarivel derecho y un centro suyo casi es conectado por Werner, quien fue bloqueado en el momento justo por un defensa.

Löw dejó de lado el protocolo y metió a Mario Gómez para llenar de centro el área coreana. Kimmich entendió la fórmula y un preciso centro fue cabeceado por Super Mario, pero el arquero Cho Hyun-Woo hizo fácil una bola que parecía más complicada.

El reloj era el peor enemigo y la desesperación comenzaba a jugar su partido aparte. No es común ver a una Alemania inconexa y desordenada: lo de Suecia llegó por decantación porque el buen juego se impuso, pero ésta fue otra historia y no había ideas suficientes como para vulnerar el cerrojo defensivo de los asiáticos.

Hasta que llegó el mazazo inesperado. Minuto 92 y tiro de esquina para Corea. Ejecución de Son al primer palo e intentos fallidos de Yun Young-Sun y Jang Hyung-Soo para hacerse de la pelota. Un involuntario toque de Toni Kroos no hizo más que habilitar a Kim Young-Gwon, quien estaba en un principio en posición adelantada. Remate alto del defensor que juega en el Guangzhou Evergrande chino, para batir a Neuer y sacudir la estantería.

Fue con suspenso porque intervino la tecnología. El árbitro estadounidense Geiger consultó el VAR para determinar la posición de Kim, pero las repeticiones televisivas confirmaron que fue el jugador alemán el último en tocar la pelota, por lo que el defensor coreano estaba perfectamente habilitado.

Una verdadera montaña humana pareció el festejo coreano tras el primer gol (Foto: Los Ángeles Times)

Perdido por perdido, Alemania no quiso ser derrotado y fue en busca del empate. En el séptimo minuto de adición, los germanos descendieron al séptimo círculo del infierno. Porque hasta el propio Neuer fue a buscar un cabezazo salvador y los coreanos aprovecharon la desesperación de los europeos.

Un despeje de la defensa tras un tiro de esquina de Toni Kroos y Neuer estaba demasiado lejos de su hábitat natural. Ju Se -Jong mandó un larguísimo pelotazo al terreno enemigo y fue Heung Min-Son el que agarró la lanza. Un pique feroz del delantero del Tottenham inglés casi sin oposición y toque a la red con el arco vacío. Explosión de fútbol y sorpresa con un resultado dantesco.

Y salió el Sol para Corea con esa memorable corrida de Heung-Min Sun (Foto: Mirror)

Los alemanes se quedaron en la puerta. De firmes candidatos al bicampeonato a quedarse en la primera ronda, algo que jamás le había ocurrido a los teutones en una fase de grupos. Por sexta vez, el campeón defensor no supera la instancia inicial: le pasó a Italia 2 veces (en 1950 y 2010), a Brasil (1966), Francia (2002) y España (2014).

Para Corea del Sur fue igualar a su vecina del Norte, porque en 1966 el seleccionado de “Los Caballos Alados” volaron mejor que un Pegaso y sorprendieron a Italia, al vencerla 1-0 con un gol convertido por un dentista llamado Pak Do-Ik.

Pese a que Joachim Löw tiene contrato hasta 2022 ya se habla de fin de ciclo. Quizás para algunos jugadores, más por edad que por rendimiento y con la espada de Damocles encima que suelen colocar algunos ex futbolistas (fueron mordaces las críticas de Lothar Matthauss y de Karl-Heinz Rummeniegge, como para que se note que lo que sucede en la Argentina, en Europa también se consigue).

Los “Guerreros Taeguk” también se quedaron afuera, pero tuvieron la mejor de sus batallas. Del otro lado de la puerta pusieron la oreja Suecia y un todavía asustado México. Es que el mundo todavía sale de su asombro por la temprana despedida alemana. Los imperios se caen y volverán a erigirse. No es tan dramático… alguna vez tenían que perder.

Síntesis:

Corea del Sur (2): 23-Hyun-Woo; 2-Yong-Lee, 5-Young-Sun Yu, 19-Young-Gwon y 14-Chul Hong; 17-Jae-Sung, 15-Woo-Young, 20-Hyung-Soo y 18-Seon-Min (8-Se-Jong); 13-Ja-Cheol (11-Hwang-Hee luego 22-Hee-Chan) y 7-Heung-Min Son. DT: Shin Tae-Yong.

Alemania (0): 1-Neuer; 18-Kimmich, 17-Sule, 5-Hummels y 3-Héctor (20-Brandt); 8-Kroos y 6-Khedira (23-Gómez); 14-Goretzka (13-Müller), 10-Reus y 10-Ozil; 11-Werner. DT: Joachim Löw.

Árbitro: Mark Geiger (USA)

(Foto Principal: NDTV Sports)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*