El top 4 de Suecia

SUECIA

En este próximo Mundial de Rusia, la Selección sueca integrará el grupo F junto a Alemania, campeón defensor, Corea del Sur y México. Será la décimo tercera ocasión en que Suecia participe de la máxima cita futbolera y a continuación El Rincón del Fútbol te cuenta cuáles fueron sus actuaciones más destacadas.

CAPITANES. Bellini (izq) y Liedholm, final 1958 (www.copa2014.gov.br)

La escuadra sueca formó parte de 12 de las 20 citas previas a Rusia 2018 y durante esos certámenes, la performance más destacada fue la que tuvo lugar justamente en Suecia 1958, cuando el elenco anfitrión accedió a la final y cayó ante el poderoso Brasil. Sin embargo, hubo tres oportunidades más en las que el conjunto europeo formó parte de los 4 mejores seleccionados de la Copa Del Mundo:

1938. Tore Keller (der) y Gyorgy Sarosi. (FIFA)

FRANCIA 1938. Fue la tercera copa del mundo disputada en la historia y no tuvo fase de grupos. Esta situación se debió, en gran parte, a los diferentes conflictos internacionales que existían en la época y que un año más tarde desembocarían finalmente en la “Segunda Guerra Mundial”. Hubo solamente 16 escuadras participantes, ya que muchas se bajaban de la cita mundialista precisamente a raíz de la problemática social entre regiones de Europa, Asia y Estados Unidos. Otra situación que afectó directamente a la organización de este mundial fue el “boicot” por parte de Uruguay. Como Francia y otros países europeos no quisieron participar de la primera Copa del Mundo realizada justamente en tierras charrúas, “La Celeste” devolvió gentilezas y se negó a jugar en el país galo. A esta renuncia se le sumó la de Argentina y las demás entidades americanas, por lo que los únicos representantes de este lado del mundo que dieron el presente en Francia fueron Brasil y Cuba.

A raíz de la poca cantidad de equipos presentes, la disputa de la copa arrancó con una primera fase conformada al estilo de lo que en la actualidad se conoce como “Octavos de Final”.

Suecia, sin embargo, ingresó en segunda fase o “Cuartos de Final” ya que Austria, participante original del certamen, fue tomada por Hitler y su ejército durante lo que sería, a la postre, la primera acción armada de la Alemania nazi, quedando así los austríacos fuera del Mundial.

Sin que aún se conozcan a ciencia cierta los criterios en los que se fundamentó FIFA para su resolución, el máximo ente regulador del fútbol decidió que quien ocupase el lugar que quedaba vacante por la toma de Austria, fuera Suecia, que había sido el escolta de Alemania en las eliminatorias de su respectivo grupo; aunque lo más lógico hubiese sido que quien ingresara en lugar de los austríacos fuera Letonia, segundo en su zona de clasificación.

Finalmente, entonces, entraron los suecos y el rival de turno en esa segunda fase fue Cuba, que había eliminado con anterioridad a Rumania, pero que no pudo hacer nada para evitar la estrepitosa caída por 8 a 0. Los goles de Suecia fueron marcados por Tore Keller -3-, Gustav Wetterstrom -3-, Arne Nyberg y Harry Andersson.

De esta forma, Suecia ingresa a la instancia de semifinales, pero cae 5 a 1 frente a Hungría. Curiosamente, los escandinavos habían empezado ganado con un tanto de Arne Nyberg al minuto de juego, pero los húngaros revirtieron el marcador con goles de Sven Jacobsson, contra su propia valla, Ferenc Sas, Gyula Zsengeller -2 y Gyorgy Sarosi.

En el duelo por el tercer puesto el rival fue Brasil que había perdido su partido de semis con Italia. Los sudamericanos se impusieron por 4 a 2 y Suecia se ubicó en el cuarto lugar de la tabla general. Los goles brasileños fueron de Romeu, Leonidas -2- y Peracio. Nuevamente le daban vuelta un resultado a Suecia que había arrancado el encuentro poniéndose en ventaja a través de las conquistas de Sven Jonasson y Arne Nyberg.

La Copa del Mundo quedaría en manos de Italia y Hungría finalizaría como subcampeón.

PLANTEL SUECO. Estos fueron los titulares del mundial 1950. (WIkipedia)

BRASIL 1950. Luego de 12 años sin que desarrollara el torneo más importante del mundo a nivel selecciones, Brasil sería sede del primer certamen mundialista post “Segunda Guerra Mundial”. Conformado de forma bastante peculiar, el campeonato se había armado con 4 grupos: 2 de cuatro equipos, 1 con tres elencos y otra con 2. Suecia formaba parte del grupo 3, junto a Paraguay e Italia. En el debut frente a los italianos, Suecia pudo revertir un trámite que comenzó en forma adversa. La “Neoazzurra” arrancaba ganando con un tanto de Riccardo Carapellese apenas a 7 minutos del inicio. Sin embargo, con un doblete de Hans Jeppsson y con otro gol de Sune Andersson, los suecos se pusieron arriba en el marcador. El resultado final sería sellado por Ermes Muccinelli a los 39 del complemento.

En el segundo encuentro, Suecia se vio cara a cara con Paraguay e igualaron 2 a 2. Los goles de los venidos de Europa fueron de Stig Sundqvist y Karl-Erik Palmer, mientras que los del elenco sudamericano llegaron a través de César López Fretes y Atilio López. Con la victoria ante Italia y este empate, sumados al triunfo que los italianos obtuvieron contra los paraguayos por 2 a 0, la selección nórdica se clasifica para la ronda final como líder de su grupo.

De todas formas, en la última etapa del mundial, los rivales no serían nada sencillos y se notaría holgadamente la superioridad que el fútbol sudamericano logró imponer en la fase final del Mundial 1950.

Los escollos que superar para Suecia eran España, Uruguay y Brasil; y en el primer partido, justamente ante el anfitrión y gran favorito a quedarse con el título, los suecos se vieron superados ampliamente. Con un póker de Ademir, un doblete de Chico y una conquista de Maneca, los “Cariocas” golearon 7 a 1. El gol sueco llegó por la vía del penal a través de Sune Andersson. Sería el descuento parcial, el 5 a 1.

En el siguiente duelo del grupo, Suecia nuevamente sería derrotado, aunque por un resultado mucho más ajustado: Uruguay ganó 3 a 2 con goles de Alcides Ghiggia y Oscar Míguez -2-. Sin embargo y como pareciera ser algo que les sucede muy a menudo a los jugadores suecos, el encuentro se inició de manera favorable, pero no se pudo mantener; a los 5 minutos de juego, Karl-Erik Palmer abrió el marcador para los europeos y a los 40, Stig Sundqvist estampaba el 2 a 1 transitorio.

En el tercer encuentro, finalmente Suecia conoció el triunfo. Fue 3 a 1 ante España, con goles de Stig Sundqvist, Bror Mellberg y Karl-Erik Palmer. El tanto español fue de Telmo Zarra.

De esta manera Suecia obtenía el tercer puesto superando a España. Por su parte, Brasil y Uruguay disputarían el último partido con un triunfo nunca olvidado ni por propios ni por ajenos: El estadio Maracaná desbordaba, no cabía ni un alfiler y, para encender más aún las expectativas, los locales empezarían ganando con un tanto de Friaca. Pero los “Charrúas” no aflojarían y esa famosa garra que surge en momentos críticos, saldría a flote. Uruguay iba a dar vuelta el resultado y por medio de las conquistas de Juan Schiaffino y Alcides Ghiggia, triunfarían por 2 a 1. Y así, como alguna vez una explosión denominada como “Big Bang” creó el universo, aquel domingo 16 de julio de 1950, los goles de Schiaffino y Ghiggia crearon el siempre recordado “Maracanazo”.

SCRATCH. El primer campeonato de Brasil, con Pelé como emblema. (Wikipedia)

SUECIA 1958. Ocho años más tarde, llegaría la mejor actuación en su historia mundialista para los nórdicos y, además, la oportunidad de ser profetas en su tierra. Suecia recibía con los brazos abiertos el certamen y culminaría la fase de grupos como líder de su zona.

Los locales compartieron grupo con Gales, Hungría y México, siendo la selección latinoamericana la primera piedra en el camino del anfitrión. La victoria de los europeos fue por 3 a 0 con goles de Agne Simonsson, Nils Liedholm -p- y Agne Simonsson. En el segundo encuentro, Hungría tampoco pudo hacerle fuerza y los suecos triunfaron gracias a un doblete de Kurt Hamrin. El 2 a 1 final lo cerró Lajos Tichy, a falta de poco más de 10 minutos para culminar el partido. La fase de grupos llegaría a su ocaso con un empate sin goles frente a Gales.

Habiendo culminado la etapa inicial como puntero de su zona, Suecia se enfrenta en cuartos de final a U.R.S.S (Ex Unión Soviética) y se impone 2 a 0 con goles de Kurt Hamrin y Agne Simonsson. En semifinales el rival fue ni más ni menos que Alemania Occidental y los “Vikingos amarillos” obtuvieron una gran victoria por 3 a 1. Los germanos empezaron ganando con un tanto de Hans Schaefer, pero el conjunto escandinavo lo dio vuelta gracias a las conquistas de Lennart Skoglund, Gunnar Gren y Kurt Hamrin. De esta manera, los dirigidos por George Raynor llegaban por primera vez a una final y enfrente estaba Brasil que, además de ser favorito, no lograba sacarse la espina que tenía clavada desde el Maracanazo.

Fue entonces que llegó el partido definitivo, el duelo que hacía que el camino recorrido dejara de importar: el 29 de junio de 1958, Suecia, en su tierra tenía la chance de, por fin, convertirse en profeta. Pero como reza el refrán, no lo pudo conseguir y la alegría fue brasilera. Los sudamericanos ganaron cómodamente 5 a 2 con goles de Vava -2, Pelé -2- y Zagallo. La apertura del marcador la provocaron los locales a través de Nils Liedholm y el 4 a 2 parcial había sido obra de Agne Simonsson. El sueño de ser campeón llegaba a su final y como dice la famosa canción de la banda sueca “Europe”, para los locales era hora de iniciar una nueva cuenta regresiva e intentar en otro mundial, coronarse como los mejores del universo futbolero.

 

USA ’94. Los suecos cayeron en semifinales. (www.pordeciralgo.com.uy)

ESTADOS UNIDOS 1994. En esta ocasión, Suecia formaba parte del Grupo B junto a Brasil, Rusia y Camerún. El debut sería ante el equipo africano y no se iban a sacar ventajas: empate en dos goles con tantos de Roger Ljung y Martin Dahlin para los Vikingos, y David Embe y Francois Omam-Biyik para los cameruneses. El partido número dos de la primera fase llevó a Suecia a verse las caras con Rusia y el resultado es a favor de los nórdicos por 3 a 1. Los goleadores del duelo fueron Tomas Brolin -p- y Martin Dahlin en dos oportunidades. La apertura del marcador llegaba por medio de Oleg Salenko quien, desde los doce pasos, había puesto en ventaja a los rusos. En el tercer y último encuentro de la zona grupal, Suecia se tenía que enfrentar a su gran karma: Brasil que, encima de ser siempre candidato al título, había goleado tanto a Rusia como a Camerún en sus duelos previos. Sin embargo, no se dio el partido que todos imaginaban y el tanteador mostró un 1 a 1 que llevaba a ambos equipos a clasificar a los octavos de final. El gol brasileño fue de Romario, mientras que Kennet Andersson marcó para Suecia.
En instancias de play-offs, los suecos se enfrentaron a Arabia Saudita, imponiéndose por 3 a 1. Los goles vikingos fueron de Martin Dahlin y Kennet Andersson, en dos ocasiones. El descuento de Arabia lo marcó Fahad Al Ghesheyan.
En la siguiente etapa, cuartos de final, el rival fue ni más ni menos que Rumania, que venía envalentonado tras haber eliminado a Argentina. El partido fue trabado, difícil. Durante los 90 minutos reglamentarios terminaron 1 a 1 con goles de Tomas Brolin para Suecia y Florin Raducioiu para Rumania. En el tiempo extra Raducioiu concretaría su doblete y pondría en ventaja a los rumanos, pero Kennet Andersson igualaría circunstancias y con ese 2 a 2 final, todo se tenía que resolver desde el punto penal. Ya en la última instancia, Suecia se quedaría con el partido y el pase a semifinales tras imponerse 5 a 4. Cada equipo disparó 6 veces. Para Rumania convirtieron Raducioiu, Gheorghe Hagi, Ioan Lupescu y Ilie Dumitrescu, mientras que los tiros de Dan Petrescu y Miodrag Belodedici fueron atajados por el guardameta escandinavo Thomas Ravelli. Por el lado de Suecia, Hakan Mild falló el primer disparo, pero Kennet Andersson, Tomas Brolin, Klas Ingesson, Roland Nilsson y Henrik Larsson, convirtieron y llevaron a su selección a semifinales.

Sin embargo, Suecia no pudo esquivar su karma: otra vez Brasil y otra vez el conjunto sudamericano sería su verdugo. Con un gol de Romario a los 35 del complemento, los cariocas sellaban su paso a la final y Suecia nuevamente lucharía por el tercer puesto en un encuentro en el que golearía a Bulgaria por 4 a 0 con goles de Brolin, Mild, Larsson y Andersson. Brasil se coronaría campeón y como escolta iba a quedar Italia.

VERDUGO. Brasil, con Romario a la cabeza, volvió a eliminar a Suecia. (Anotando Fútbol)

Luego de su participación en el Mundial de Estados Unidos, Suecia no volvería a llegar a las instancias de Semifinales. Las actuaciones más destacadas del conjunto nórdico lo llevaron como máximo a cuartos de final.

Con respecto a los rivales que tendrá en Rusia 2018, la Selección sueca formará parte del Grupo F junto a Alemania, Corea del Sur y México. Con el elenco surcoreano no existe historial para generar antecedentes, pero con los mexicanos y germanos, sí.

  • Suecia y Alemania se enfrentaron 4 veces, los alemanes ganaron 3 y los Vikingos 1. Se convirtieron un total de 15 goles, 9 germanos y 6 suecos:
    *Italia 1934 – 31 de mayo – Cuartos de final: Alemania 2 – 1 Suecia
    *Suecia 1958 – 24 de junio – Semifinales: Alemania Occidental 1 – 3 Suecia
    *Alemania Occidental 1974 – 30 de junio – 2da Ronda, Grupo B: Alemania Occidental 4 – 2 Suecia
    *Alemania 2006 – 24 de junio – Octavos de Final: Alemania 2 – 0 Suecia

Por el lado del historial con México, jugaron sólo una vez con victoria para Suecia. El duelo tuvo lugar durante el Mundial donde los escandinavos fueron anfitriones, el día 8 de junio de 1958, por la primera ronda del Grupo 3. El triunfo sueco fue por 3 a 0.

El debut del equipo nórdico en el próximo Mundial será el 18 de junio ante Corea del Sur, 5 días después se medirá con Alemania y cerrará la fase de grupos enfrentando a México el 27 de junio.

 

FOTO DESTACADA: “Empate entre Suecia y Gales en 1958”
FIFA
FOTOS:
www.copa2014.gov.br
FIFA
Wikipedia
www.pordeciralgo.com.uy
www.anotandofutbol.blogspot.com

 


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*