El esquivo tercer partido

Croacia se acostumbró a jugar los mundiales en las últimas dos décadas, aunque tiene una cuenta pendiente: ganar en su tercer partido en cada torneo. Por sus resultados, en ese encuentro quedó afuera en sus últimas tres presentaciones y ni siquiera en Francia 1998, cuando salió tercero, pudo obtener la victoria.

Todo comenzó un viernes 26 de junio de 1998. En ese entonces, Argentina y Croacia se enfrentaban por el tercer partido del Grupo H de Francia 1998 para definir quién se quedaba con el primer lugar de la zona y quién con el segundo, ya que ambos equipos habían derrotado tanto a Japón como a Jamaica y habían asegurado su clasificación a los octavos de final del torneo. Los europeos hacían su debut en los mundiales y haber pasado de ronda ya era un logro muy importante.

Argentina ganó 1 a 0 con un tanto de Mauricio Pineda a los 36 minutos del primer tiempo,  pero terminó Croacia llegando más lejos en la competencia: mientras nuestra Selección quedó afuera con Holanda en cuartos de final, los croatas vencieron a Rumania y a Alemania, y se quedaron con el tercer puesto tras perder con Francia en semifinales y vencer a Holanda en el partido por el tercer y cuarto puesto. Aparte, tuvo en sus filas a Davor Suker, quien fue el goleador absoluto del Mundial.

Lo grita Mauricio Pineda. (Foto: Scooptnest)

Ni el más optimista se podía imaginar ese tercer puesto, aunque esa participación iniciaría una racha que hasta el momento la Selección croata no pudo torcer: no poder ganar el tercer partido. Lo que en ese momento fue un hecho anecdótico, ya que incluso evitó a Inglaterra en octavos de final, le costó en las siguientes tres participaciones quedar afuera del Mundial en la fase de grupos, aun cuando llegó a esos partidos siempre con chances de clasificar en caso de obtener la victoria.

En Corea Japón 2002 la cosa había empezado mal, ya que el debut fue derrota con México. Sin embargo, una victoria contra Italia dejó al equipo mejor parado para lo que se venía. El rival del tercer partido era Ecuador, que participaba de un Mundial por primera vez en su historia y que precisaba de un milagro para clasificarse a octavos de final. En la ciudad de Yokohama, Japón, los sudamericanos se impusieron por 1 a 0 con gol de Edison Méndez y terminaron quedando afuera ambos seleccionados.

Ecuador lo eliminó de Corea-Japón. (Foto: Getty)

En Alemania 2006 tuvo su primer cruce con Brasil. La verdeamarelha ganó en sus tres presentaciones y dejó el segundo puesto para que se lo disputen entre Croacia, Australia y Japón. Más allá que los australianos habían vencido a los nipones y los croatas apenas habían podido empatar 0 a 0, el cruce con los de Oceanía en el tercer partido le daba la posibilidad de clasificar en caso de obtener la victoria. Darijo Srna adelantó a los europeos con un golazo de tiro libre y Craig Moore empató de penal. Niko Kovac marcó con colaboración de Zeljko Kalac e ilusionó con la victoria, pero Harry Kewell, en posición ilícita, marcó el 2 a 2 por el que volvió a quedar afuera Croacia.

En 2006 el cuco fue Australia. (Foto: FIFA)

En Brasil 2014 le tocó el debut que todos hubiesen querido evitar: contra el local. Marcelo se hizo un gol en contra, pero el equipo de Luiz Felipe Scolari se repuso y ganó 3 a 1, siendo el gol del empate el primer tanto de Neymar en la historia de los mundiales. México venció a Camerún, pero aparte le sacó un punto a Brasil en el segundo partido. A pesar de la goleada a Camerún en la segunda fecha, Croacia estaba obligado a ganarle al Tri en el tercer partido para mantenerse con vida en la competencia. Sin embargo, la mala racha se prolongó. Fue derrota 3 a 1 con un gol sobre el final de Ivan Perisic que sólo sirvió para adornar el resultado.

Se viene Rusia 2018 y Croacia debutará contra Nigeria el 16 de junio. Luego, será el turno de enfrentar a Argentina. Para el tercer partido, el que ha sido siempre esquivo en la historia del seleccionado en los mundiales, el rival será Islandia. Los croatas estarán deseosos de poder llevarse esos últimos tres puntos y poder volver a acceder a los octavos de final, y de paso, olvidarse de aquella maldición que inició un tal Pineda veinte años atrás.

Foto principal: Getty


Martín Wajsbrut

Acerca Martín Wajsbrut

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Martín Wajsbrut. Soy Contador Público Nacional desde hace 5 años y estoy por arrancar el último año de la carrera de periodismo deportivo en Eter. Soy un fanático de los datos y eso me llevó a emprender mi propia página de juegos de fútbol (www.futbologicjdf.blogspot.com). Allí subo sopas de letras, crucigramas y otras modalidades de juegos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*