Brasil bailó samba en Moscú

En el Estadio Luzhniki de Moscú, la Selección anfitriona del Mundial recibió una goleada de Brasil por 3 a 0, en la primera fecha de amistosos internacionales. Los goles fueron anotados por Miranda, Coutinho y Paulinho.

Con Neymar y Filipe Luis ausentes por lesión, Brasil le propinó una goleada a la Selección de Rusia, en un partido amistoso y preparatorio de cara a la Copa del Mundo que dará comienzo en el mes de junio. Los tantos fueron marcados por Miranda, Coutinho y Paulinho.

A los 4′ llegó la primera jugada de gol. Tras un buen pase de Dani Alves, Gabriel Jesus la paró con el pecho y remató al arco sin mucha fuerza, pero despejó, con su pie, Akinfeev, el arquero ruso.

Brasil monopolizaba el juego y a los 16′ tuvo otra ocasión de gol en un cabezazo de Casemiro, tras un buen tiro libre ejecutado por Coutinho. La acción terminó siendo controlada por Akinfeev otra vez.

Minutos después, Coutinho mandó un derechazo al arco de Akinfeev pero éste controló sin dificultades. El trabajo más destacado hasta el momento era el del guardameta ruso, que no paraba de recibir remates en su arco.

La primera chance de Rusia llegó recién a los 28′, cuando Golovin remató al arco pero Alisson, el portero brasileño, controló la jugada. Tres minutos después, los rusos demostraron que podían animarse a más y cuando Dani Alves perdió la pelota, Samedov aprovechó para mandar un fuerte tiro al arco de Alisson, quien con una mano desvió el balón y éste se fue por arriba.

Había bajado el ritmo la Selección de Tite, que había empezado a toda máquina; y Rusia, por su parte, en los últimos minutos del PT ganó confianza y se animó a patear al arco, a pesar del planteo defensivo que paró Cherchesov.

Ya en el complemento, Brasil no perdonó. Es que se hizo amo y señor del balón y Rusia se mantuvo ausente. Los de Tite salieron al campo aun con mayor convicción que en la primera parte y en catorce minutos liquidaron el encuentro.

No paró Brasil de patear al arco desde el comienzo de la segunda mitad y hay que destacar la labor del Akinfeev que, si no fuera por él, Rusia hubiera caído aún por una diferencia mayor.

A los 52′ y tras un córner corto, el portero ruso ya nada pudo hacer y tras tapar un cabezazo de Thiago Silva, dio rebote y el que supo aprovecharlo fue Miranda, que abrió el marcador.

Nueve minutos más tarde, el árbitro cobró la pena máxima a favor de los brasileños por una falta a Paulinho. Coutinho se hizo cargo del balón y cambió el penal por gol, cruzándole la pelota a Akinfeev, que no adivinó la trayectoria de la misma.

Apenas cinco minutos después, cuando ya el cronómetro marcaba los 66′, tras un pase de Willian, Paulinho liquidó el encuentro con un cabezazo y puso cifras definitivas al marcador.

Rusia mostró prácticamente nada en el complemento y sólo tuvo dos remates al arco, ambos de parte de Dzagoev, pero sólo se quedó con las intenciones, ya que no pudo materializarlas en ninguna oportunidad.

Imposible no ubicar a Brasil como uno de los grandes candidatos a ganar el Mundial en tierras rusas, es que aun sin dos de sus grandes figuras, supo jugar y bailar samba en Moscú.

 

SÍNTESIS

RUSIA (0): Akinfeev; Samedov, Granat, Kudryashov, Kutepov, Kombarov; Glushakov, Zobnin, Miranchuk, Golovin; y Smolov

BRASIL (3): Alisson; Daniel Alves, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Casemiro, Paulinho; Coutinho, Willian, Douglas Costa; y Gabriel Jesus

Goles: 53′ Miranda, 61′ Coutinho, 66′ Paulinho

Estadio: Luzhniki (Moscú, Rusia)

 

Imagen destacada: @CBF_Futebol

 


1 Comentarios en este artículo

  1. Fecha de amistosos redonda como una Telstar…. Todos los sudacas ganamos…!!!

    Gustavo Alonso / Responder

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*