Australia recuperó la fe con una goleada

Los “Socceroos” fueron contundentes y jugaron al póker con una selección checa que dista mucho de la subcampeona continental de hace 22 años. La última prueba será ante Hungría el próximo sábado, en Budapest.

Australia superó 4-0 a República Checa y redondeó su mejor actuación en años (no ganaba un partido amistoso desde junio de 2016, cuando se impuso 1-0 sobre Grecia). Al fin les salieron todas a los entrenados por el holandés Bert van Marwjik, quien sacó conclusiones positivas y un potencial XI de cara al debut frente a Francia, el 16 de junio en Kazan.

El NV Arena de St. Pölten, en Austria, fue el templo ideal para la resurrección de los “Aussies”. Se habían visto las caras en marzo de 2000 en la ciudad checa de Teplice y hubo triunfo local 3-1, con goles de Milan Fukal, Jan Köller e Ivo Ullich (Carig Foster descontó para los oceánicos).

Tras un inicio con dominio territorial y posesión del balón por parte de los checos, fue Australia la que golpeó primero, en el minuto 32. Bola cruzada de Tom Rogic de derecha a izquierda y Robbie Kruse metió un pase al medio para la llegada en soledad de Matthew Leckie, quien solamente tuvo que empujarla al gol.

Con un poco más de tranquilidad por la ventaja inicial, los “Socceroos” adquirieron más confianza y mostraron una versión más relajada. Aaron Mooy se animó desde afuera del área y el arquero Tomás Koubek tuvo que esforzarse para detener el balón en 2 tiempos.

Al inicio del complemento, llegó el segundo tanto oceánico y definitivamente el equipo tuvo un notable crecimiento anímico. A los 54´, toda de Andrew Nabbout por la derecha en el 1 contra 1 ante un defensor rival. Derechazo rasante y cruzado para el 2-0 parcial. Bautismo de gol en la Selección para el delantero del Urawa Red Diamonds japonés.

La goleada comenzó a tomar forma a los 72´, cuando Leckie redondeó su doblete. Otra vez la derecha del ataque australiano dio sus frutos y el extremo del Hertha Berlín definió con clase: enganche ante la marca de Jakub Jugas y zurdazo al primer palo del arco defendido por Koubek.

El pésimo encuentro defensivo de los europeos se vio reflejado con el cuarto gol de los “Aussies”, en un compendio de mala suerte y falta de concentración. Milos Degenek mandó un centro desde la derecha y la pelota rebotó en Jugas, para descolocar a Koubek y transformarse en el definitivo 4-0.

Ni el tiro del final le salió a la República Checa: Matthew Ryan se mandó una atajada colosal ante un cabezazo a quemarropa de Jan Sykora, para mantener su arco en cero.

Tremenda inyección anímica para un equipo que venía golpeado y sin rumbo. Ante Hungría será el último ensayo, para confirmar la levantada. El salto de calidad depende pura y exclusivamente de estos canguros que hoy se fueron ganadores.

Síntesis:

Australia (4): 1-Ryan; 19-Risdon (2-Degenek), 20-Sainsbury, 5- Milligan y 16-Behich; 7-Leckie (26-Arzani), 13-Mooy, 21-Luongo y 10-Kruse (24-Petratos); 23-Rogic (22-Irvine) y 11-Naboutt (30-MacLaren). DT: Bert van Marwijk.

República Checa (0): 16-Koubek; 18-Boril, 3-Kalas, 26-Jugas y 22-Novak; 8-Darida, 10-Husbauer, 19-Sshick (21-Sural), 7-Barak (6-Sykora) y 13-Kopic (12-Horava); 11-Krmencik (14-Jankto). DT: Karel Jarolim.

Árbitro: Alexander Harkam (AUT)

(Foto Principal: Robert Cianflone/Getty Images, publicada en The Guardian)

 

 

 


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*