“Dōmo arigatō”, Japón campeón

FÚTBOL FEMENINO
Mundial Sub-20 Francia 2018

Japón se coronó como el mejor equipo de la cita bretona, tras vencer por 3 a 1 a España en la final. Inglaterra acaparó el bronce dejando a las locales ubicadas en la cuarta posición. La española Patricia Guijarro fue la máxima artillera y la inglesa Sandy Maclver fue la mejor arquera del torneo.

(FIFA)

Definitivamente este mundial francés femenino sub-20, sentó precedentes y abrió un abanico de posibilidades que se amplió con respecto a las que, de aquí en más, serán tenidas en cuenta como probables candidatas a ganar lo que se les ponga enfrente. Con el gran partido que disputaron niponas y españolas, además quedó en evidencia que, en lo relacionado con la práctica femenina del fútbol, las grandes potencias no son las que generalmente se asocian con lo que vemos en el masculino de la disciplina: las mujeres evolucionan de otra manera, desde otro lugar. Quizás sea porque, en comparación, siempre se manejan desde un lugar mucho más amateur que sus colegas; esos que ganan millones y que, sin dudas, generan un atractivo futbolístico que a nivel espectadores y show, supera ampliamente al mundo femenino. Pero no porque jueguen mejor o más lindo, sino porque el negocio es más redituable. Después habrá quienes prefieran una u otra manera de jugar, el planteo no pasa por ahí; la cuestión pasa por poner sobre la mesa, lo que las chicas han conseguido alcanzar en un terreno dominado económica e históricamente, por hombres.
¿De qué otra manera se puede explicar lo sucedido en las semifinales? Si bien España tenía más argumentos para ganarle a Francia que el caso inverso, nadie se hubiese imaginado desde lo meramente nominal, que Japón vencería a Inglaterra y sería, por primera vez, finalista de una copa mundial. Se repite que este análisis surge sólo desde los nombres: Francia, Inglaterra, Japón y España, ¿cuáles dos creerías que llegan a la final? Seguramente la gran mayoría hubiese apostado a que dos de los tres elencos europeos y no, no fue así. Japón se ganó un lugar en el último duelo y no conformes con ese logro gigantezco, las niponas también se atrevieron a salir campeonas del mundo.
A esto nos referimos cuando hablamos de la perspectiva peculiar que brinda el fútbol femenino; para quien siguió las instancias previas, no fue nada sorpresivo el resultado final ya que Japón había dado muestras clarísimas que era firme candidato y no porque tuviera individualidades descollantes, sino por el orden y la prolijidad de su juego colectivo.
España, por su parte, tiene un potencial enorme. La “Rojita” jugó con sus armas y fue un tremendo bloque, fue puro corazón; todas dejaron el alma y la vida en cada pelota; su rival las superó y supo cuándo y cómo golpear. Esa fue la gran diferencia entre unas y otras.

PATRI. Guijarro fue la mejor jugadora del torneo y la goleadora. (FIFA)

Si se miran las estadísticas y los logros individuales, las posiciones finales del mundial se explican por si solas: Japón obtuvo la bota de bronce; es decir que de las tres mayores goleadoras, tenía a la tercera entre sus filas, la artillera Saori Takarada con cinco tantos, uno de ellos en la final. La de plata fue para Georgia Stanway de Inglaterra con seis, mientras que el premio dorado fue para Patricia Guijarro, impiadosa delantera española quien también consiguió media docena de anotaciones, más tres asistencias.
Pero eso no es todo, el elenco campeón, también obtuvo el premio “Fair Play”, o sea que fue el elenco con menor cantidad de jugadoras amonestadas, sin haber sufrido ninguna expulsión; fueron únicamente dos amonestaciones en todo el campeonato. En esto también se destacan las chicas en general ya que en 32 partidos disputados, apenas existió una tarjeta roja, 71 amarillas y se marcaron un total de 98 goles, promediando 3,1 goles por encuentro: números nada despreciables.
Volviendo a los logros por jugadora, Patricia Guijarro también culminó el certamen como la mejor del torneo quedándose con el Balón de oro. Los de plata y bronce fueron para las japonesas Saori Takarada y Moeka Minami, respectivamente.
La mejor guardameta fue la inglesa Sandy Maclver quien, en el duelo por el tercer puesto y luego que su equipo igualara con Francia 1 a 1 en tiempo regular, contuvo dos de los disparos en la tanda de penales, llevando a las “Lionesses” al último puesto del podio mundialista con un certero 4 a 2.

DETERMINANTE. Sandy Maclver atajó 2 penales y llevó a Inglaterra al tercer puesto. (FIFA)

Yendo exclusivamente al duelo final, los detalles del partido quedarán para seguir sumando estadísticas. Japón ganó 3 a 1 y no dejó duda alguna durante el desarrollo del encuentro. Golpeando desde el primer tiempo, durante el complemento noqueó a su rival que, aún sintiendo los fuertes golpes de las “Nadeshiko”, apeló a su amor propio y llegó a un descuento que le renovó las esperanzas. Japón se puso en ventaja a los 38 de la primera etapa por medio de Hinata Miyazawa. Luego, a los 12 del segundo período, la mejor del duelo final amplió diferencias: Saori Takarada ponía el 2 a 0 para las niponas. 8 minutos después Fuka Nagano convertía el tercero y parecía que la cosa se había sentenciado. Sin embargo, España tuvo garra y tuvo ganas: a los 26 Candela Andujar descontaba y los aires de la “Rojita” se renovaban, aunque no llegarían a buen puerto y a los 47 minutos, el silbato daba por terminadas las acciones, dejando a las dirigidas por Ikeda Futoshi como campeonas del mundo. La escuadra asiática llegó por primera vez a una final y la ganó: efectividad del cien por ciento, demostrando la más pura y neta precisión japonesa.

LAS MEJORES. Japón dio cátedra y se coronó. (FIFA)

Todas las imágenes pertenecen a www.fifa.com, página oficial de FIFA.


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*