Principios

El lunes por la noche Gabriel Pellegrino renunció a la presidencia de Gimnasia. El martes lo confirmó en notas al diario El Día y las radios La Redonda y La Red. “Renuncia indeclinable”, dijo. Hasta descartó una licencia como opción. Manifestó que era “lo mejor para el Club” ya que se sentía incapaz “de hacer convivir a integrantes de la CD por las diferencias de formas”. Hoy, a pedido de la misma Comisión Directiva, dio marcha atrás. Un sainete innecesario que generó incertidumbre durante toda la semana. Y una crisis institucional gratis.

Podría profundizarse en la crónica de la semana, pero ¿para qué? si al final todo es “siga siga”, “circulen, aquí no hay nada que ver”. Mientras tanto, hubo un manoseo institucional que no es nuevo, ya que a fines del año pasado en pos de la continuidad de Maradona como DT el estatuto social se hizo de chicle y Pellegrino, que no había presentado lista en tiempo y forma, ganó por escándalo las elecciones a caballo de la continuidad del 10.

De ese tiempo de incertidumbre con el descenso cerca por los desatinos futbolísticos de tres años de gestión, pandemia mediante, parecía que todo estaba tranquilo, que Gimnasia comenzaba a navegar aguas calmas. Maradona en el banco, Méndez en el día a día, un buen equipo de fútbol con refuerzos que mejoraron al plantel. Pero…siempre hay peros. ¿Marcelo Ramos sí o Marcelo Ramos no como coordinador de juveniles el año que viene? Ahí, un conflicto. Sacaron a Paula Casamiquela, (apellido sinónimo de vóley y de Las Lobas) de la dirección técnica y mucha gente que entiende que el club también se hace de identidad y pertenencia puso el grito en el cielo. También se habla de la situación médica de Maradona y de la judicial de Johan Carbonero, denunciado por acoso por la empleada de un hotel platense. Ninguna situación tiene la entidad suficiente para la renuncia de un presidente. Ninguna.

Gabriel Pellegrino renunció siete u ocho veces en cuatro años de gobierno. Pero una cosa es hacerlo en un quincho de la casa de algún dirigente o en una reunión caliente en la sede y algo muy diferente anunciarlo en un zoom que se desarrollaba sin conflicto, redactar la renuncia y salir al aire en los medios diciendo con propias palabras que no estaba dispuesto a aceptar los modos de relación entre dirigentes. Una CD que no ha sido el club de lectura de Cambridge tomando el te a las 5 de la tarde (ni debe serlo). Si Pellegrino bucea en su memoria, encontrará conflictos mayores al desatado el mes pasado entre el vice Jorge Reina y el dirigente de fútbol amateur Bocha De Marziani. Y en algunos de ellos, no fue Pellegrino precisamente un espectador silencioso e inmóvil.

Pellegrino sigue (Foto El Día).

Detrás, parece haber un choque subyacente de personalidades entre el presidente Gabriel Pellegrino y el vicepresidente Reina. Desde enero, Reina se dedicó más al día a día en la sede y al armado del plantel; Pellegrino, a AFA y Superliga (hoy Liga Profesional). ¿No hay lugar para dos leones jovenes al frente de la manada? Gimnasia es enorme, mucho más grande que egos y protagonismos. Pellegrino, que se iba, se quedó a pedido de sus pares de Comisión Directiva incluido Reina que no quería convertirse en el presidente del club. Ahora bien, ¿ya está todo solucionado? ¿Los modos cambian? ¿Incide la cercanía del presidente con Chiqui Tapia? Hoy a Pellegrino le dijeron que se puede convivir en el disenso. Siempre se pudo. Siempre se va a poder. Son todos de Gimnasia. De vez en cuando, deberían recordarlo. Dirigentes y no.

Tiene mandato hasta diciembre de 2022 (Foto El Día)

“Aquí no ha pasado nada” decía China Zorrilla en Esperando la carroza cuando no había húngara y el velorio de mamá Cora continuaba. Ese “grotesco criollo” nos hizo reír por más de 30 años. Lo que Gimnasia vivió esta semana no le causa gracia a nadie.

Gimnasia, decano el fútbol argentino, no merece volver a pasar por los papelones de esta semana. 133 años de historia y el respeto a sus socios no permiten más hechos como este.


Facundo Bernardo Aché

Acerca Facundo Bernardo Aché

ver todas las publicaciones

Soy Facundo Aché, 47 años, desde hace 28 años cubriendo fútbol. Con pasos por AM Rocha, Radio Universidad y Belgrano, hace 19 años que trabajo en FM La Redonda, la radio de deportes de la ciudad de La Plata. Tres años cubrí el día a día de Estudiantes (2002-2004) pero antes y después cubrí -y cubro- la información de Gimnasia y Esgrima La Plata, tanto para la radio como para el Blog Tripero del Diario El Día. Además, colaboré en la redacción de Decano De América, la historia de Gimnasia en su 130 aniversario. Así que desde 1992 vinculado al "Lobo", ahora el desafío es brindarles la mejor información desde este espacio llamado El Rincón del Fútbol.

1 Comentarios en este artículo

  1. Avatar

    Somos una sociedad de fomento. Por eso nos pasan las cosas que nos pasan. Un club lleno de egos, de horrores dirigenciales, de gente que no lucha por la identidad, sin un plan director, un olan de estado apouado por todos. Por eso un estadio amado lleno de claros, por eso echamos indispensables como Chirola o los Casamiquela, por eso siempre falta un centavo para el peso.
    Pero igual lo amamos, nos hace lagrimear
    Eso es lo que quizás nunca entendieron los Pellegrino, los Onofri, los Muñoz, los Gisande.
    Eso sí lo entendían Delmar, el cholo Durand, quizás Venturino.
    Sigan haciendi cagadas que los hinchas seguiremos haciendo grande al Decano, a la única pasión de la ciudad

    Jorge piaggio / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*