Sacrificio y Barabás

En Burzaco, San Martín hizo valer la localia y derrotó por 1 a 0 a Cañuelas. El único gol del partido lo convirtió Ezequiel Barabás y gracias a esto, el conjunto de Diego Galeano se subió a la punta del torneo.

Era una hermosa tarde en Burzaco para sentarse a mirar un poco de fútbol. El buen trato de la gente de prensa de San Martín y el marco colorido y bastante ruidoso del publico de Sanma nos predisponía positivamente para disfrutar del encuentro. Como plus de la tarde, el Mencho Ramón Ismael Medina Bello se acercó al Francisco Boga y estuvo allí sentado, en la platea, mirando el partido.

En líneas generales, a San Martín se lo vió muy bien. Los de Galeano muestran buenas intenciones para manejar la pelota y generar buen fútbol. De la mano de Contreras (el distinto del equipo) y el movimiento constante de los de arriba, llegar al área contraria con chances de anotar es mas fácil. A todo esto hay que agregarle el sacrificio y la solidaridad, dos características que se evidenciaron claramente. Por el lado de Cañuelas se vió a un equipo en formación. Si bien mantiene la base de la temporada pasada, es otro equipo. Ya sin el peso ofensivo de Horacio Martínez y con algunas caras nuevas, los de Diego Martínez están en la búsqueda de alcanzar el nivel mostrado en el torneo pasado.

Con un campo de juego en excelentes condiciones, comenzó a rodar la pelotita. Los primeros minutos fueron para Sanma, que volcó su ataque por la banda derecha gracias a los movimientos de Alegre y Ortigoza. Un pase en cortada a David Ledesma dejó a éste mano a mano con Moyano y el delantero la picó ante la salida del uno visitante, pero fue Matías Maidana quien logró despejar la pelota al córner y salvó la caída. Cañuelas no hacía pie y Acosta no estaba preciso, el equipo necesitaba mucho de él y con la lucha en el mediocampo de Báez no alcanzaba. A los 24 llegó el gol de San Martín y fue por derecha donde se inició la jugada. Oscar Alegre tiró un buen centro al área y entrando a la altura del punto penal, Ezequiel Barabás anotó de cabeza. A partir de allí y hasta el final de la etapa, el partido fue muy peleado. Un cabezazo para cada lado fueron las únicas jugadas de peligro, por el lado del local fue Leandro Fernández que, tras un córner, metió la cabeza y la pelota se fue cerca. El visitante respondió con un tiro libre de Acosta que fue a parar al bocho de Hernán Ortíz, quien estaba solito pero no le acertó al arco.

Siete jugadores disputando la pelota, una postal de lo que fue la segunda etapa del partido.

En el segundo tiempo, el local se tiró un poco atrás y Cañuelas, con mas empuje que fútbol, lo empezó a acorralar. Sin embargo se lo veía bien parado al equipo de Galeano y lo tenía a Sebastián Contreras que tiraba magia de vez en cuando enganchando, frenando, moviéndose de un sector al otro y tirando buenos pases. El 10 fue una de la figuras del equipo y se fue ovacionado cuando ingresó en su reemplazo Lucas Tiedemann. La visita tuvo el control de la pelota y Sergio Acosta la tocó más. Lo tuvo Sánchez apenas comenzada la etapa cuyo remate fue tapado con esfuerzo por Fernández arrojándose al piso. Un rato mas tarde, un disparo de Maidana se fue lejos, por arriba del travesaño. A los 19 lo tuvo Gastón Grecco pero definió muy incomodo desde el piso ante la salida de Scurnik quien logró contener el disparo del delantero Rojo. Y así se fue la segunda parte, con Cañuelas apretando y jugando un poco mejor pero sin tener jugadas claras. San Martín, con el resultado a su favor, lo esperó y trató de definirlo pero no pudo. La más clara fue de Ledesma que, tras centro de Contreras, le pegó de volea para que Moyano vuele con toda su humanidad y se luzca sacando la pelota al córner.

Fue 1 a 0 para el local que se trepa a la punta del torneo con un partido pendiente ante Berazategui que se disputará en octubre. Hay mucha expectativa e ilusión en Burzaco, Diego Galeano está encontrando el funcionamiento que tanto buscó durante la temporada pasada. Por el lado de Cañuelas, Diego Martínez deberá trabajar bastante para poder recuperar el nivel, tiene recursos, buenos jugadores y toda una institución apoyando el proyecto. Por el momento fueron dos derrotas y aún le resta jugar su partido frente a J.J. Urquiza, también en octubre.

Síntesis del partido

SAN MARTÍN (1): Federico Scurnik; Gastón David, Leandro Fernández, Nahuel Benavente y Jorge Coria; Leandro Céliz, Maximiliano Ortigoza, Sebastián Contreras y Ezequiel Barabás; Oscar Alegre y David Ledesma.

Suplentes: Matías Carballo, Lucas Angelini, Nahuel Díaz, Iván Regner, Cristian Tello, Carlos Chamorro y Lucas Tiedemann.

DT: Diego Galeano

CAÑUELAS (0): Cristian Moyano, Enrique Sánchez, Hernán Ortíz, Pablo Nieva y Matías Maidana; Christian Soria, Celso Báez, Esteban García y Sergio Acosta; Diego Martínez y Gastón Grecco.

Suplentes: Jonathan Lemos, Marco Di Menno, Franco Quinteros, Alan Sosa, Lucas Benaducci, Natanael Guzmán y Víctor Meza.

DT: Diego Martínez

Goles: 24´ Ezequiel Barabás (SM)

Amonestados: Leandro Celiz (SM), Celso Báez y Esteban García (CA)

Cambios: Chamorro x Alegre, Tiedemann x Contreras y Díaz x David (SM); Quinteros x Soria, Guzmán x Maidana y Meza x Grecco (CA)

Árbitro: Mariano Negrete

Estadio: Francisco Boga (San Martín)

Fotos: Redacción RDF


Avatar

Acerca Diego González

ver todas las publicaciones

Diego Gonzalez nació un 11 de agosto del año 1975 en el Hospital Evita de Lanús, exactamente el mismo lugar donde también nació un cara sucia de Fiorito que años más tarde regaría de alegría el suelo argento. Desde temprana edad Diego se mostró como un niño motivado hacia la inventiva general (¿?), es por eso que al llegar a la pre adolescencia decidió que quería ser Ingeniero Electro-mecánico. Las cosas no salieron tal cual las soñó y los años hicieron su trabajo para intentar moldearlo como docente, profesión que ejerce actualmente con mucho honor y alguna que otra lágrima a fin de mes. Estudió historia, de ahí su pasión por esa rama de las Ciencias Sociales, además de trabajar en una escuela pasa varias horas de la semana metido en el Archivo Histórico de Barracas donde aprendió a desempolvar documentos, libros y fotos. Llegó al Rincón del Futbol por medio de una de las tantas invitaciones sin sentido que el Sr. Facebook nos provee cada día, aunque nunca imaginó que en “el Rincón” encontraría un espacio que sí tenía sentido. Hace un tiempo estuvo recluido en un retiro espiritual rogándole (quien sabe a quién) que sus neuronas no lo abandonen y se alineen correctamente para poder hacer uso de su pluma en pos de informar y entretener, siempre desde sus tres pasiones: la historia, el fútbol de ascenso y, desde hace algunos años, el fútbol femenino. Así que, señor lector, siéntese cómodo y espere tranquilo, algo bueno está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*