Welbeck la esperanza

Arsenal se sacó de encima por 2-0 a Manchester United en el Emirates para revivir sus chances de entrar a Champions de la mano de un bombazo de Xhaka y un gran cabezazo de Welbeck, que volvió a amargar a su ex club. Los Gunners, con un par de juegos menos que Liverpool y uno menos que los equipos de Manchester, tienen la chance de ponerse a tiro del top 4.

Tras una desilusionante derrota ante Tottenham en White Hart Lane, lo que significó que los londinenses estarán por debajo de su rival en la tabla luego de 24 años, Arsenal tenía la obligación de quemar las naves en busca de un boleto a la próxima Champions League ante un Manchester United que visitó el Emirates con algunos suplentes -Marcus Rashford y Paul Pogba estuvieron en el banco-, debido a que la prioridad de los de José Mourinho está establecida en conquistar la Europa League. El comienzo del duelo fue muy entretenido y tuvo una oportunidad por lado. El visitante, con intenciones de contragolpear, mostró las garras a los cinco cuando Wayne Rooney habilitó a Anthony Martial, que se escabulló entre los defensores del dueño de casa y obligó a Petr Cech a desviar su puntazo al tiro de esquina. La réplica de los de Arsène Wenger no tardó en caer: Alexis Sánchez, de activo arranque, encontró entre líneas a un Aaron Ramsey que se filtró en el área del United pero no pudo vulnerar con su tiro a David De Gea, quien respondió magníficamente.

Ese frenético inicio se apagó un poco, aunque Arsenal siguió intentando llevar las riendas, instalándose en campo rival pese a no lograr la profundidad deseada. Igualmente, en esos minutos llegaron un par de anuncios entre desbordes por los costados, sobre todo el de Alex Oxlade-Chamberlain, y alguna pelota parada. Danny Welbeck estuvo cerca de marcar al capturar una serie de rebotes en el área, pero Phil Jones apareció para bloquear su media vuelta. Lo mismo hizo Chris Smalling para sacarle la comida de la boca al ex United tras que Mesut Özil rescatara un centro muy pasado de Kieran Gibbs cuando el reloj marcaba media hora de juego. Inmediatamente después, Chamberlain generó una más para los de Wenger a través de un disparo desde la medialuna que De Gea envió a córner. Sin embargo, a los Gunners también les tocó sufrir ya que una falla de Rob Holding al intentar darle el balón a Cech casi se convierte en asistencia de gol para Rooney, quien no pudo ante una muy buena acción del arquero para quedarse con el mano a mano y dejar las cosas 0-0 al descanso.

La segunda mitad mostró a un Arsenal con la idea de seguir llevando las riendas del encuentro como en la primera parte, aunque un buen repliegue del rival se lo hizo difícil en el inicio. Pese a eso, los de Wenger pudieron abrir el partido a los nueve desde la media distancia. Granit Xhaka recibió a treinta metros del arco y, en vez de continuar la circulación, decidió avanzar unos metros e intentar un disparo que se desvió en Ander Herrera para meterse por detrás de De Gea. El tanto del suizo motivó a los Gunners, que tres minutos más tarde aplicaron el famoso dicho “el que pega primero, pega dos veces”. Tras una buena presión y recuperación de Ramsey, el galés le cedió la pelota a Chamberlain, quien mediante un preciso centro le puso la pelota en la cabeza Welbeck para que éste se sacara ante su ex club la mufa de dos meses sin convertir. Con el 2-0 consumado, el dueño de casa bajó un poco la producción ofensiva -aunque sin dejar de intentarlo- ante un elenco de Mourinho que, pese a poner a Rashford para intentar descontar, no tuvo demasiadas respuestas. Un intento de Rooney de tiro libre controlado por Cech y un disparo del debutante Scott McTominay que salió cerca fue lo mejor de unos apagados Red Devils. Buena victoria del Arsenal, la primera de Wenger ante Mourinho por liga, que sirve para levantar un poco el ánimo de un club azotado que recupera algunas esperanzas de volver a Champions para maquillar su magra temporada. El United, por su parte, tiene más que claro que su objetivo es la Europa League.

Xhaka abrió el camino de los Gunners con un bombazo. Pese a las críticas y a alguna dificultad, el suizo demuestra cada vez más su talento. (Foto: @Arsenal)

Resumen del partido:

https://www.youtube.com/watch?v=HQZENjcAF38

 

Southampton dejó seco a Liverpool

En el otro partido de la jornada de hoy, dos equipos que suelen prometer se quedaron en un pobre 0-0 en Anfield. Los de Merseyside vieron perjudicadas sus chances de entrar directamente a Champions League, debido a que Manchester City y Arsenal recortaron distancias con sus victorias. Los de Jürgen Klopp, que finalmente contaron con Philippe Coutinho a pesar de estar en duda toda la semana, no demostraron todo lo que son capaces ofensivamente ante unos Saints sin ninguna aspiración concreta en liga, que se fueron conformes con el punto logrado. Tras un primer tiempo muy chato, donde los ataques de los Reds fueron predecibles y los contragolpes visitantes no estuvieron para nada finos, la chance más importante del encuentro llegó en la segunda parte. A los veinte minutos, el juez Robert Madley sancionó penal tras una mano en el área de Jack Stevens y la responsabilidad -como suele pasar- la tuvo James Milner. Sin embargo, el internacional inglés no pudo ante Fraser Forster, quien le atajó su disparo sobre el poste derecho y dejó las cosas 0-0, como finalmente terminaron. Es la primera vez que Milner falla un penal desde 2009, mal momento debido a que con este tropiezo su equipo sigue tercero pero solamente un punto arriba de Manchester City, que debe un partido. Al parecer lucha por entrar a Champions seguirá reñida hasta el final y Klopp no quiere que su Liverpool quede afuera.

Milner falló su primer penal en la temporada y Liverpool se quedó en cero ante Southampton. (Foto: BPI)

Foto destacada: Daily Mail


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*