Una vieja costumbre

Liverpool anuló a Everton en el clásico de Merseyside con un 3-1 inapelable, continúa su invicto en derbies desde 2010 y se estaciona en el tercer lugar, a la espera de lo que haga mañana el Manchester City. Mané -salió lesionado-, Coutinho y Origi marcaron para los de Klopp, mientras que Penninngton había igualado transitoriamente para los Toffees.

El segundo y último derby de la ciudad de Liverpool en la temporada tuvo lugar en Anfield entre un local que vio sepultados sus sueños de campeonar hace dos semanas tras la igualdad ante Manchester City y un Everton en gran momento, aspirando a puestos europeos pero azotado por el “virus FIFA”, que le quitó a Seamus Coleman y al argentino Ramiro Funes Mori. El duelo tuvo la intensidad característica en el juego del local, que le entregó la ventaja a los ocho minutos de juego. Sadio Mané recuperó en mitad de cancha, jugó una pared con Roberto Firmino y, a pura potencia, se hizo camino por el medio para culminar su gran acción con un zurdazo bajo que dejó parado a Joel Robles. Un rato después apareció Philippe Coutinho para intentar poner el segundo, pero entre Robles y Phil Jagielka se lo negaron. Un abrumado Everton, que lejos estuvo de ser el de las últimas presentaciones, llegó a un impensado empate justo antes de la media hora a través de un córner. Tras un anticipo de Ashley Williams en el corazón del área, el balón le quedó justo al debutante Matthew Pennington para fulminar a Simon Mignolet y completar lo que hasta ahí era un estreno soñado.

No obstante, los Reds no se amilanaron y consiguieron volver a ponerse arriba tan sólo tres minutos más tarde. Coutinho tomó la pelota en mitad de cancha para comenzar una acción individual magnífica en la que se sacó de encima a Idrissa Gueye para luego, desde la puerta del área, acomodar la pelota con maestría en el segundo palo del arquero Robles. Luego del 2-1 el choque se volvió algo más friccionado y careció de peligro en las áreas, aunque debió tener una tarjeta roja cuando Ross Barkley le planchó el tobillo a Dejan Lovren, acción que el juez Anthony Taylor consideró sólo de amonestación. Para el complemento, el trámite mostró a un Everton emparejando las cosas, pero sin la capacidad de generar chances de riesgo. Liverpool, por su parte, sufrió un importante dolor de cabeza pensando en lo que viene, debido a que Mané se lesionó al disputar un balón en el mediocampo y tuvo que ser reemplazado por Divock Origi. Sin embargo, el belga dio una respuesta casi inmediata a su ingreso, ya que a los quince minutos fue el encargado de poner cifras definitivas al marcador. Coutinho arrancó desde la izquierda y le cedió la pelota al atacante, quien desde la medialuna sacó un furioso derechazo que dejó sin chances a Robles.

Coutinho, que venía dulce de Brasil, facturó nuevamente en el clásico. El ’10’ de a poco se reencuentra con su nivel. (Foto: @LFC)

Con el 3-1 consumado, los Toffees intentaron una reacción y llevaron la iniciativa durante lo que quedó de encuentro. Ronald Koeman movió el banco e introdujo al ecuatoriano Enner Valencia, pero quien estuvo más cerca de descontar fue el lateral Mason Holgate, cuyo disparo desde lejos se desvió en el camino y obligó a Mignolet a realizar una tapada a puro reflejo. Del otro lado llegó una respuesta a quince del final cuando el juvenil ingresado Trent Alexander-Arnold recibió de Emre Can y obligó a una gran atajada de Robles, que desvió el balón a córner. El final llegó con cierta tranquilidad para el local, debido a que los Toffees se quedaron sin ideas para llegar al gol -Romelu Lukaku cerró el juego sin tiros al arco, todo un dato- y los de Klopp pudieron haber puesto un cuarto de haber manejado mejor alguna contra. Fue final y victoria de los Reds, una más para estirar la paternidad en el historial -no pierden ante Everton desde 2010- y acomodarse provisoriamente en un tercer puesto que los está poniendo directamente en Champions, a la espera de lo que Manchester City haga mañana en su visita a Arsenal.

Foto destacada: Liverpoolfc.com (@LFC)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

2 Comentarios en este artículo

  1. Tino Deth

    que buena foto!

    Tino Deth / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*