#PremierLeague Un Ciudadano bañado en gloria

El City coronó una temporada espectacular en Premier alzando el trofeo cinco jornadas antes. El sábado, su 3-1 frente a Tottenham en Wembley fue el paso previo, completado hoy por un United que no pudo con la presión y cayó 0-1 en Old Trafford frente al colista y casi descendido West Brom. Los dominantes Citizens de Guardiola, con grandes aportes de Agüero y Otamendi, se pusieron la merecida corona.

Se intuía durante la primera etapa del torneo y con el correr de las fechas fue haciéndose más claro: Manchester City es el dominador indiscutible de esta temporada en Premier League. No obstante, luego de recibir el golpe de la eliminación por Champions ante Liverpool, sumado a no poder cerrar la liga en casa y frente a Manchester United habiendo estado dos goles arriba, levantaron algunos cuestionamientos sobre un elenco skyblue que se levantó de esos golpes venciendo a Tottenham -donde Erik Lamela fue titular- con autoridad en el mismísimo Wembley. Los de Pep Guardiola, aún sin Sergio Agüero -se resintió de su lesión en la rodilla- y con Nicolás Otamendi en el banco, iniciaron el duelo muy enchufados y en menos de diez minutos hicieron sufrir a su rival en numerosas ocasiones. Leroy Sané estrelló una volea en el palo, mientras que tanto Kevin De Bruyne como Raheem Sterling asustaron con un par de remates. La insistencia visitante tuvo frutos a los veintiún minutos cuando tras un pase de Vincent Kompany, Gabriel Jesús le ganó en la corrida a Davinson Sánchez y definió con frialdad ante la salida de Hugo Lloris. Una trompada de los Citizens que cambió el partido.

Gabriel Jesús atendió el llamado del gol y abrió el camino. El brasileño no será titular mientras esté Agüero por encima suyo, pero demostró su capacidad de goleadora que sin dudas le aportó a los Citizens. (Foto: @ManCity)

Y es que tras ese primer gol el duelo le sonrío al City unos minutos después: Sterling encontró espacio a espaldas de la defensa local y, cuando estaba a punto de entregarle un nuevo gol a Gabriel Jesús, fue derribado entrando al área por una salida extralimitada de Lloris. El alemán Ilkay Gündogan se hizo cargo del penal con mucha cateogría y decretó el 2-0 con el que los de Manchester controlaron el juego casi hasta el final de la primera etapa. En ese interín David Silva tuvo la más clara -salvó Lloris-, sin embargo fueron los Spurs los que se apersonaron en el partido con un gol cerca del entretiempo que los hizo terminar con mejor imagen. Harry Kane dejó en posición a Christian Eriksen, y éste con ayuda de la fortuna logró descontar para los de Mauricio Pochettino. El resultado y los mencionados antecedentes recientes del City le metieron incertidumbre al segundo tiempo, pero el propio elenco skyblue se fue encargando de disiparlas.

El control del partido volvió a estar en manos visitantes, encontrando espacios con pases que hirieron a la defensa de los Spurs. Gabriel Jesús definió muy mal luego de un gran pase de Gündogan, mientras que Sterling falló también un gol cantado –Ben Davies salvó en la línea- a pase de David Silva. No obstante, la revancha le llegó al extremo a los veintisiete del segundo tiempo: Aymeric Laporte tomó la pelota en la segunda jugada de un córner y sacó un derechazo que Lloris atajó pero dejó vivo, y Sterling tomó el rebote para decretar el definitivo 3-1. La historia no tuvo retorno y el City se llevó un triunfo súper importante para sellar el título, pero todo indicaba que debía esperar a la próxima semana porque no se contaba con un tropiezo del Manchester United ante West Brom. Pero el fútbol siempre da sorpresas, y así fue que los de Guardiola sólo debieron esperar hasta hoy para colgarse la medalla, levantar el trofeo y poder decir con todas las letras que son los mejores de esta temporada 2017/18. Un título sin atenuantes de los Citizens, jugando mejor, bailando a los rivales más débiles –también a otros no tan débiles- y superando a todos los animadores, igualando su propio récord de 28 victorias de hace seis temporadas y aún con margen para lograr un par de récords: superar los 95 puntos de Chelsea en la temporada 2004/05 –mayor cantidad en Premier- y los 102 de Juventus en la 2013/14. Una campaña para sacarse el sombrero.

El festejo de Pep Guardiola, artífice del título. Luego de una primer temporada algo complicada para él, logró que toda la Premier League disfrutara del fútbol que pregona. Levantó el nivel de futbolistas que estaban en un bache y potenció jóvenes con mucho talento para armar un equipo equipo se sacó de encima a todos los rivales a los que enfrentó para hacerse indiscutidamente con la corona. (Foto: AFP)

El United le entregó el título a los Citizens

Como dijimos anteriormente, todo este festejo skyblue no hubiera sido posible de no contar con la colaboración de su acérrimo rival, Manchester United, que pasó de una gran remontada en el Etihad en la fecha pasada a sucumbir inesperadamente ante el colista West Brom para finalmente acabar con sus reducidas chances de pelear el torneo. A los de José Mourinho les costó dañar a su rival de hoy y pagaron cara su falta de imaginación. En el inicio del encuentro, los Baggies tuvieron lo que fue su única chance clara aparte del tanto ganador, en la que David De Gea le negó a Jake Livermore el gol con una gran salvada. Del otro lado Ben Foster apareció para ganarle primero en el mano a mano a Romelu Lukaku luego de un muy buen pase de Juan Mata, y acto seguido enviar el derechazo de Alexis Sánchez a córner. Después de ese primer tiempo insípido, en el complemento la entrada de Jesse Lingard le dio algo más de peso al ataque del United. Un intento de Mata y un cabezazo de Romelu Lukaku, salvado por Foster, fueron las más nítidas. Sin embargo el gol no cayó y, para peor, el golpe lo dieron los Baggies cerca del cuarto de hora final. Chris Brunt sacó un córner al segundo palo, Craig Dawson la bajó y Jay Rodríguez anticipó a todos para enviarla a la red. Los Red Devils fueron incapaces de reaccionar al tanto recibido y dejaron que el choque se les vaya de las manos, concediéndole a West Brom una victoria importante para intentar luchar por quedarse en Premier y a la vez la certeza de ser campeones al Manchester City, que alzó el trofeo a cinco fechas del final y volvió a sacarle 16 puntos a los de Mourinho.

Jay Rodríguez amargó al United y le entregó el título al City a cinco fechas del final. El West Brom está complicado y su descenso es más que probable, pero al menos se dieron el gusto de sorprender a los Red Devils. (Foto: @WBA)

Los tres de Liverpool

Tras dejar afuera al Manchester City en Champions League y llegar a semifinales, la moral elevada de los Reds sumó un aliciente más para mantenerse en las nubes gracias a una goleada ante Bournemouth en Anfield. El elenco de Jürgen Klopp no perdió el tiempo y arrancó el duelo pegando rápido, a los siete minutos. Mohamed Salah hilvanó una acción por derecha, descargó en Jordan Henderson y éste le puso un centro milimétrico a Sadio Mané, quien luego de que Asmir Begović tapara su cabezazo capturó el rebote y puso el 1-0. Mané suma diez goles en esta campaña y se convirtió así en el jugador senegalés con más tantos por Premier, con 44. Los de Merseyside continuaron en control del partido ante unos Cherries inertes, aunque debieron esperar al complemento para sumar más goles a su victoria. Un par de intentos de Salah y Alex Oxlade-Chamberlain, ambos con remates que salieron desviados, fueron lo más interesante del dueño de casa antes del descanso.

En el complemento la tónica no se modificó, por lo que se auguraba un rápido segundo gol de Liverpool. No obstante, este tanto tardaría dieciocho minutos en llegar. Trent Alexander-Arnold buscó en largo a Salah, que al estar corriendo cuerpo a cuerpo con su marcador decidió cabecear por encima de un Begović completamente confundido. El arquero ya le había tapado un disparo previamente, pero que esta vez nada pudo hacer ante la ingeniosa definición del encendido egipcio, que llegó con este a los 40 goles en todas las competiciones. Ya en tiempo cumplido, los de Klopp redondearon su triunfo transformándolo en goleada: Oxlade-Chamberlain manejó un contragolpe, le cedió el balón a Firmino y el brasileño se armó un derechazo que se le coló a Begović por el primer palo, completando así la tarde goleadora de un temible frente de ataque de los Reds que suma ya 82 goles entre los tres en todas las competencias. Con ese poder de fuego, Liverpool se mantiene en zona de Champions League mientras espera ansioso por las semifinales de esta misma competición.

Salah, el goleador de la Premier. Mané, el máximo goleador senegalés en Premier. Estos dos, acompañados por un Firmino que junta la nada despreciable cantidad de 15 goles en Premier y los asiste cada vez que puede. Los ‘Tres de Liverpool’ atesoran 82 goles esta campaña y son el temor de cualquier defensa. (Foto: @LFC)

Giroud salvó a los Blues ante el complicado Southampton

Lejos está la temporada de ser satisfactoria para Chelsea: afuera de Champions en octavos, con su entrenador, Antonio Conte, en una posición muy cuestionada y ubicado en el quinto lugar, a kilómetros de un puesto en la próxima Liga de Campeones, a la que sólo podría acceder si Liverpool conquista esta edición del trofeo. A los londinenses les tocó enfrentar a un Southampton muy condicionado por la posibilidad de descender, y que les hizo las cosas muy complicadas, sin embargo esta vez los Blues salieron airosos. El elenco local tuvo orden y limitó los ataques de un Chelsea impotente, que se sintió aún más vulnerable luego de que los Saints se pusieran arriba en su primer ataque serio. Ryan Bertrand desbordó por izquierda ganándole a César Azpilicueta y centró hacia atrás para la llegada de Dusan Tadić, quien decretó el 1-0. Pudo ser peor en esa primera parte para los de Conte, pero Thibaut Courtois estuvo atento para salvar un disparo de James Ward-Prowse.

En la segunda mitad Chelsea siguió dormido, y Southampton aprovechó. Luego de que Shane Long fallase una clarísima oportunidad, el dueño de casa castigó nuevamente. Un tiro libre al segundo palo de Ward-Prowse fue conectado a la red por Jan Bednarek, que completó un interesante debut marcando el parcial 2-0. Ante tal adversidad Conte buscó un golpe de efecto, y una variante suya incidió mucho en lo que vino después: Olivier Giroud ingresó a los dieciséis minutos del complemento a tomar el lugar de Álvaro Morata como punta, y nueve minutos después de entrar descontó cabeceando a la red un centro de Marcos Alonso. Ese gol envalentonó a los Blues, que barrieron a su rival y giraron el partido en su favor en tan sólo ocho minutos. A quince del final, Eden Hazard recibió un centro de Willian y de zurda estampó el 2-2. Tres minutos después la ráfaga se completó con el doblete del ingresado Giroud, cuyo oportunismo fue vital para empalmar de zurda un rebote y hacer realidad una remontada que no le sirve demasiado en la tabla pero al menos ayuda a que la mala vibra que invadió su campaña no se extienda aún más. Southampton, por su parte, está muy complicado y deberá jugarse todo en estas cuatro fechas.

Giroud, el súper suplente. El francés, que sabía y mucho de hacer goles entrando desde el banco en Arsenal, salvó el partido de un irregular Chelsea en St. Mary’s Stadium. (Foto: @ChelseaFC)

Los Magpies rompieron el maleficio ante el irregular Arsenal

El Newcastle de Rafael Benítez sigue de buenas, y esta vez logró bajar a un grande –aunque en horas bajas esta temporada liguera y sin todos sus titulares- después de mucho tiempo de no hacerlo para seguir trepando posiciones y olvidarse definitivamente del descenso. La cosa empezó mejor para el Arsenal, sin embargo, que se puso en ventaja a los trece minutos. Todo lo originó un gran pase de Shkodran Mustafi para la corrida de Pierre-Emerick Aubameyang, quien ganó en velocidad y sacó un centro al segundo palo que Alexandre Lacazette transformó en el 1-0 parcial. Luego del gol el partido fue parejo, con aproximaciones de ambos, pero a los treinta el dueño de casa halló una grieta en su oponente que le facilitó el empate. Dwight Gayle consiguió desmarcarse y caer sobre la derecha, armó la jugada para la proyección de DeAndre Yedlin y el estadounidense encontró el anticipo de Ayoze Pérez, que anticipó a su marcador y puso el 1-1 con el que se fueron al descanso.

En el complemento la incapacidad del Arsenal para hacerse con el partido dejó ver a Newcastle que en una de esas podía volver a encontrar nuevas flaquezas en su oponente, y así fue. Faltaban poco más de veinte minutos para el final cuando Pérez bajó una pelota de cabeza y ésta cruzó el área en dirección a Matt Ritchie, quien llegó desde atrás para batir a Petr Cech. Ya con el 2-1 consumado, los de Benítez se agruparon para defender la ventaja e incluso pudieron aumentarla en un par de contragolpes, el más claro de ellos culminado con un disparo de Kenedy que dio en el travesaño tras un desvío. Fue triunfo de los Magpies, que han vuelto a ganarle a Arsenal en St. James’ Park luego de 13 años. Además, siguen invictos como local en 2018, acumulan cuatro victorias en hilera y han superado la barrera de los cuarenta puntos. El objetivo de la permanencia parece estar prácticamente sellado.

El festejo de Ritchie y de todo Newcastle. Los de Benítez le ganaron a Arsenal como locales tras 13 largos años y prácticamente aseguraron su permanencia en Premier la próxima temporada. (Foto: Reuters)

 

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*