Tottenham se recuperó, West Ham sorprendió a Chelsea

Los de Pochettino superaron su racha de cuatro partidos sin victorias al golear 5-1 a Stoke en Wembley. Los Spurs –con Lamela entrando desde el banco- se ubicaron a un punto del top 4, aunque siguen muy lejos de la punta. Por otra parte, el Chelsea de Antonio Conte cayó ante el West Ham de Zabaleta y Lanzini, y podría quedar a 14 puntos de Manchester City si los de Guardiola mañana vencen a Manchester United. 

A la espera de lo que será el plato fuerte de la fecha, el choque entre Manchester United y Manchester City, la jornada de sábado de Premier League presentó algunos encuentros interesantes, en los que se dio alguna sorpresa. Lo más destacado fue la recuperación de un Tottenham que se sacudió las dudas en liga -arrastraba cuatro partidos sin victorias- con una goleada sin atenuantes ante Stoke City. En la semana, el entrenador argentino Mauricio Pochettino había hablado con sus dirigidos para remarcar la importancia de un buen comienzo de los partidos. Esto se había visto reflejado ante APOEL por la Champions League, pero no así en los primeros veinte minutos de hoy, en los que el cuadro londinense volvió a desmostrar dificultades para inquietar a un ordenado oponente. Sin embargo, una jugada individual de Son-Heung Min rompió el cerrojo a los veintiún minutos. El coreano desbordó por izquierda y sacó un complicado centro que entre Kurt Zouma y Ryan Shawcross, en su afán de impedir el tanto de Harry Kane, enviaron involuntariamente a su propio arco. Kane tuvo el segundo en la chance más clara de ese primer tiempo, pero falló increíblemente el mano a mano ante Jack Butland.

La segunda mitad continuó mostrando un panorama similar, con Tottenham yendo y un Stoke que buscó seguir siendo aplicado, aunque intentó animarse un poco más. Esas intenciones de los Potters duraron, sin embargo, menos de diez minutos, ya que una ráfaga de los de Pochettino inauguró lo que luego sería una lluvia de goles. Primero fue Son el que, tras ser asistido por Dele Alli, selló un buen contraataque local batiendo a Butland. Un minuto después, Kane se elevó más que nadie para enviar a la red un centro de Ben Davies, mientras que en veinte del complemento el goleador de la liga con 12 tantos decretó su doblete con un zurdazo bajo. Ya con el juego resuelto, el quinto llegó a quince minutos de la culminación, esta vez protagonizado por Eriksen luego de ser asistido por Son. Un desfigurado Stoke pudo al menos descontar en el tiempo agregado gracias a un cabezazo de Shawcross, que anticipó una floja salida de Hugo Lloris. La historia quedó 5-1, goleada importante para la confianza de los Spurs, que aunque siguen demasiado lejos de la pelea por la Premier todavía sostienen sus chances de ocupar una plaza en la próxima edición de la Champions League. 

Kane se anotó por duplicado en la goleada de Tottenham y mira a todos desde arriba en la tabla de goleadores, sumando 12. (Foto @SpursOfficial)

La fecha fue inaugurada por West Ham Chelsea, uno de los tantos derbies entre los equipos de Londres, que tuvo lugar en el estadio Olímpico de la capital inglesa. Los Hammers, aún en zona de descenso y con ocho sin ganar, dieron la sorpresa de la jornada de la mano de Marko Arnautović ni bien comenzó el encuentro. A los seis minutos, el austríaco realizó una muy buena pared con el argentino Manuel Lanzini y sacó un zurdazo colocado que fue imposible para Thibaut Courtois. Los Blues reaccionaron al golpe y fueron en busca del empate, pero se chocaron con el arquero Adrián San Miguel en las dos ocasiones más claras que tuvieron durante la primera mitad. En el complemento, los de Antonio Conte se desvivieron intentando abrir a un West Ham totalmente abroquelado en los últimos metros del campo, pero no lo consiguieron. La mejor situación del juego para los Blues estuvo en los pies de Álvaro Morata, pero el español desperdició el pase gol de N’Golo Kanté al enviar el balón fuera. De poco sirvieron los intentos de Eden Hazard o el ingresado Willian en el visitante, al que se le escurrieron de las manos tres puntos importantes. Fue la primera victoria en ocho juegos para los Hammers, y el primer triunfo de David Moyes a cargo de un cuadro londinense que buscará permanecer en la máxima categoría. Chelsea, por su parte, puede perder el tercer lugar de la tabla con Liverpool de ganar los Reds mañana y también quedar a quince puntos de Manchester City si los de Pep Guardiola vencen mañana a Manchester United.

Marko Arnautović fue la diferencia entre un complicado West Ham y un Chelsea que dejó pasar ante los Hammers una buena chance de acercarse a la lucha por el título. (Foto: @WestHamUtd)

En otros encuentros de la jornada, Burnley ratificó su gran campaña hasta aquí y se llevó una muy buena victoria ante Watford en Turf Moor que lo dejó a solamente un punto del top 4. El duelo fue muy parejo y con pocas oportunidades durante la primera mitad hasta que sobre el final de la etapa dos incidencias marcaron el desarrollo en favor del dueño de casa. A los treinta y nueve minutos, Marvin Zeegelaar se excedió al ir a disputar una pelota con Steven Defour y el juez Lee Probert expulsó al lateral visitante. Cinco minutos después, Jóhann Berg Guðmundsson aprovechó la baja de Zeegelaar para desbordar por ese costado derecho y sacar un centro raso que Scott Arfield, apareciendo por el lado opuesto, aprovechó para vencer a Heurelho Gomes con un disparo bajo. En el complemento Ashley Barnes había ampliado la cuenta de los Clarets, pero su tanto fue anulado por fuera de juego. Pese a que el 0-1 persistió, Watford no pudo torcer la historia y los de Sean Dyche se llevaron un importante triunfo que los ubica séptimos con 28 puntos, a la altura de Arsenal -tiene un juego menos- y Tottenham.

Por otra parte, en un partido infartante en St. James’ Park, Leicester logró un agónico triunfo visitando a Newcastle, que sigue muy cerca de la zona de descenso. Las cosas comenzaron bien para los locales, que se pusieron 1-0 mediante Joselu. El delantero aprovechó un muy buen centro atrás de Dwight Gayle para decretar su segundo tanto liguero. La reacción de los Foxes, sin embargo, no tardó mucho. A los veinte, Riyad Mahrez recibió por el medio, se sacó un hombre de encima y sacó un zurdazo potente que venció las manos de Karl Darlow. El propio Mahrez asistió poco después a Jamie Vardy, que fue bajado por DeAndre Yedlin en el área. Sin embargo, Neil Swarbrick decidió no dar penal. Leicester continuó siendo el más punzante en la segunda mitad y concretó la remontada a los quince a través de Demarai Gray, cuyo disparo se desvió y descolocó a Darlow. A partir de ahí, el duelo cambió su tónica y fue el local quien tomó la iniciativa en busca de un empate que llegó a quince del final. Tras una serie de rebotes dentro del área visitante la pelota le quedó a Gayle, quien recortó para acomodarse y sacar un zurdazo que se convirtió en el 2-2 luego de desviarse en el camino. El final del duelo tuvo muchísima emoción, y cuando se vio a Newcastle más próximo a ganarlo -Gayle no concretó su doblete por centímetros-, llegó el tercer tanto de los Foxes en un contragolpe. Mahrez encontró al espacio a Vardy, quien esperó la llegada de Shinji Okazaki para servirle el gol, sin embargo fue Ayoze Pérez quien en el intento por quitarle la pelota al japonés terminó anotando un autogol que le brindó a Leicester su tercera victoria al hilo. Para los Magpies, en tanto, son ya siete sin ganar y un presente preocupante ya que están a sólo dos puntos de caer en zona roja.  

Mahrez y Okazaki se abrazan mientras Ayoze se lamenta por su desgracia. Un dramático partido en St. James’ Park terminó con una agónica victoria de Leicester. (Foto: Getty Images)

De los restantes tres encuentros hay que destacar la victoria del Huddersfield Town como local ante Brighton en el duelo de recién ascendidos. Los Terriers tuvieron una tarde inspirada del beninés Steve Mounié, que con un doblete hizo posible la victoria. El ex Montpellier apareció a los doce para abrir la cuenta al conectar a la red luego de una peinada de Christopher Schindler en el primer poste, mientras que cerca del descanso el delantero cabeceó sin demasiada fuerza un desvío de Aaron Mooy, pero un error del arquero Mathew Ryan ayudó para decretar el 2-0 definitivo. Los de David Wagner escalaron a la mitad de la tabla con 18 puntos, superando a los Seagulls por un punto y manteniéndose a cinco de la zona de descenso.

Por otro lado se midieron en Selhurst Park el colista Crystal Palace y Bournemouth, otro comprometido. Los Cherries se adelantaron por el veterano Jermain Defoe, sin embargo una rápida reacción del local dio vuelta completamente el duelo: Luka Milivojević, de penal y a los cuarenta y uno, empató la historia, mientras que Scott Dann conectó un centro de Yohan Cabaye tres minutos después para poner el 2-1. Pareció que se iban al descanso así, pero ese primer tiempo tuvo más para mostrar. Defoe sorprendió a todos al recibir un pelotazo largo e, inesperadamente, colocar la pelota por encima de Julián Speroni. La segunda etapa tuvo menos emoción, pero sobre el final la historia pudo haber cambiado cuando a Wilfried Zaha, a quien ya le habían cometido el penal del empate, volvieron a bajarlo adentro del área. Esta vez Christian Benteke fue el encargado de la pena máxima, no obstante Asmir Begović apareció para quedarse con su disparo y dejar las cosas 2-2.

En el último de los encuentros, Swansea logró una importante victoria como local ante un West Brom que quedó al borde del abismo. En un duelo parejo en donde ninguno logró inquietar demasiado, fueron los galeses quienes se llevaron la victoria a diez minutos del final. El marfileño Wilfried Bony aprovechó una pelota parada para marcar su segundo tanto consecutivo y ubicar así a los Swans -todavía en zona de descenso- a un punto de la salvación.

 

Foto destacada: Tottenhamhotspur.com (@SpursOfficial)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*