Thriller en el Emirates

En un partidazo lleno de ocasiones de gol, Arsenal y Chelsea no pudieron cumplir sus pretensiones e igualaron 2-2. Wilshere puso al local arriba, pero los Blues lo dieron vuelta mediante un penal de Hazard y otro tanto de Alonso, solamente para que un tanto postrero de Bellerín frustrase su victoria. Ahora los de Conte volvieron a ser terceros, mientras que Arsenal se aleja de la zona Champions. 

En el duelo más caliente de la jornada 22 de la Premier, un Arsenal sumido en la irregularidad y un Chelsea en busca de ratificar su condición de escolta se midieron en el Emirates. Los Gunners, con la vuelta de Mesut Özil tras una lesión menor, intentaron llevar la iniciativa ante un repliegue visitante que tenía como objetivo explotar los espacios de la línea de tres hombres de su oponente. Y las chances no faltaron de ninguno de los dos lados. Álvaro Morata se fue mano a mano tras una desinteligencia entre Shkodran Mustafi y Calum Chambers, pero en el enfrentamiento con Petr Cech el español no pudo encontrar el arco. Poco después, Morata estuvo cerca de conectar un centro de Víctor Moses, pero Cech estuvo ahí antes. Arsenal reaccionó inmediatamente a través de Özil y Alexis Sánchez, que armaron una pared por entre la defensa visitante que culminó con un puntazo del chileno detenido a puro reflejo por Thibaut Courtois, que luego contó con la inestimable ayuda de ambos palos para que el balón no entrase. Özil volvió a estar activo, y desde la izquierda profundizó para Alexandre Lacazette, que se dio media vuelta para sacar un derechazo ante el que Courtois volvió a lucirse.

Courtois y una tapada enorme ante Alexis Sánchez. Él y su colega Cech tuvieron una tarde inspirada evitando goles en repetidas ocasiones. (Foto: @ChelseaFC)

Luego de la media hora la intensidad mermó un poco, pero se siguió viendo a los dos equipos prestos a generar peligro cada uno a su manera. Un par de encuentros más entre Alexis y Özil -casi clava un zurdazo desde afuera- preocuparon a los Blues, que apostaron a la visión de juego de Cesc Fábregas y a la electricidad de Eden Hazard para explotar espacios. El español dejó en posición de gol a Tiemoué Bakayoko, pero el francés no pudo superar a un firme Cech. Luego, una gran apilada de Hazard dejó al propio Fábregas en posición de remate, pero el ex gunner no le acertó al arco. Sin goles, pero con mucho entretenimiento, el partido prometía más en su segunda parte. Y el inicio no defraudó, porque Chelsea arrancó más despierto y estuvo muy cerca de ponerse arriba, pero Cech le tapó de gran forma un mano a mano a Hazard, propiciado por Fábregas y una marcación lineal del local. Inmediatamente después, el checo le sacó de gran forma un cabezazo a Marcos Alonso. Los de Arsène Wenger respondieron con una combinación entre Özil, Sánchez y Lacazette, pero una vez más Courtois se hizo gigante ante el delantero francés.

Pero finalmente, el gol que tanto se hizo desear en el partido llegó. Chambers la introdujo por abajo para Jack Wilshere y el volante sacó un violento zurdazo cayéndose que vulneró al hasta ahí infranqueable Courtois por el primer palo. Con ese 1-0 en el bolso, el dueño de casa tuvo el segundo rápidamente en un contraataque en el que Alexis tardó en resolver y el balón derivó en Lacazette, que volvió a encontrarse con las manos de Courtois. Y ese derroche le costó caro a los Gunners, puesto que dos minutos después un penal infantil de Héctor Bellerín sobre Hazard le otorgó a Chelsea la tan ansiada oportunidad de un empate rápido. Y el ’10’ belga no falló, ejecutando sobriamente para engañar a Cech. Inmediatamente después, Fábregas le entregó con un pase exquisito un nuevo mano a mano a Morata, pero el ex Real Madrid no supo definir con precisión. Lo últimos veinte minutos mostraron mejor a la visita, que pese a la polémica decisión de Antonio Conte de quitar a Fábregas e introducir a Danny Drinkwater, lució mejor físicamente, merodeó el area de los Gunners y terminó por alcanzar un segundo gol a seis minutos del final. Davide Zappacosta desbordó por derecha y sacó un envío raso y a quemarropa para que Marcos Alonso, antes que los centrales locales, conectara a la red decretando el 2-1.

El desvío de Alonso para el 2-1 parcial de Chelsea. Ya son doce goles para el carrilero español desde que viste de azul, seis en esta Premier. (Foto: Reuters)

Arsenal fue con lo que le quedó, con más desesperación que el fútbol mostrado en la primera mitad y prácticamente encomendado a Özil, que tomó las riendas ante la merma de Wilshere y Alexis. Y de tanto empujar a unos Blues replegados, llegó la recompensa en tiempo de descuento. Bellerín, que había cometido el penal del 1-1, se redimió al capturar un rechazo corto de la defensa visitante y poner la pelota fuera del alcance de Courtois, que vio resignado como su estirada fue estéril. Sin embargo, la acción no terminó ahí, porque una desconcentración inconcebible en la última línea del dueño de casa pudo haberle costado la derrota. Un pelotazo picó entre medio de los centrales y Morata los anticipó para irse al gol, aunque en el duelo con Cech la definición del español dejó demasiado que desear. En el rebote, la suerte estuvo del lado local porque Zappacosta empalmó perfectamente un derechazo que fue a dar al medio del travesaño de un vencido arquero local. Fue un 2-2 súper entretenido, no obstante ninguno puede sacar demasiado de él, puesto que Chelsea perdió el segundo puesto a manos de Manchester United y Arsenal se alejó ya a cinco unidades de la zona de Champions League. Uno de los tantos derbies londinenses terminó esta vez sin un vencedor. 

Bellerín le salvó la ropa a su equipo en el final. El lateral, de floja campaña, había concedido previamente un penal, pero hoy se redimió con un golazo agónico que decretó el 2-2. (Foto: Emipics Sport)

 

Foto destacada: Chelseafc.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*