Premier League: Swansea respira, Hull se hunde

En la ardiente lucha por no perder la categoría, los Swans le ganaron 1-0 a Everton en Gales y pudieron salir del antepenúltimo lugar, depositando ahí a unos Tigers que cayeron sorpresivamente 0-2 ante el ya descendido Sunderland y perdieron su invicto de local en 2017. Mirá todo lo mejor de una jornada 36 llena de goles.

En un día sábado donde lo principal de la fecha estuvo en el Etihad, con la victoria 5-0 de Manchester City ante Crystal Palace, hubo otros encuentros que completaron la jornada 36 de Premier. En la zona de abajo hubo novedades, ya que Swansea sorprendió a Everton y le ganó 1-0 como local para así salir del descenso directo, lugar al que volvió Hull City tras su también inesperada caída 0-2 ante el ya descendido Sunderland. En los otros encuentros, Leicester se aseguró un año más en Premier al golear 3-0 a Watford, mientras que Bournemouth y Stoke se repartieron puntos en un entretenido 2-2 en el Vitality Stadium, al igual que Burnley y West Brom lo hicieron en Turf Moor. Leé lo mejor de cada duelo.

Los Swans salieron a flote

En el Liberty Stadium, el Swansea tenía la oportunidad de salir del descenso directo luego de la caída de Hull City. Enfrente estuvo un Everton que llegó con seguridad de ya estar al menos en Europa League pero a su vez con la necesidad de sumar para no perder sus pocas esperanzas de Champions. Tras una media hora pareja que mostró más fricción que fútbol, el cuadro galés logró la ventaja en su primer avance serio. Jordan Ayew se tiró a la izquierda y buscó el mejor momento para sacar un centro bombeado que Fernando Llorente mandó a la red de cabeza. Es el decimotercer tanto del surgido en Athletic Bilbao en su primera campaña en Inglaterra. Tras el 1-0, el equipo local se motivó y generó una nueva oportunidad. Gylfi Sigurdsson sacó un centro que cruzó toda el área y le cayó a Alfie Mawson para el segundo, pero Mason Holgate realizó un cruce salvador para sacarle el tanto justo a tiempo. Justo antes del descanso el local volvió a pasarle cerca al segundo: Ayew no dio el balón por perdido contra la línea y asistió a Martin Olsson, que proyectado en ataque sacó un zurdazo elevado por encima del arco.

El festejo de Llorente, que permitió hoy que su Swansea salga del descenso. Sus trece goles son invaluables para las ilusiones galesas de quedarse. (Foto: @SwansOfficial)

En el arranque de la segunda mitad fueron los Swans los que nuevamente tuvieron la chance de ampliar, con un remate al palo de Ayew tras recolectar una serie de rebotes en el área del Everton. Pese a esa oportunidad, el partido empezó a jugarse cada vez más tiempo en el campo de los locales, que empezaron a jugar el peligroso juego de defenderse cerca de su área. Sin embargo, los Toffees estuvieron lejos de inquietar seriamente a Lukasz Fabianski y recién lo hicieron cuando Romelu Lukaku desenfundó un zurdazo lejano que el polaco contuvo sin problemas. A pesar de estar replegado en su campo, Swansea contó con una opción más en un córner cabeceado por el argentino Federico Fernández que fue desviado a córner oportunamente por un defensa visitante. Los últimos minutos pasaron no sin sufrimiento para los galeses, que soportaron los centros de un Everton que encontró algo más de profundidad en el final pero no pudo vulnerar a un rival que respiró aliviado con el pitido del árbitro, ya que permanecerá fuera de la zona de descenso hasta la semana que viene.

Hull cayó ante Sunderland y volvió a la zona roja

El KC Stadium albergó un encuentro cumbre para el local, que enfrentó al descendido Sunderland, que impensadamente terminó con su invicto de local en 2017. Los primeros momentos fueron favorales a la visita, que tuvo la primera con un cabezazo de George Honeyman tras que Billy Jones le pusiera un muy buen centro. Pese a eso, el local se acomodó en el encuentro, lo emparejó y generó peligro. Luego de un desborde de Kamil Grosicki, Abel Hernández se la bajó a Sam Clucas, cuyo remate con destino de gol fue salvado por una gran estirada de Jordan Pickford. Sobre la media hora, los Tigers volvieron a aproximarse mediante un disparo de Harry Maguire apenas desviado. El dueño de casa debió haber tenido un penal a favor cerca del descanso, pero el juez Neil Swarbrick obvió una mano en el área de John O’Shea. La segunda parte comenzó palo y palo, con chances claras para ambos. La visita tuvo un mano a mano de Jermain Defoe ante Eldin Jakupović que el arquero logró ganar, mientras que Hull estuvo a punto de abrir la cuenta a través de Alfred N’Diaye, pero el senegalés se perdió un gol increíble debajo del arco tras un centro puntual de Grosicki.

La desazón es toda de Marco Silva, quien no puede creer que tras las chances que tuvo su equipo el partido se le haya escapado. Para colmo, el DT perdió su invicto personal como local desde 2014. Duro… (Foto: Getty Images)

El local siguió empujando y volvió a hacer lucir a Pickford, quien despejó un cabezazo de Lazar Marković por sobre el travesaño. Pese a que el dueño de casa era mejor, Sunderland sorprendió a todos a veinte del final. Un córner de Sebastian Larsson fue peinado en el primer palo por O’Shea y rematado al fondo por Jones para establecer el 1-0. Del otro lado la urgencia empezó a gobernar las piernas de los de Marco Silva, que volvieron a estar cerca cuando Andrew Robertson ganó un balón dividido y encontró a Oumar Niasse, pero el senegalés no estuvo fino en su remate. A diez del final, un llegó un centro del propio Niasse para Hernández, que anticipó a su marcador y obligó a Pickford a realizar una gran tapada para sostener el 1-0 de su equipo. No había caso para un Hull que siguió la búsqueda del empate, aunque la desesperación se apoderó de los futbolistas y los perjudicó en la terminación de los ataques. En el final, cuando las ilusiones de al menos empatar estaban cerca de esfumarse, llegó el golpe de gracia para los Tigers. Un tiro libre de Larsson, en teoría inofensivo, sirvió para que Defoe conecte a gol –claramente adelantado- y defina el encuentro para los Black Cats. Los locales no pudieron descontar ni siquiera en la última, con un cabezazo de Andrea Ranocchia salvado en la línea por Larsson y culminaron su invicto de local, así como el de su técnico Silva, que no perdía en casa desde 2014 cuando dirigía al Estoril (exactamente 41 partidos). El Hull está ahora en zona de descenso, un punto debajo de Swansea.

Defoe se destapó tras casi dos meses sin marcar y sentenció un triunfo para Sunderland, que al menos se va de la Premier con algún consuelo. (Foto: PA)

Leicester y una goleada para terminar cómodo

El último campeón disfruta de sus últimos días en esa condición ante la inminente conquista de Chelsea y en el día de hoy se aseguró su permanencia en Premier por un año más, algo que en un momento estuvo en serio riesgo, goleando en el King Power Stadium al Watford. El local tuvo las mejores opciones en los primeros veinte minutos y por poco no alcanzó la apertura a los diecinueve, cuando en una jugada preparada de tiro libre Riyad Mahrez, que cumplió cien partidos con la camiseta de Leicester, habilitó a Jamie Vardy y éste metió una pelota al medio que Adrian Mariappa, en un intento de despeje, impactó contra el palo de su propia valla. Poco después casi ocurre una acción similar, ya que Christian Kabasele despejó en dirección a su arco un centro de Christian Fuchs, pero Heurelho Gomes estuvo atento para evitar la “catástrofe”. El duelo se emparejó llegando a la media hora y Watford comenzó a inquietar a partir de la amplitud de sus carrileros. Primero fue Stefano Okaka quien aprovechó un mal despeje de Yassine Benalouane para sacar un disparo que fue despejado por Kasper Schmeichel. El arquero danés -de quien se rumorea que podría seguir los pasos de su padre en Manchester United- volvió a aparecer a los treinta y cinco para enviar a córner un disparo lejano de Tom Cleverley.

Fue entonces cuando los Foxes, respondiendo mediante el balón parado, lograron un gol que a la postre fue clave en el desarrollo. Un córner jugado en corto derivó en un centro de Danny Drinkwater y posteriormente en el gol de Wilfried Ndidi, que capturó el borbollón en el área que causó el envío de su compañero para decretar el 1-0. Fue desde allí que Leicester edificó su victoria, ya que comenzó el segundo tiempo siendo más sólido y, tras un intento de Vardy salvado por Gomes, llegó el 2-0. A los trece, Vardy peinó un saque de arco de Schmeichel, Mahrez anticipó a un dubitativo Mariappa, se internó en el área y definió por entre las piernas del arquero. El local siguió manejando el partido con comodidad e incluso pudo haber caído otro tanto, ocho minutos después mediante una corrida de Vardy, pero el atacante volvió a perder en su duelo frente a Gomes. Del otro lado solamente hubo un remate lejano de Cleverley nuevamente despejado a córner por un solvente Schmeichel. Finalmente, ya en tiempo de descuento, la victoria se transformó en goleada: Vardy, sin goles pero de gran contribución, manejó el último ataque y tras hacer la pausa habilitó a Marc Albrighton, quien llegando desde atrás puso el definitorio 3-0. Buen triunfo de Leicester, que sepultó sus chances matemáticas de bajar de categoría y buscará ahora terminar lo más arriba que pueda.

Mahrez brilló en la tarde de hoy y, para festejar sus 100 partidos, consiguió el segundo de los tres que su Leicester le endosó a Watford para asegurarse la permanencia. (Foto: @PremierLeague)

Bournemouth lo empató en el final

En el Vitality Stadium, los Cherries y un Stoke City que no venía nada bien como visitante –seis juegos sin ganar ni hacer goles en esa condición- protagonizaron un entretenido partido. El visitante manejó el balón y las acciones en el inicio, aunque le costó elaborar acciones de riesgo. Del otro lado, los Cherries avisaron con la primera situación del encuentro: una gran jugada por dentro de Bournemouth entre Junior Stanislas y Adam Smith derivó en un remate del lateral que se estrelló contra el palo. Pese a recibir ese anuncio, los Potters no se amilanaron y continuaron siendo los mejores, lo que permitió que las chances empiecen a caer. Primero, Marc Muniesa capturó un rechazo y probó desde lejos con un disparo que Boruc desvió al tiro de esquina, mientras que a los treinta y uno, córner de Arnautovic que Lys Mousset peinó sin intención contra su propio arco, decretando el 1-0 de un Stoke que con ese tanto quebró una pésima racha de casi diez horas sin marcar como visitante. El local buscó reaccionar y tuvo la última antes del descanso, pero Joshua King falló su disparo al conectar el envío de Stanislas.

En la segunda mitad la historia parecía cuesta arriba para los de Eddie Howe, puesto que les costó demasiado transformar su manejo de pelota en peligro e incluso pudieron haber recibido el segundo a los quince minutos, cuando Joe Allen le sirvió un centro a Arnautovic y éste cabeceó por arriba. Sin embargo, los Cherries respondieron inmediatamente a esa oportunidad con el gol del empate. Smith desbordó y sacó un centro raso que encontró la llegada de Stanislas de frente al arco para poner el 1-1 -con una dejada excelente de King sin tocar el balón en el medio-. A menos de veinte del final llegó un envío desde la derecha de Geoff Cameron que Arnautovic bajó en dirección de Mame Diouf, quien acomodó el cuerpo ante la embestida del defensor y logró sobrepasar la resistencia de Boruc con su definición. Faltando nueve, llegó el empate de los Cherries en una jugada muy polémica. Smith volvió a desbordar por derecha y le puso el balón en la cabeza a Afobé, cuyo testazo fue desviado en el camino por un King que se encontraba en offside –algo ignorado por el juez de línea-. Pese a las protestas, el juez Paul Tierney convalidó el tanto y las cosas quedaron 2-2 al final entre estos dos equipos que ya no luchan por nada, pero que buscarán finalizar lo más arriba posible.

Tablas en Turf Moor

El duelo entre Burnley y West Brom no tenía demasiados alicientes para ninguno de los dos, aunque terminó siendo un entretenido juego en la segunda mitad. En lo que fue la primera parte se vio poco por parte de los dos, aunque fue al dueño de casa le correspondieron las chances más claras. Sam Vokes conectó un centro de George Boyd, motivando una salvada con el pie de Ben Foster mientras que más tarde fue James McClean quien salvó a la visita de recibir un tanto al bloquear con lo justo el disparo de Scott Arfield. La segunda parte volvió a tener a los Clarets como protagonistas, con un cabezazo elevado de Arfield tras un córner de James Tarkowski y otro del propio Tarkowski. A los once llegó finalmente el 1-0 merecido por el local, en una combinación entre sus dos hombres de área. Ashley Barnes hizo la diagonal, aguantó la carga del defensor y le sirvió el tanto a Vokes, que llegó a su tercer gol consecutivo. Sin embargo, la ventaja no le duró demasiado a los de Sean Dyche ya que diez minutos después el West Brom alcanzó la igualdad. Tras un córner en donde Craig Dawson metió un cabezazo en el travesaño, la jugada se reseteó con un cambio de frente hacia el sector izquierdo donde McClean desbordó y sacó un centro que el venezolano Salomón Rondón aprovechó para empatar, cortando una sequía personal de cinco meses.

Salomón Rondón venía peleado con el arco, pero logró cortar la sequía tras cinco meses y su tanto sirvió para el empate de sus Baggies. (Foto: @PremierLeague)

El encuentro se activó definitivamente tras ese gol y ambos tuvieron sus chances con pelota parada. Burnley fue incapaz de adelantarse luego de que ningún futbolista pudiera empujar un enorme embrollo en el área de West Brom. Los Baggies, en contraparte, sí fueron efectivos a doce del final: Dawson volvió a ganar de cabeza luego de un córner de Chris Brunt, esta vez para estampar el 2-1 y establecer lo que parecía victoria visitante, el elenco que más goles de pelota quieta hace en Premier, con 19. No obstante, los Clarets jugaron una última carta en lo que fue el duelo de los balones parados. El goleador Vokes le ganó a una salida apresurada de Foster y, de cabeza, acentuó su racha positiva para decretar el 2-2 definitivo. El local no está salvado, pero le bastará con sumar en la próxima jornada para asegurarse un año más en Premier, mientras que por el lado de los Baggies el objetivo es mantener la octava plaza, acechada ahora por Leicester y West Ham.

Foto destacada: Swanseacity.net (@SwansOfficial)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*