Punta de Manchester

El City vapuleó a Liverpool 5-0 en el partido estrella de la jornada y, aprovechando el 2-2 del United en casa del Stoke City, lo alcanzó en la cima con diez unidades. El Kun Agüero se anotó en el score para transformarse en el mayor anotador no europeo en la Premier. Además, Arsenal y Tottenham golearon 3-0 a Bournemouth y Everton, mientras que Chelsea ganó 2-1 en su visita a Leicester.

Antes del parate por fecha FIFA, la Premier era gobernada en soledad por un sólido Manchester United, que con puntaje perfecto se había despegado de los otros diecinueve equipos. Sin embargo, ese récord tuvo un parate en esta tarde de sábado y el panorama de la liga inglesa ahora tiene también a sus rivales de ciudad compartiendo la cima. Y es que el Manchester City dio la nota de la jornada en el inicio de la misma al aplastar por 5-0 a un Liverpool que venía con buenas sensaciones tras haber goleado a Arsenal en la anterior fecha. El partido, pese al abultado score, tuvo un desarrollo más parejo en el inicio pero una incidencia clave iba a torcer la historia completamente en favor de los de Pep Guardiola. En el primer cuarto de hora, los Reds se animaron e inquietaron por la derecha, pero Mohamed Salah no estuvo preciso finalizando las acciones. Del otro lado, David Silva, y sobre todo Kevin De Bruyne, empezaron a detectar algunos espacios a espaldas de los volantes para generar peligro. Un par de disparos del mencionado belga y de Sergio Agüero antecedieron a la apertura del marcador, a los veinticuatro. De Bruyne recolectó una pelota perdida y habilitó magistralmente a Agüero para que el Kun decretase el 1-0 y su gol 124 en Premier, estableciéndose así como el máximo goleador no europeo.

Kun Agüero sigue haciendo historia en la era Premier, superando a Dwight Yorke como el máximo goleador no europeo de la competición. Además, le marcó seis goles a Liverpool en sus últimas seis visitas a Anfield. (Foto: @ManCity)

La ventaja estableció las condiciones de los Citizens, que tuvieron en Gabriel Jesús el segundo, pero pero lo que realmente le simplificó el partido al cuadro local fue la expulsión de Sadio Mané a los treinta y siete minutos. El senegalés fue de manera imprudente a disputar un balón con el arquero Ederson Moraes y le provocó un fuerte golpe que terminó sacando del campo al guardameta, que fue reemplazado por Claudio Bravo tras ser atendido durante un buen tiempo. Esos largos minutos de adición que tuvo la primera parte le permitieron al City ampliar la ventaja antes de irse al descanso: otra vez apareció De Bruyne, esta vez por izquierda, para colocarle un preciso centro a la cabeza a Gabriel Jesús y que el brasileño decrete el 2-0. Con el trámite en su favor, los de Guardiola aprovecharon para presionar el acelerador con el objetivo de dar un golpe sobre la mesa, y vaya que lo hicieron. En el inicio del complemento Fernandinho encontró otro pase entre líneas para Agüero, que fue muy generoso y le cedió el tanto a Gabriel Jesús. Con el 3-0 y algunos cambios posicionales, además del ingreso de Leroy Sané, el City comenzó a taladrar a los Reds por izquierda con las subidas de Benjamin Mendy, recurso con el que cayó el cuarto a falta de trece minutos. Desborde y centro al medio del ex Mónaco para el gol de Sané, que en tiempo de descuento le puso la frutilla al postre mediante un zurdazo exquisito que se colgó del ángulo de Mignolet. Goleada importante para los Citizens, que se suben al tope de la liga para acompañar a sus archirrivales.

Manchester United pretendía seguir con su registro perfecto en su visita a Stoke City, pero las chances desperdiciadas le terminaron pasando factura al equipo de José Mourinho en un partido muy cambiante. Los Red Devils mostraron sus armas cuando encontraron espacios con los desmarques de Romelu Lukaku y Marcus Rashford, que obligaron respuestas de Jack Butland -una de las figuras-. Del lado local, lo más inquietante estuvo en un par de remates lejanos de Xherdan Shaqiri, pero pese al menor peligro generado supo encontrar la apertura del marcador. A los cuarenta y dos, Mame Diouf recibió por derecha y sacó un centro al área chica que Eric Choupo-Moting conectó a la red para sorpresa de propios y extraños. No obstante, el United se recuperó antes del descanso mediante la pelota parada. Paul Pogba ganó de cabeza en un córner tras una peinada en el primer palo de Nemanja Matić y el balón, tras dar accidentalmente en su compañero Rashford, se metió en el arco al confundir a Butland.

La segunda mitad continuó mostrando paridad en el inicio, pero el conjunto visitante volvió a pegar a los diez minutos y se puso en ventaja. Henrikh Mkhitaryan volvió a anotarse una asistencia cuando encontró la diagonal de Lukaku que, tras no poder ante Butland en la primera, empujó a puerta vacía en el rebote. Stoke, sin embargo, no se amedrentó y logró inquietar primero y empatar después. Jesé Rodríguez lo tuvo en una jugada similar a la del primer gol local, pero esta vez David De Gea le negó el tanto. Sin embargo, el español poco pudo hacer en la jugada siguiente, ya que Choupo-Moting apareció por el segundo palo y estampó un cabezazo imparable, decretando el 2-2. A partir de la igualdad fue todo del United, que hizo todo el gasto para intentar ganarlo aunque sin la precisión necesaria. Lukaku mandó por arriba un buen centro de Antonio Valencia, mientras que en la última del partido Butland salvó lo que pudo haber sido un gol en contra de Kurt Zouma. Igualdad con sabor a poco para los de Mourinho, que desde que Alex Ferguson se retiró (2013) no pudo ganar nunca visitando al Stoke y ahora comparten la cima con su vecino de Manchester.

Pese a su gol, Lukaku no pudo conseguir que el United siga con récord perfecto en su visita a Stoke-on-Trent. (Foto: @ManUtd)

Arsenal, por su parte, se sacó el mal sabor de haber sido goleado ante Liverpool con una victoria sin atenuantes ante un Bournemouth que todavía no pudo puntuar en estas cuatro fechas. A pesar de no tener a Alexis Sánchez desde el inicio, las cosas se encaminaron para los Gunners con gol rápido de Danny Welbeck, quien conectó de manera poco ortodoxa un muy buen centro de Sead Kolasinac a los cinco minutos. A partir de la ventaja, los de Arsène Wenger manejaron el partido y tras avisar con un tiro libre de Mesut Özil que Asmir Begović despejó impecablemente, llegó al 2-0 antes de la media hora de juego. Özil profundizó con Alexandre Lacazette y éste jugó un uno-dos con Welbeck antes de clavar la pelota en un ángulo tras ingresar al área. Los locales pudieron haber ampliado, primero con Lacazette y luego con Kolasinac, pero el tercer tanto se hizo esperar hasta el complemento. A los cinco del segundo tiempo, Aaron Ramsey condujo un ataque y abrió el balón a la izquierda para un Welbeck que no perdonó y redondeó cifras para el equipo gunner. Victoria necesaria de un Arsenal dolido, que encamina un poco su destino en Premier League de cara a una semana difícil en donde debutará ante el Köln por Europa League para luego visitar a Chelsea en un duelo clave.

Welbeck, con doblete y asistencia, fue el hombre de la tarde en el Emirates. Arsenal encontró una goleada para aliviar su mal momento. (Foto: @Arsenal)

Otro de los animadores que tuvo una tarde positiva fue Chelsea, que en su visita al King Power Stadium salió victorioso ante Leicester. Pese a un buen arranque en el que Álvaro Morata tuvo su chance, repelida de buena manera Kasper Schemeichel, los Blues estuvieron a punto de tener que remarla desde atrás cuando un contragolpe de los Foxes llegó a los pies de Islam Slimani, sin embargo Thibaut Courtois apareció en toda su expresión para salvar al visitante. Y cuando perdonás a Chelsea, es probable que ellos no te perdonen. Como ante Everton, una nueva conexión entre César Azpilicueta y Morata le dio a los de Antonio Conte la ventaja a poco del descanso. Un centro preciso del stopper derecho fue culminado con un gran anticipo ofensivo del ex Real Madrid, que decretó el 1-0. Esta ventaja se estiró ni bien inició el complemento mediante un goleador inesperado. N’Golo Kanté tomó la pelota en tres cuartos y sacó un disparo muy ajustado al palo que se hizo imposible de repeler para Schemeichel. Una presión de Demarai Gray sobre Azpilicueta generó una cesión arriesgada del defensor para Courtois, que terminó cometiéndole penal a Jamie Vardy en su intento por llegar primero al balón. El propio goleador se hizo cargo del penal y batió al belga para poner 1-2 a su equipo con media hora por delante. Los de Craig Shakespeare tuvieron tiempo y fueron con sus armas, pero los londinenses resistieron bien y pudieron llevarse de Leicester una valiosa victoria, su tercera consecutiva, para estar a tiro de la punta. En la próxima, recibirá al Arsenal.

Gran comienzo de campaña de Morata, con tres goles en cuatro encuentros. El español hace olvidar de a poco a Diego Costa. (Foto: @ChelseaFC)

Por su parte, Tottenham desplegó una muy buena performance en su visita a un Everton que solamente pudo sacar uno de los últimos nueve puntos -una difícil seguidilla ante City, Chelsea y los Spurs-. El equipo de Mauricio Pochettino pasó a manejar la iniciativa tras unos primeros minutos parejos, con Dele Alli y Christian Eriksen -como es costumbre- haciéndose responsables de generar peligro. Sin embargo, la apertura del marcador iba a llegar a partir de la inspiración de Harry Kane. El goleador, que venía atravesando una sequía de cara a puerta, tomó la pelota cerca del vértice del área y sacó un centro-arco que se le metió a Jordan Pickford por atrás. Cerca del entretiempo, llegó el 2-0 para unos Spurs que ya controlaban claramente la historia. Centro de Alli, llegada por atrás de Ben Davis salvada por Pickford y gol de Eriksen aprovechando el rebote. El cuadro londinense no se conformó con esta ventaja y salió a la segunda parte decidido a mantener su superioridad, actitud que fue recompensada con el 3-0 definitivo antes de los dos minutos. Kane abrió la pelota hacia Davis y fue a buscar el centro del lateral, que le puso un preciso envío que el inglés aprovechó anticipándose a una estática defensa visitante. Goleada con autoridad de un Tottenham que de a poco acomoda su funcionamiento y quiere volver a pelear por el título.

Harry Kane superó la sequía de agosto y, con un doblete, llegó a los cien goles en Tottenham. (Foto: @SpursOfficial)

En los demás resultados de la jornada, el Watford sorprendió a domicilio al Southampton de Mauricio Pellegrino. Un par de remates lejanos, uno en el primer tiempo y otro en el segundo, le dieron la victoria a los conducidos por Marco Silva en su visita al St. Mary’s Stadium. A diez minutos del descanso, Abdoulaye Doucuré tomó un rechazo de la defensa local y sacó un derechazo que se clavó por el palo lejano de Fraser Forster. En el complemento, sobre los veinte minutos, los Hornets completaron su victoria cuando Daryl Janmaat recibió un balón en tres cuartos y sacó otro disparo raso e imposible para el arquero local. Primera derrota de los Saints en la campaña, en tanto que Watford ha materializado un comienzo muy sólido y se acomodó a dos puntos de los líderes.

En el último de los encuentros, el Brighton alcanzó su primera victoria luego de su vuelta a la primera división tras 34 años. La víctima fue el West Brom, que a su vez perdió su invicto en el torneo. En un primer tiempo donde los Seagulls fueron superiores e incluso marcaron un gol que fue anulado por offside, la recompensa les llegó en la agonía de la parte inicial. Pascal Groß, el protagonista de la tarde, capturó un centro de Solly March y batió a Ben Foster por el primer palo. En el complemento, el mediocampista alemán volvió a participar de manera determinante en el juego: a los tres minutos, sacó un remate de media distancia inatajable para decretar su doblete mientras que a los dieciocho sacó un envío desde la izquierda que Tomer Hemed mandó a guardar para poner las cosas 3-0. A menos de quince del final, los Baggies achicaron la diferencia cuando Oliver Burke le bajó de cabeza un balón a James Morrison y el escocés la mandó al fondo para el 1-3 final. Victoria importante del Brighton, que dio a sus hinchas la primera satisfacción de la temporada.

Primera victoria del Brighton en liga, ante su gente, y luego de una larga ausencia. Quieren quedarse. (Foto: @OfficialBHAFC)

En lo último de la jornada, hoy domingo hubo dos enfrentamientos entre elencos que apuntan a quedarse. Burnley se hizo fuerte en casa, como en la temporada pasada, y superó 1-0 a un Crystal Palace que continúa sin encontrar el rumbo en este inicio. Un rápido gol de Chris Wood a los tres minutos, aprovechando un error en la entrega de Lee Chung-Yong y una precipitada salida del arquero Wayne Hennessey, le dio el triunfo a los Clarets, que suman siete unidades. Por otra parte, Newcastle de Rafael Benítez se llevó un valioso 1-0 de Gales con un cabezazo del capitán Jamaal Lascelles a quince minutos del final. En un encuentro parejo, donde ambos tuvieron sus oportunidades nítidas -sobre todo en el complemento-, el defensor fue vital ya que no solamente marcó el gol definitivo sino que unos minutos antes le negó la anotación a Tammy Abraham al despejar su definición sobre la línea, en lo que fue la más clara para los Swans. Segundo triunfo al hilo de los Magpies para irse a seis puntos y permitirse pensar que la permanencia en Premier es más que posible.

 

Foto destacada: Mancity.com (@ManCity)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*