Mesut guió la vuelta al triunfo

Arsenal se acordó de sumar de a tres ante West Ham y lo goleó por 3-0 con tantos del distinguido Özil -que también sumó asistencia-, Walcott y Giroud. El argentino Emiliano Martínez ocupó el arco de unos Gunners que igualaron al Manchester United en el quinto puesto y están a cuatro unidades del City, con un partido más por jugar.

El Emirates volvió a acobijar a un Arsenal que necesitaba imperiosamente cortar su racha adversa de tres juegos sin conocer la victoria para no alejarse de las plazas de Champions League, premio consuelo que le queda a su decepcionante temporada. Del otro lado estaba un West Ham al que un espantoso mes de marzo -perdió los cuatro que jugó- lo llevó a tener que preocuparse por el descenso. En una primera mitad difícil para los de Arsène Wenger, con dificultades para generar situaciones claras, el duelo culminó igualado al descanso. Los Hammers inquietaron en un principio a través de un disparo desviado del argentino Manuel Lanzini, pero desde ahí los avances correspondieron solamente a un dueño de casa cuyos intentos se dieron generalmente por derecha, con Héctor Bellerín y sumando a Theo Walcott al área para acompañar al punta Danny Welbeck. Las participaciones en cuentagotas de Alexis Sánchez y Mesut Özil mermaron la calidad de los ataques de un Arsenal que tuvo un disparo pifiado de Welbeck en posición inmejorable y un remate bloqueado de Mohamed Elneny luego de un centro de Bellerín como oportunidades más claras.

La segunda parte fue distinta y Arsenal encontró más espacios ante una defensa rival que nunca se terminó de acomodar bien al encuentro. La sociedad Alexis-Özil empezó a funcionar con mayor fluidez y entre ambos construyeron el aviso previo al 1-0, en el que un remate del alemán fue bloqueado in extremis por James Collins. Antes de la hora, en una incursión fallida por la derecha de Bellerín, Özil capturó el despeje de la última línea y sacó un zurdazo que le picó a un sorprendido Darren Randolph para transformarse en el primer gol del encuentro. El tanto le abrió el partido a un elenco de Wenger cuya producción de oportunidades claras incrementó fuertemente. Welbeck lo tuvo en dos ocasiones al ser habilitado por Walcott y Özil, pero el atacante no pudo vencer a Randolph en ninguna de ellas. Sin embargo, poco después cayó el segundo: Granit Xhaka inició una jugada que continuó con una magistral asociación entre Sánchez y Özil, el alemán llegó al fondo y le sirvió el 2-0 a Walcott mediante un preciso centro atrás que el inglés transformó en su décimo gol liguero. Del otro lado recién hubo respuesta a quince del final, con una aventura individual de Lanzini que su compatriota Emiliano Martínez -titular por las lesiones de Petr Cech y David Ospina- canceló mediante una gran atajada. Los Gunners todavía tenían algo más para decir en el duelo y, tras una increíble chance desperdiciada por Bellerín luego de ser asistido por Alexis, el ingresado Olivier Giroud recibió sobre el vértice derecho del área grande, se hamacó y colgó la pelota de un ángulo para sellar el 3-0 definitivo. Respiro para un Arsenal que no venía nada bien y ahora se acomoda mejor en la lucha por el top 4, lo que significa también un poco de aire para el aburmado Wenger a la espera de la decisión que tome sobre su futuro.

Se debía un partido así. Özil, con gol y asistencia, fue clave en la vuelta al triunfo de los Gunners, que no se rinden en la lucha por entrar a Champions. (Foto: Getty Images)

Resumen del partido:

https://www.youtube.com/watch?v=tTQ0VRPfa2Y

Southampton frenó la marcha del Palace

En el St. Mary’s Stadium, un elenco del sur inglés que navega cómodo por la mitad de la tabla le puso un freno a la racha de cuatro victorias seguidas de un Crystal Palace que pretendía seguir sumando para alejarse aún más del descenso. El inicio favoreció al local, que de la mano de Shane Long tuvo la apertura en dos oportunidades, pero el irlandés no tuvo su tarde más precisa de cara al gol. Pasado el cuarto de hora de juego, los Eagles emparejaron el duelo y generaron la más clara a través de un disparo de Luka Milivojević que se estrelló contra el poste. En media hora de juego, el visitante alcanzó la ventaja a través de una buena acción colectiva construida entre Wilfried Zaha y Andros Townsend que culminó con un centro puntual de éste último para Christian Benteke, quien marcó el 1-0. A pesar de estar abajo en el marcador, los Saints se repusieron justo antes del descanso y lograron igualar. Un centro de Steven Davis cruzó el área visitante y alcanzó la posición de Nathan Redmond, quien decretó el 1-1 con un remate algo mordido que descolocó a Wayne Hennessey.

En el arranque de la segunda mitad las oportunidades estuvieron repartidas y cualquiera pudo haberse puesto arriba. El visitante lo tuvo a través de Martin Kelly, que estampó un tiro contra el palo luego de que Benteke le bajara el balón dentro del área, mientras que del otro lado Long desperdició un claro mano a mano ante Hennessey tras ser habilitado por Dušan Tadić. Sobre el cuarto de hora final la cancha se inclinó para el dueño de casa, que fue con más entereza y lo tuvo nuevamente cuando Redmond tiró un pase atrás hacia Davis, pero el derechazo del norirlandés fue despejado sobre la línea por Mamadou Sakho. Sin embargo, el esfuerzo del conjunto de Claude Puel se vio recompensado a siete del final con un tanto protagonizado por dos hombres poco acostumbrados. Redmond se tuvo fe, desbordó por izquierda y su centro fue desviado por Jack Stevens, lo que permitió la llegada por el segundo palo de Maya Yoshida para el 2-1. Si, entre los dos centrales locales se construyó la victoria del Southampton, que dos minutos después fue decorada por James Ward-Prowse, quien apareció como un delantero para conectar el centro de Cedric Soares y darle a su equipo la décima victoria en la campaña.

El japonés Yoshida se animó y terminó consiguiendo el determinante segundo tanto de los Saints, que ganaron tres de los últimos cinco. (Foto: @PremierLeague)

Los Tigers dejaron la zona roja

De la mano de Marco Silva, el Hull City sigue levantando y con su victoria ante Middlesbrough han alcanzado, por ahora, el tan ansiado objetivo de salir de la zona de descenso directo. En un primer tiempo muy entretenido en donde se mataron a goles, fue el Boro el que sorpresivamente encontró la ventaja a los cinco minutos, justo después que al local le anularan por offside la conquista de Oumar Niasse. El explosivo Adama Traoré logró meterse en el área local y sacar un buscapié que fue conectado a gol por Álvaro Negredo entrando por el segundo palo. Los Tigers, sin embargo, no dejaron pasar demasiado antes de igualar, ya que a los trece minutos Lazar Marković capturó un borbollón en el área para decretar el 1-1. Luego de avisar a través de un tiro libre de Abel Hernández, el dueño de casa se puso arriba en el marcador por medio de uno de sus fichajes ‘estrella’ del mes de enero. Niasse quedó de frente al arco luego de que Hernández le bajara un balón largo y sacó un derechazo imparable para Víctor Valdés. Esa ráfaga del conjunto atigrado trajo consigo otro tanto, esta vez del uruguayo Hernández al conectar un centro de Kamil Grosicki para decretar el 3-1.

Lejos estuvo de ser esa la última emoción de la primera etapa, debido a que Middlesbrough se animó y, tras un cabezazo que Eldin Jakupović le tapó a Rudy Gestede, llegó al 2-3 por intercesión de Marten De Roon, quien aprovechó la pasividad en la marca del local en un córner y le puso picante al encuentro. A pesar de lo interesante que pintaba la segunda parte, ésta fue decepcionante en comparación con la etapa inicial y no presentó demasiadas chances. El Hull se vio disminuido por la salida de Hernández a causa de una lesión y tuvo menos fluidez que en los primeros cuarenta y cinco minutos, mientras que el Boro mostró sus carencias de siempre a la hora de inquietar al oponente. Dentro del ritmo bajo y la monotonía, el dueño de casa halló un tanto de pelota parada que decidió el pleito en su favor: un tiro libre al segundo poste de Andrew Robertson encontró la aparición por detrás de Harry Maguire, quien con un potente testazo estampó el 4-2 final. Victoria fundamental para unos Tigers que han resucitado de la mano de Silva, están oficialmente afuera del descenso -dejaron allí al Swansea- y están más vivos que nunca en la lucha por no bajar.

Maguire, uno de los líderes de esta remontada anímica del Hull, estampó el definitivo 4-2 con el que los Tigers salieron del descenso directo. (Foto: @PremierLeague)

Foto destacada: Premierleague.com (@PremierLeague)


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*