Victoria roja en Bournemouth

En los adelantos de esta fecha 35 por las semis de FA Cup, un Manchester United ya sin chances de pelearle el título al campeón City volvió al triunfo en el Vitality Stadium superando a Bournemouth por 2-0. El que no pudo hacer lo propio fue Tottenham, que sólo empató 1-1 en casa de Brighton. Chelsea, por su parte, se llevó un valioso 2-1 de Turf Moor ante Burnley y sueña remotamente con la Champions.

Luego de entregar el título al City con una derrota en casa frente al colista West Brom, el Manchester United tenía un doble objetivo en su duelo frente a Bournemouth: limpiar un poco esa pálida imagen de hace unos días y conseguir una victoria que le devuelva un poco de confianza de cara al duelo con Tottenham por semis de FA Cup. Fue por ambas cosas que José Mourinho realizó nada menos que ocho cambios en el once titular, algo que terminaría dándole rédito. No obstante fueron los Cherries los que se mostraron mejor al inicio, generando zozobras en la última línea del United con pases profundos para Callum Wilson, que armó una buena ocasión cediéndole el balón a Jordon Ibe para un disparo recto al arco, fallado por el ex Liverpool. Ese arranque se disipó con cierta rapidez, y los Red Devils comenzaron a plantarse más en campo rival. El primer aviso fue una recuperación de Marcus Rashford culminada con un tiro cruzado que Asmir Begović envió a córner, y luego, desde ese tiro de esquina, se gestó la jugada que abrió el marcador. En la segunda acción de ese lanzamiento, Jesse Lingard buscó a Ander Herrera por el centro y éste le jugó una magnífica habilitación entre líneas para que el extremo llegase al fondo y encontrara a Chris Smalling, quien llegó antes que nadie a empujarla con el arco desguarecido.

Herrera y Smalling, dos protagonistas fundamentales en el primer gol del United, se saludan tras el 1-0. Los de Mourinho acumulan tres victorias seguidas de visitante. (Foto: @ManUtd)

Desde el gol hasta casi el final del encuentro los de Manchester no tuvieron demasiados problemas para controlar el juego, sin embargo hubo una jugada que pudo haber cambiado el curso del partido en favor del local. Joshua King avanzó por izquierda y sacó un envió ideal para la llegada de Wilson, sin embargo el delantero no pudo conectarla y acto seguido se quejó de un agarrón de Luke Shaw un poco difícil de ver. El partido le pedía otro gol a los de Mourinho y éste introdujo a Romelu Lukaku con ese objetivo. Así fue que a veinte del final, un contragolpe letal resolvió la historia para los Red Devils. Anthony Martial rebotó con Paul Pogba y éste condujo serenamente hasta que Lukaku le dibujara con una diagonal el camino al gol. El francés la soltó y el belga definió con categoría ante la salida de Begović, decretando el 2-0 final. Habiendo resignado la chance de pelear el torneo y sin Champions por delante, lo que le queda a los de Mourinho será intentar sostenerse hasta el final como escoltas y de paso llevarse la FA Cup para al menos gozar de un título esta temporada.

Tablas en el Falmer Stadium

En el primer duelo de la fecha 35, Brighton recibió a un Tottenham cuya cabeza en los cruces de semifinales de FA Cup que se le vienen frente a Manchester United, por lo que Mauricio Pochettino alineó a varios futbolistas no habituales. En un primer tiempo anodino el local comenzó un poco mejor e hizo trabajar un par de veces a Hugo Lloris en los primeros veinte minutos. Anthony Knockaert complicó con su movilidad, y un disparo suyo, además de un cabezazo de Lewis Dunk que Lloris contuvo con cierta dificultad, fueron lo más amenazante de los Seagulls. El visitante, por su parte, recién fue capaz de prosperar en ataque en los minutos finales de esa primera etapa. En primer lugar llegó un intento de larga distancia de Lucas Moura controlado por Mathew Ryan, mientras que en la última acción antes del descanso una buena combinación entre Harry Kane y Son-Heung Min, con posterior remate del surcoreano, hizo revolcarse al arquero australiano. Luego de esa etapa inicial con pocas emociones, el inicio del complemento trajo una ráfaga de cinco minutos en donde se dieron dos tantos que le pusieron emoción al duelo. Los Seagulls arrancaron dormidos, concediendo un error defensivo que derivó en el gol de los Spurs. A los tres minutos, Pascal Groß complicó a Gaetan Bong con un pase hacia atrás y luego el lateral se complicó aún más frente a la marca de Son, el extremo le robó la pelota, ganó la cuerda y consiguió centrar hacia atrás para un Kane que, con la mesa servida, solamente se aseguró de que su disparo fuera al fondo de la red.

Sin embargo, el dueño de casa reaccionó rápido y pudo contestar desde los doce pasos inmediatamente. Glenn Murray y José Izquierdo construyeron una buena pared, el colombiano se metió al área y fue derribado por Serge Aurier. El alemán Groß se hizo cargo de la ejecución exitosamente y restableció el empate. Quedaba un mundo por jugar en un duelo cuyo dominador fue Tottenham, sin embargo el elenco londinense fue incapaz de quebrar la paridad pese a su mayor posesión de pelota. Brighton, ordenado, sólo pasó sobresaltos en un par de jugadas. Un buscapié de Christian Eriksen en dirección a Lucas fue desviado a tiempo –y a la vez casi en contra de su valla- por Shane Duffy, en tanto que el argentino Erik Lamela, que ingresó unos minutos desde el banco, exigió a Ryan con un zurdazo potente que el australiano supo contener. No hubo mucho más para los Spurs de Pochettino, que podrían haber saltado provisoriamente al tercer puesto pero desaprovecharon la chance. Brighton acumula cinco sin ganar, pero continúa a ocho del descenso.

Los Spurs no pudieron triunfar en casa del Brighton, pero al menos vieron el retorno en plenitud de un Alderweireld que llevaba seis meses ausente. (Foto: @SpursOfficial)

 

Golpe blue en Turf Moor

El Burnley, que tiene la ilusión de arrebatarle el sexto lugar a Arsenal para acceder a lo que sería una histórica clasificación de Europa League, recibió en su casa a un Chelsea de temporada floja, con remotas chances de llegar a la Champions y que guardó algunos titulares para el cruce de semifinales de FA Cup. Los de Antonio Conte plantearon el partido para incomodar a su rival, apostando a un 3-5-2 que tuvo a Álvaro Morata y Olivier Giroud juntos más Pedro en una rara posición de interior, buscando balones largos y que los Clarets, desacostumbrados a la posesión, tuvieran que salir a buscar algo más arriba. Ese planteamiento le permitió a los Blues gozar de las chances más claras. A los diez minutos, Morata recibió un gran pase de primera e Giroud dentro del área, pero Nick Pope salvó a su equipo despejando el tiro con el pie. Luego de esa ocasión, el visitante se puso arriba con una ayuda de la suerte: un balón largo de Gary Cahill encontró la subida de Víctor Moses, que desbordó a Stephen Ward y sacó un centro que, por un desentendimiento entre Pope y Kevin Long, terminó involuntariamente adentro del arco. Los de Conte fueron por más y dispusieron de una nueva chance con Morata, nuevamente asistido por Giroud, pero el español nuevamente se encontró con Pope.

El abrazo a Moses tras la apertura del marcador. El nigeriano participó en los dos tantos de Chelsea ante los Clarets. (Foto: @ChelseaFC)

En la segunda mitad el partido se planteó de manera similar, algo que favoreció más a un Chelsea al que los espacios empezaron a aparecerle. En esos primeros instantes del complemento una recuperación y pase profundo de N’Golo Kanté dejó a Morata en posición de gol, pero la tarde del español –así como varios momentos de su temporada- estuvo desacertada y su definición no pudo encontrar el arco. Los Blues sufrieron más tarde esa falta de puntería, porque a los veinte minutos apareció la inesperada igualdad de un local que no podía entrarles. Johann Berg Gudmunsson recibió sobre la derecha, centró su posición y sacó un zurdazo que, guiado por la fortuna, se desvió en el atacante Ashley Barnes para luego transformarse en el 1-1. Pese al golpe, la reacción visitante fue casi instantánea y le valdría los tres puntos a posteriori. A veinte minutos para el final, un centro de Emerson Palmieri cruzó el área y le quedó a Moses, quien con un derechazo al primer palo estableció nuevamente la ventaja para el elenco londinense batiendo a un Pope de floja respuesta ante el intento del nigeriano. Burnley fue, pero no tuvo la pericia necesaria para siquiera inquietar a unos Blues que salen de una cancha difícil con tres puntos y la ambición de que esta escabrosa temporada suya termine lo mejor posible.

Los Saints y una igualdad que no les sirve

El restante duelo tuvo lugar en el King Power Stadium, con un Leicester que ya no juega por nada recibiendo al más que comprometido Southampton en un duelo que jamás terminó de activarse. El local fue el dominador en la primera mitad, pero no supo explotar la capacidad de sus hombres de arriba a la hora de generar peligro real. Algún destello de Riyad Mahrez y Kelechi Iheanacho sumado a un par de incursiones de Demarai Gray no fueron suficientes para inquietar a un visitante en una posición bastante conformista, que tuvo en un disparo de Cédric Soares su oportunidad más clara. El complemento no varió demasiado, porque Southampton no se animó a involucrar más elementos en ofensiva hasta los minutos finales y debido a que los Foxes tampoco le encontraron la vuelta a cómo lastimar a su oponente. La más clara de un flojo partido en general la tuvo Jamie Vardy, que recibió un gran balón largo de Marc Albrighton, pero su definición de primera se encontró con las manos de Alex McCarthy. Los Saints cortaron una racha de cuatro caídas seguidas, pero siguen sin ganar desde febrero de este año y Mark Hughes todavía no ha podido festejar en el banco del elenco del sur inglés. A cuatro puntos de la salvación y con doce en juego las cuentas todavía le dan, pero la reacción deberá ser inmediata.


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*